La entrevista de El Polaco a Natalie Pérez, a pura complicidad: “¿Sos romántica, cariñosa?”

“Compartimos el amor por la música” afirma la pareja que acaba de presentar “El regalo”, su primer tema juntos. Además en esta charla con Teleshow desmienten los rumores de romance que los vinculan y aseguran haberse visto solo tres veces

El Polaco y Natalie Perez a solas con Teleshow


En medio de rumores que los vinculan, El Polaco le pide disculpas y se hace cargo de ser el responsable de haber involucrado a Natalie Pérez en las especulaciones sobre un presunto romance entre ellos. “El problema soy yo, porque piensan que soy mujeriego. Entonces, todo lo que hago con una mujer es porque me la quiero…”, reflexiona el cantante en esta entrevista con Teleshow. “Sos lo más, Polaco”, le corresponde la actriz y música.

Con muy buena onda y un gran código entre ellos, Pérez desde su casa y Ezequiel Cwirkaluk -tal el verdadero nombre del Polaco- desde su auto, los dos se prestan a la charla para hablar de todo. Y hasta se animarán a entrevistarse entre ellos.

Cuentan que solo se cruzaron en tres ocasiones. La primera vez, cuando se conocieron en los estudios de El Trece, años atrás: compartieron algunas escenas de la tira diaria Las Estrellas, en la que Natalie interpretaba a una de las cinco hermanas protagonistas, mientras que el Polaco fue invitado especial en unos pocos capítulos. El año pasado, Pérez lo reemplazó en MasterChef Celebrity durante algunos episodios, cuando el cantante fue diagnosticado con coronavirus. Sin embargo, no llegaron a verse.

Los nuevos encuentros recién llegaron durante la grabación de su primer tema y video juntos, “El regalo”. Y por las invitaciones que surgieron en esta nota, puede ser la puerta hacia una nueva reunión pero esta vez juntos en el escenario, ya que ambos tienen fechas próximas con sus bandas.

“Compartimos el amor por la música”, dice ahora Natalie, que además cuenta que está disfrutando de la soltería aunque confiesa que siempre hay ganas de que aparezca alguien. Por su parte, el Polaco también desmiente los rumores sobre su nueva paternidad y cuenta que con su pareja, Barby Silenzi, están bien, aunque tienen “momentos y momentos”, como sucede en todas las relaciones.

El Polaco y Natalie Perez grabaron juntos "El regalo"


—¿Cómo surgió esta dupla musical entre ustedes?

El Polaco: —Le rompí los quinotos un par de veces... Le tiré: “tengo esta canción, ¿te parece?”. Dijo que sí, escuchó la canción. Le había mostrado otra medio cumbia, un cover, y le gustó esta. Yo fui el rompe quinotos.

—¿Una chica difícil de convencer Natalie?

Natalie: —No, justo… Fue así. Estaba lanzando el disco, salió lo de MasterChef. Se alinearon los planetas, y el Pola: “Che, estamos por hacer una canción”. “Estoy lanzando el disco, es imposible, ahora estoy a full”. ¿Te acordás que te dije? Y me mandó un par de canciones y dije: “Este es un temazo”. Y lo grabamos, grabamos el clip, todo, y salió.

—Salió y está buenísimo.

El Polaco: —Ella le puso lo suyo. Le agregó cosas a la letra y lo dejó espectacular. Le puso su parte y su voz; tiene una voz increíble.

—Me quedé con una frase del tema y del clip: “Vayamos de la mano, no quiero ir de a poquito”. ¿Les gustan las cosas de a poco, o son intensos y van a fondo?

El Polaco: —Ansioso, soy ansioso.

Natalie: —No, no se te nota (risas). Depende el momento de la vida en el que me encuentre. Supe ser ansiosa; supe mantener la calma. También es cómo te agarre.

—En esta dupla musical que armaron, ¿en qué se sienten parecidos y en qué se complementaron bien?

Natalie: —Compartimos el amor por la música, por las canciones. Eso es increíble.

El Polaco: —Y también cocinamos los dos muy bien (risas).

—Más allá de MasterChef, ¿se han cocinado? ¿Han probado la comida del otro?

El Polaco: —No, porque nos cruzamos solamente dos o tres veces. Cuando grabamos el videoclip, cuando participé en la serie y cuando grabamos la canción. Tres veces.


—¿Esperaban que después de trabajar juntos les adjudicaran un romance?

Natalie: —Nadie lo esperaba… Me dio un poco de bronca que la canción se viera opacada por esa situación, pero ya está, es la televisión.

—¿Sentís que son un poco las reglas del juego?

Natalie: —No sé. No conozco mucho las reglas. Siento que todo el tiempo están cambiando.

El Polaco: —La mayoría de las cosas que dicen en cuanto a mi persona, siempre son especulaciones para hablar de algo. La canción es romántica y capaz me acerco un poco a ella, como que le quiero dar un beso... Ya me gusta, ya… El problema, más que nada, es porque piensan que soy mujeriego. Entonces, todo lo que hago con una mujer es que me la quiero… Ahí está el problema. El problema soy yo. Ella no tiene nada que ver, es un 10. Así que te pido disculpas, Nati.

Natalie: —Sos lo más, Polaco.

El Polaco: —Es una hermosa mujer. Pero hasta ahí llego.

—¿Le pedís disculpas por la situación que se armó?

El Polaco: —Y... porque no tiene nada que ver. Está haciendo su carrera espectacular y le rompen las bolas por especulaciones, que nunca pasó un carajo, solamente porque el tema habla de romanticismo, amor y “te quiero hacer cuatro o cinco hijos”. Pero es una canción.

