Kany García: “Si hubiera hecho una transición hacia lo urbano, no me la hubiese creído”

En entrevista con Infobae, la cantautora puertorriqueña habló sobre su nuevo disco "Mesa para Dos", en los que cuenta con invitados como Carlos Vives, Nahuel Pennisi, Mon Laferte y Pedro Capó, entre otros

Kany García cuenta cómo convocó a los invitados de "Mesa para dos", su nuevo álbum - #Personajes

Una cámara indiscreta viaja por los distintos ambientes de una casa y pone el ojo en sectores a los que no muchos pueden acceder: entre las sábanas, en la heladera y hasta en la piscina de dos mujeres que van con más, menos o nada de ropa, según el caso. También hay otro testigo, que aunque no pueda ver, siente, percibe y no corta el clima intimista. Al contrario: lo potencia sumando otros colores a través de su coro y el encordado cálido de su guitarra.

Son escenas del videoclip de “Lo que en tí veo”, primer corte de difusión de “Mesa para Dos”, último álbum de la cantante boricua Kany García. En cada track del disco, García está acompañada por distintos y variados artistas hispanoamericanos. En la canción y el clip en cuestión, el convidado es el argentino Nahuel Pennisi, mientras que la otra chica -tímida, algo esquiva a la cámara- es Jocelyn Trochez, su pareja.

Desde su residencia en Miami, donde se grabó esta pieza, Kany le reveló a Infobae parte de la cocina del videoclip: “Ella detesta las cámaras. Yo me río mucho porque la gente me la pide todo el tiempo ‘tómense otra foto, hagan un live juntas’… Si la conocieran, ni lo escribirían. Cuando mi equipo de trabajo me dijo ‘idealmente sería que Jocelyn salga en el video’, les dije: ‘No va a salir, sé que va a decir que no’. Pero creo que la pandemia ha vuelto locos a todos al mismo tiempo. Cuando se lo propuse, me respondió: ‘Sí, con tal de que me maquillen y me vea decente después de cómo he andado todos estos días, lo hago’. Y me quedé sorprendida”.

Mesa para Dos” es hijo del confinamiento. Así lo explica García: “En realidad, yo no tenía planes de sacar un álbum. Este año pensaba seguir girando. En febrero, yo tenía grabadas dos colaboraciones que eran para otro proyecto: Mon Laferte y Leiva. Pero el verme aquí encerrada, con todo el tiempo del mundo y que mis compañeros y compañeras también estaban con sus calendarios paralizados, me parecía una oportunidad perfecta para hacer este tipo de locura. Y claro, también los grandes retos que existen: que cada cual grabara desde casa y que el productor hiciera congruente la calidad de cada una de las grabaciones”.

Además de Pennisi, Mon Laferte y Leiva, del disco también participan Camilo, Pedro Capó, Carlos Vives, Goyo (de ChocQuibTown), Catalina García (Monsieur Periné), Carlos Rivera, Gusttavo Lima y Reik. “Soy el tipo de persona que no tengo un perfil de amigo. Me río de eso porque a veces yo presento a mis amistades y tú los ves y dices: ‘Cómo estas personas conviven el uno con el otro’, porque son gente muy diferente. Tengo desde la persona más liberal hasta la más fundamentalista y me encanta porque me hacen crecer un montón, me encanta el debate”, detalló Kany sobre este seleccionado ecléctico.

Eso lo transporto directamente a la musicalidad: yo no creo que Leiva tenga nada que ver con Camilo, ni Camilo con Mon Laferte, ni Mon Laferte con Carlos Vives. Pero claro, el puente de cada uno de ellos es Kany

-Si lo hubieras planeado en la “anterior normalidad”, hubieras tardado mucho más en hacer un álbum como este, ¿no?

-¡Claro! Imaginate, con Leiva estuvimos desde noviembre hasta febrero para que nuestros calendarios se pudieran alinear y hacer ese dueto. ¿Qué me hablas tú de 10 colaboraciones? ¡Era imposible! Si lo hubiera pensado en tiempos reales, me hubiera tomado quizás dos años capturar a cada uno de ellos. Tengo amigos y colegas con los que solo nos vemos en los premios Grammy, los Billboard o alguna alfombra, y de lejos nos decimos: “Qué bueno verte, hablamos a ver cuándo nos podemos ver”. Y nunca podemos concretar. Es una locura.

-De alguna forma, la pandemia puso en valor al tiempo.

-Sin dudas. A mí me ha pasado que he tenido días donde me levantaba y decía: “¿Y qué tengo para hoy? No tengo nada”. Y entonces esa nada, era una zona desconocida para mí. Estaba acostumbrada a vivir bajo la adrenalina al 100%. Me quejaba de que el tiempo no me daba. Encontrarme con todo lo contrario fue como estar viviendo con ruido y, de momento, te apagaron todo y solo quedan el silencio y tu. Es un estado de shock, que toma un poco digerir. Pero yo creo que, en tiempos así, hay que permitirnos estar vulnerables.

"Estaba acostumbrada a vivir bajo la adrenalina al 100%. Me quejaba de que el tiempo no me daba", dijo Kany García sobre cómo era su vida antes de la pandemia
"Estaba acostumbrada a vivir bajo la adrenalina al 100%. Me quejaba de que el tiempo no me daba", dijo Kany García sobre cómo era su vida antes de la pandemia

Hoy a las 22 horas de Argentina, García presentará el álbum con un show vía streaming, emitido desde la plataforma Live Pass Play: “Ahora es bien raro que cantas y es a una pantalla: acaba una canción y te imaginas lo que la gente dice, porque lo que ves son corazoncitos y ya está. El emoji no tiene ruido, es una locura”, dijo.

-Tu música se mantiene a un costado de la tendencia: cuando todo se vuelve un poco más “urbano”, vos seguís por la senda del pop melódico. ¿Qué decisiones tomás al respecto?

-Yo siempre he tenido claras las razones por las que hago música y no es que por eso la tendencia no está ahí y uno no quiera coquetear de alguna forma con ella. Yo primero hago música para mí, porque me hace bien, porque lo que escuché toda mi vida, de folclore, de rock, de trova, me ilusionaron a agarrar una guitarra, a aprender música. Entonces, nunca olvido esas razones, que no fueron ni lo urbano, ni el streaming, ni nada de lo que está sucediendo. Y para mi sorpresa, mientras más he apostado a la honestidad en todos los sentidos, mejor me ha ido. Yo creo que estamos viviendo un momento donde la gente agradece mucho y le da mucha credibilidad a las personas que defienden sus cosas con valentía y honestidad. Si hubiera hecho una transición hacia lo urbano, no me la habrían creído. La realidad es que yo no he conocido, todavía, a una sola persona que me diga que oye única y exclusivamente música urbana. Hasta la persona más consumidora de lo urbano yo te aseguro que le agarro el teléfono y le voy a encontrar algo que no es de ahí. Entonces eso es lo que a mí me hace convencerme de que definitivamente hace falta el balance. Además, la gente en general agradece estos respiros que uno les da al hacer esta música.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos