Este jueves, Flavio Mendoza fue el encargado de abrir la pista de Aquadance en Bailando 2018. Pero lejos de usar ostentosos vestuarios, el coreógrafo sorprendió cuando apareció disfrazado de Ariel, la Sirenita.

En la piel del mítico personaje de Disney, besó a Marcelo Tinelli, en un juego previo en el que participó el doctor Vicente Labonia porque Flavio adujo tener "un miedo terrible porque tragaba mucha agua. "¿Vos sabés primeros auxilios?", le preguntó al conductor.

"Hagamos de cuenta que me tropecé. Y enseguida al ser guiado por Labonia, Marcelo Tinelli no pudo evitar el beso que el creador de Stravaganza y Siddartha le dio en la boca. Para sorpresa de todos, el coreógrafo festejó como nunca lo que logró. Y luego llegó el momento de la performance.

Flavio Mendoza y Belén Pouchan la rompieron pese al tremendo golpe que se había dado en los ensayos el panelista de Los especialistas del show. El jurado destacó su presentación y logró la emoción de Laurita Fernández. Los cuatro calificadores coincidieron en la perfección de la coreo y lo puntuaron con el puntaje de 30 puntos. Difícil para superar para el resto de las parejas del certamen.

SEGUÍ LEYENDO