Natalie: —(Risas).

—Me quedo con los cuatro o cinco hijos: todos queremos saber si estás esperando un nuevo bebé.

El Polaco: —No, no. Se cerró la fábrica.

—Pero subiste un mensajito de “Se viene el varón”, que dio que pensar. Jugás un poco con eso, también.

El Polaco: —No. La foto (de Barby Silenzi) se vio linda entonces le pongo: “¿Se viene el varoncito?” Pero fue un chiste, se lee que es un chiste. No hay nada que anunciar.

—¿Cómo está la pareja?

El Polaco: —Está bien, como todos. Hay momentos y momentos en la pareja. ¡yo qué sé! Estamos bien.

—Natalie, ¿vos en qué andás? ¿Soltera? ¿Noviando?

Natalie: —Estoy disfrutando de la vida, de mi adolescencia (risas). Ahora estoy bien, tranquila. Hay una canción que dice: “Ay, qué lindo que es ser soltero” (risas). Bien, siempre hay ganas de que aparezca... Me encanta compartir, está buenísimo, pero el momento no llegó, no apareció.

El Polaco: —Una pregunta: ¿sos romántica?

Natalie: —Ni.

—Me gusta que se entrevisten entre ustedes. Polaco, te entrego la entrevista.

—Hola, Nati. ¿Cómo estás, querida? ¿Cómo sos en pareja? ¿Sos romántica, sos cariñosa?

Soy cariñosa, romántica normal. De 100% soy un 60, ponele.

—Y las canciones que escribiste, ¿se las dedicaste a alguien o se te ocurrieron en el momento?

—No, por supuesto que todas las canciones tienen una inspiración. Después, algunas se adornan con cosas irreales, pero siempre son para alguien.

—Ahora cambiemos los roles. Natalie entrevista al Polaco.

—Che, Pola, ¿de qué cuadro sos? (Risas). ¿Te vas a abrir un restaurante?

—Estamos en eso, trabajando con el Turco (García).

—¡Ese es el varoncito! ¡El restaurante!

—Estamos pensando en hacer algo con el Turco. Bien popular, locro. Por Villa Urquiza o Chacarita.

MasterChef, además de ser un éxito televisivo, tuvo mucho rebote en las redes tanto para bien como para mal, como sucede siempre en Internet. Polaco, sobre esto pienso en tu hija, Sol, y sus posteos sobre bullying y los ataques que recibió.

—Sol es una nena de 13 años muy madura. Tiene sus ideas centradas. Está expuesta de muy chiquita por sus padres (es hija de Karina La Princesita). Por nosotros y por ella. Aparece mucho en la tele y hay gente en las redes... Siempre que le puedo hablar, desde mi punto de vista, es que es gente que capaz nunca vas a conocer. Se esconden atrás de una red social para bardear. A mí me dicen de todo. El consejo que le doy es que no le dé bolilla. Como padre me da bronca porque veo gente que la lastima y el bullying es terrible, pero ella tiene que saber que es así.

Natalie: —La realidad de las redes sociales es que es todo mentira. No hay nada de verdad. No hay una cara sin filtro, no hay una foto sin retocar, no hay una foto de nadie triste. A la gente le gusta esa mentira y hay gente muy cruel del otro lado de la pantalla. No está bueno que nos acostumbremos a eso. Una nena de 13 años no tiene por qué sufrir ningún tipo de bullying. Cuando pasó todo este quilombito del Polaco me dijeron de todo. No lo podía creer. Ahí fue que dije “¡upa! ¿Qué onda? La gente es muy violenta”. No está bueno que nos acostumbremos a eso. En los adolescentes, sobre todo.

—Además del lanzamiento de “El regalo”, se viene fechas y giras cada uno por su lado. Natalie, arranca tu gira.

Natalie: —Tenemos dos fechas en el Konex el 20 de febrero. Polaco, ¿vas a venir a cantar o no?

El Polaco: —Si me invitas... Invitame.

Natalie: —(Risas) Tenemos que cantar “El regalo”. Dale, por favor.

El Polaco: —¿Cuándo ensayan? Hay que ensayarlo.

Natalie: —Hoy tengo mi primer ensayo. Te invitamos al próximo, en febrero.

El Polaco: —Ahí voy a estar. Va a ser un placer, pero tenés que venir conmigo a Rosario, al Broadway.

Natalie: —¿Cuándo tocas?

El Polaco: —El 26 de febrero.

Natalie: —Yo, el 27 en Rosario y el 28 en Córdoba.

El Polaco: —Venite un día antes. Yo voy al tuyo, pero vos tenés que venir al mío.

—¿Van a coincidir el mismo fin de semana en Rosario? ¿Ustedes saben el lío que se va a armar?

El Polaco: —¿Qué estás especulando? ¡Estamos hablando de gente que especula y estás especulando!

—No, les estoy advirtiendo. Soy testigo de que se están dando cuenta en el momento de esta casualidad… ¿Cómo te venís portando, Polaco?

El Polaco: —Me porto bien siempre. Seguís especulando. Dicen que soy mujeriego. No soy mujeriego. ¿Por qué mujeriego? Tengo 33 años y tengo un par de novias que fueron conocidas, nada más.

—Cuando estás de novio, ¿te portás bien?

El Polaco: —Sí, señora. Si no, de una me separo y hago la mía. Es lo mismo mentir que no mentir, y no mintiendo uno se siente bien. Si ya no hay amor, no hay. Se terminó lo que se daba y listo. Arranco con todo. Pero no. Hoy, soy un señor.

Mirá la entrevista completa

Seguí leyendo: