Murió Héctor “Toti” Maselli, histórico representante del “Puma” Rodríguez

La noticia la dio a conocer Luis Ventura en Fantino a la tarde. El manager argentino se habría suicidado en Miami, producto de una profunda depresión y acuciado por problemas económicos

La noticia del fallecimiento del manager del Puma Rodriguez (Fantino a la tarde)

Héctor “Toti” Maselli, histórico representante de José Luis “El Puma” Rodríguez, se habría suicidado esta tarde en su mansión ubicada en la ciudad de Miami. Según informó el periodista Luis Ventura en Fantino a la Tarde (América) el empresario habría tomado la decisión a raíz de un cuadro de depresión provocado por algunos inconvenientes económicos y la inactividad profesional provocada por la pandemia de coronavirus y el encierro.

De acuerdo al relato del periodista, Maselli “estaba espiritualmente muy mal”, motivo por el cual habría decidido quitarse la vida en su mansión de Estados Unidos. “Había tenido que hipotecar algunas propiedades para afrontar los compromisos contraídos”, agregó Ventura que informó que era propietario de una torre de departamentos en la Capital Federal

Para confirmar la noticia, el conductor de Secretos Verdaderos se comunicó con el reconocido animador Juan Alberto Mateyko, íntimo amigo tanto de Maselli como del cantante, que se excusó de salir al aire por encontrarse totalmente conmovido por el hecho. “Estaba quebrado”, reconoció Ventura. “Me dijo ‘no estoy en condiciones de hablar, no sé lo que puedo decir”; contó en referencia al reconocido animador.

José Luis "El Puma" Rodríguez
José Luis "El Puma" Rodríguez

Maselli era un personaje muy importante dentro del mundo del espectáculo y estuvo durante muchos años ligado a la carrera de José Luis Rodríguez. Fue un artífice de la proyección internacional del cantante, cuando le consiguió el papel protagónico en la telenovela Cristina Bazán, rodada en Puerto Rico, en la que fue su primera aproximación al lanzamiento continental.

Luego de una consagratoria actuación del Puma en Viña del Mar en 1981, aquel de la recordada batalla de egos con Julio Iglesias, Maselli comenzó a insistir en que el venezolano se radicara en Miami, para fijar allí su centro de operaciones y tener más a mano la conquista del mercado latino.

El representante también tuvo un papel clave en la desembarco del artista venezolano en territorio argentino. Cuando a principios de los ‘80 su nombre era sinónimo de éxito en el mundo de habla hispana, el reconocimiento en nuestro país se le hacía esquivo. La insistencia de Maselli, y el trabajo desde los medios de Mateyko, fueron cimentando una relación de amor incondicional entre el Puma y sus fanáticos que con el tiempo se hizo indestructible.

Maselli había nacido en Argentina y su apellido estuvo ligado desde siempre al mundo del espectáculo. Era hijo de Héctor “Toto” Maselli, productor general de La familia Benvenuto, entre otros éxitos, y hermano de Mario Maselli, que fue gerente de programación de Canal Ocho en Mar del Plata. Durante su trayectoria como representante, además del Puma Maselli trabajó con artistas de la talla de Marco Antonio Solís.


SEGUIR LEYENDO: