La hija del ex guitarrista de “Bersuit Vergarabat”, Oscar Righi, denunció a su padre por abuso sexual y psicológico

Lucila Righi hizo público a través de las redes sociales una fuerte acusación contra su padre. En el testimonio, la victima explica que fue sometida a reiterados abusos. "Basta de silencio", escribió

Oscar Righi
Oscar Righi

La hija de Oscar Righi, guitarrista desde 1990 a 2016 de Bersuit Vergarabat, denunció que su padre la sometió a abusos sexuales y psicológicos. La joven que ahora usa el nombre de Ume Bôshi publicó un extenso texto en su perfil de Facebook donde relata situaciones de violencia sexual vividas durante su niñez y su infancia.

“Mi nombre era Lucía Righi, mi papá Oscar Righi abusó sexualmente y psicológicamente de mí y de otras mujeres y personas desde que tengo memoria”, comenzó. “Desde que tengo memoria, le temo a la oscuridad. Decía que un hombre de sombras venía a tocarme y hablarme a la noche. No pude dormir en silencio hasta los 11 años. De chiquita me pasaban cosas raras, tenía pensamientos cínicos y me daba culpa después”, indicó la joven en su texto.

En un sentido relato, la hija del músico hizo referencia a numerosas oportunidades en que, desde que era muy pequeña, era sometida a “pesadillas” y “juegos sádicos”. “Luli la mentirosa de repente, dijo que la abusaban sexualmente en la escuela. Y papi la llevó al psicólogo, y automáticamente papi le dijo a luli que su mamá era un demonio, que la maltrataba y que tenía que irme a vivir con él” (sic), rememoró Lucila respecto del momento en que con 8 años logró decir lo que le ocurría, y añadió: “A papi se le ocurrió en ese preciso momento y de forma impulsiva crear una nueva familia, y trastornarme hasta odiar con 8 años a toda mi familia materna”.

“Mi nombre era Lucía Righi, mi papá Oscar Righi abusó sexualmente y psicológicamente de mí y de otras mujeres y personas desde que tengo memoria”, escribió la joven desde la cuenta de Facebook Ume Bôshi
“Mi nombre era Lucía Righi, mi papá Oscar Righi abusó sexualmente y psicológicamente de mí y de otras mujeres y personas desde que tengo memoria”, escribió la joven desde la cuenta de Facebook Ume Bôshi

“Papi me pedía que me bañe con él, estaba bien, ¿no? Era chica. Papi me pedía que me bañe con el... ya tengo 13, ¿no te parece un poco raro? Papi me tocaba mi cuerpo mientras dormía, ¿Esta bien? No, porque no puede ser cierto porque yo era horrible, no era como las demás, sólo era una buena compañera de charlas, de descargas”, apuntó.

Además, la joven dio detalles de los maltratos diarios que sufría, desde comparaciones con sus hermanas de parte del músico, así como aberrantes situaciones de tocamientos y abusos sexuales. “Disfrutaba de mi angustia, y se excitaba con eso”, expuso Ume Bôshi.

En otros pasajes, la denunciante describió diferentes comportamientos clasificables como abuso sexual, haber sido expuesta a las drogas y haber sufrido violencia física de manera habitual: “A papi no se le contradecía nada, si no empezaban los tirones de pelo y los gritos”.

Como resultado de los abusos, la joven detalló que sufrió ataques de pánico, que incurrió en conductas autolesivas y bulimia, que la llevó a pesar 35 kilos a los 16 años y a tener que ser internada en varias oportunidades por deshidratación. “Y cada vez que quise irme por mi cuenta, la violencia que ejerció sobre mí no tiene palabras”, afirmó en otro párrafo del desgarrador testimonio.

Sobre el final de la publicación, la hija del músico que formó el conjunto La Rayada junto a la actriz y cantante Romina Gaetani con quien estuvo en pareja por siete años, dijo que esperaba que “todas las mujeres y personas abusadas por Oscar Righi puedan decirlo” y llamó a “no romantizar al famoso”.

Romina Gaetani y Oscar Righi
Romina Gaetani y Oscar Righi

“Este caso no es más importante que otros por ser Oscar de Bersuit. Yo hablo y publico para no callar, para que podamos hablar todos, no para fomentar odio, si no seguimos el mismo círculo”, completó.

Luego, en otro posteo, Lucila agradeció el apoyo recibido. Además, reconoció que la angustia sigue, pero explicó que decidió contar su historia para generar conciencia y animar a todas las víctimas a hacerlo y a denunciar los abusos. Además, le aseguró a su padre que ya no tiene miedo: “Acá estoy Oscar, esta es la última poesía que te dedico, disfrutala, pero esto no termina acá. Estoy prendida fuego, ya no soy víctima, y que nadie me tenga pena. No tengo más miedo”.

El texto completo

infobae-image infobae-image infobae-image

Si sufrís violencia de género o conocés a alguna víctima, llamá al 144: es gratis y atiende las 24 horas

SEGUÍ LEYENDO

Noqueó a golpes a su mujer, la remató de un tiro en la cara y luego se entregó: “Deténganme, yo la maté”

Violencia de género brutal: el prontuario de robos y agresiones del detenido por atacar a navajazos a su ex pareja

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos