“Lamentablemente es algo que naturalicé".

Florencia Jazmín Peña sufrió acoso callejero el lunes por la tarde mientras circulaba por el barrio de Almagro. La campeona del Bailando 2019 -era la partenaire de Nico Occhiato- indicó que no es la primera vez que le sucede y que esta vez decidió grabarlo y publicar el video en las redes sociales. “Caminaba por la vereda y de repente veo que un hombre parecía que estaba haciendo pis, algo que una está acostumbrada... pero cuando me ve, me miró a los ojos y empezó a masturbarse”, relató la bailarina.

Al notar esa situación, entró “en estado de shock” y siguió caminando. “Hasta que llegué a su altura y reaccioné: ‘esto no queda así'. Así que deslicé la pantalla y lo empecé a grabar mientras alzaba mi voz". ¿La consecuencia? "Siempre pasa lo mismo: (los que lo hacen) se quieren meter abajo de una baldosa, en ese momento sienten la misma desesperación que una cuando viene sola y se encuentra con este tipo de cosas”, sostuvo Florencia y agregó que el hombre se subió el cierre del pantalón y se fue a bordo de una bicicleta.

“Me han pasado cosas peores, pero lo importante es poder alzar la voz, es la clave, porque ellos se intimidan más. Pero en este caso, nadie reaccionó. La gente siguió caminando como si no hubiera pasado nada. Otras veces me encontré con mujeres que se mostraron más sororas”, lamentó la actriz que protagoniza Estamos en la misma, junto a Fermín Bo, con quien está de gira por la costa atlántica y que durante el 2020 se presentará en el Interior.

El video que publicó Florencia Jazmín Peña en las redes sociales (Instagram)


Florencia aseguró que su objetivo no era identificar al acosador y hacer la denuncia, sino que publicó el video en las redes sociales para que “algún familiar lo reconozca y no moleste más a ninguna piba en la calle". “Es tremendo e indignante que pasen estas cosas".

La bailarina relató otro episodio que sufrió a sus 17 años, cuando “en ese entonces no había conciencia feminista”. “Yo estaba sentada en el colectivo y un tipo se empezó a masturbar a la altura de mi cara. Alcé mi voz, me puse a llorar y empecé a temblar. El colectivero abrió la puerta, se bajó como si nada, y la gente me miró a mí como si fuera la loca”, recordó quien hoy tiene 25 años lamentando lo que sucedió en aquel momento.

"Te gritan de todo. Te dicen cualquier tipo de comentario. No podés comer ni una banana por la calle. Pero siento que está cambiando todo, y está buenísimo que se difunda así”, concluyó Florencia Jazmín Peña.

SEGUÍ LEYENDO