La bailarina continúa recuperándose. Hoy iba a volver a su casa, pero los médicos prefirieron esperar
La bailarina continúa recuperándose. Hoy iba a volver a su casa, pero los médicos prefirieron esperar

“Me operaron, me sacaron las trompas y el apéndice. Fue un milagro que no muera. Fue anoche, de urgencia. Estoy muy dolorida pero muy feliz de estar viva. Fue un milagro”, dijo hace unos días Lourdes Sánchez, tras haberse sometido a una cirugía que duró alrededor de cinco horas.

A menos de una semana de la intervención, la bailarina continúa internada en la clínica Zabala. “Hoy me iban a dar el alta pero decidieron que mejor no porque están viendo el tema de una bacteria y quieren dar con el antibiótico para que yo responda bien”, dijo a Teleshow.

“Estoy bien, aburrida porque estar internado no es nada divertido”, dijo pero destacó que está “bien, optimista” y con ganas de volver a su casa. Sin embargo, una vez que le den el alta y vuelva a su hogar deberá continuar haciendo reposo durante aproximadamente dos semanas más, recién en ese entonces podrá ir retomando de a poco sus actividades.

Aunque como bien dijo ella estar en una clínica no es lindo, cada día espera una visita muy especial que le alegra el día: la de su hijo Valentín, que el próximo primero de noviembre cumplirá tres años. “Lo traen un ratito, mucho no”, contó la panelista de Los ángeles de la mañana ya que el pequeño no se siente muy cómodo en dicho lugar.

“Me tuvieron que operar de urgencia. Se encontraron con algo bastante grave, estaba todo infectado. Las trompas de Falopio pegadas al útero... La infección estaba llegando a otros órganos y tocó el apéndice. Así que me tuvieron que sacar el apéndice y las trompas. De milagro lo estoy contando. Así que nada, feliz que salió todo bien”, había contado hace unos días Lourdes a Teleshow, luego de que se conociera la noticia.

Lourdes Sánchez grabó un video desde la clínica tras la operación

La bailarina se había ido de vacaciones a Nueva York con una amigas y al llegar a Buenos Aires sintió un fuerte dolor abdominal, por lo que asistió a una guardia. Después de varios estudios, le diagnosticaron un quiste y le dijeron que se reabsorbería. Sin embargo el malestar no cesó y acudió nuevamente a un centro médico, donde le dijeron que en realidad tenía una infección y debieron operarla de urgencia.

El lunes realizó un video desde la clínica, que se lo dedicó especialmente al Chato Prada: "La pasé muy difícil el viernes, yo y todos mis conocidos que estaban acá conmigo: mis amigos, mi marido… No sé qué haría sin ese hombre. De verdad que es el mejor hombre que me pudo haber tocado para vivir. Es todo, realmente. Lo que pasó él, pobrecito…”.

“Yo estaba dormida, no me enteré de nada, pero fue una operación heavy. Iba a ser una hora nada más pero terminó durando cinco horas, a raíz de que se encontraron con una infección muy grande en el útero que me estropeó todas las trompas. Me tuvieron que sacar las trompas. La infección llegó hasta el apéndice y quizás, si esperaba, no sé, un día más, era otro el cuento porque era muy grave la situación”, cerró.

Actualmente la conductora infantil es una de las figuras del Bailando junto con Fede Bal. Mientras se recupera, su colega Soledad Bayona la reemplaza en el certamen conducido por Marcelo Tinelli.

SEGUÍ LEYENDO