Teto Medina
Teto Medina

Marcelo Teto Medina está internado desde hace poco más de un mes en una clínica psiquiátrica por un cuadro de depresión, tras haber reconocido su problema con las adicciones. Días antes de que el conductor decidiera pedir ayuda, había sido denunciado por violencia de género por su ex pareja.

"La doctora que lo atiende dijo que el alta está en puerta. Podría ser el lunes o el martes", confirmó Gustavo D'Elía, abogado del panelista en diálogo con Teleshow. Luego, contó que hace unos días habló con su cliente y que él "está bien".

"Está mucho mejor, más tranquilo. Treinta días aislado le hicieron bien a él. Ahora está más relajado y con sedantes. No olvidemos que reconoció ser adicto a las drogas, no es fácil", agregó el letrado, y develó el consejo que le dio a su cliente: "Primero le dije 'recuperate, ponete bien y después la Justicia impulsará la causa y nos presentaremos'".

Según D'Elía, desde el momento en que Medina quedó internado, la causa que le había iniciado su ex mujer, Mónica Fernández, por violencia de género y amenaza con armas, quedó detenida: "Se mandó un oficio en donde se le informó para internarlo".

Una vez que al Teto le den el alta, el abogado se presentará ante la Justicia para presentar el certificado firmado por la médica para que la causa vuelva a seguir su rumbo.

"Un día apareció con una bolsa con armas que dijo que era para un coleccionista y que las armas eran para su padre. Le decía a Facundo (hijo de ella) que lo acompañara a una estación de servicio que se tenía que encontrar con una persona para entregarle las armas y le dije que no, que iba yo", había contado Mónica Fernández, ex mujer de Marcelo en Incorrectas. Por dicho episodio denunció al conductor y esa causa se encuentra radicada en la fiscalía número 31 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Pero además, hay otra denuncia radicada en Lomas de Zamora por "violencia de género y hostigamiento", por un hecho ocurrido durante el verano.

"Yo lo tenía bloqueado porque un día me llegó a llamar 190 veces y un día llamó a mi hijo, atendí y me empezó a bastardear, ahí llamé al 144 y me dijeron que era violencia de género y empecé a hablar en la comisaría de la mujer y entrando en detalle en estos cinco años, nos dimos cuenta de que había muchos episodios. Porque era un círculo entre una víctima y un psicópata", había contado además Fernández.

En su momento Medina no había querido hablar, sino solo a través de un audio que le envió a la periodista Pilar Smith: "Es todo mentira. Tengo cuatro hermanas mujeres, una hija, imaginate si yo puedo hacer eso. Me mato antes. Es despecho, despecho, despecho. Es la segunda vez que me pasa".

SEGUÍ LEYENDO