(Video Instagram @dallaszoo)

El Rey León es por estos días un verdadero éxito de taquilla en todas las salas del país con la historia del tierno y carismático Simba, el pequeño cachorro heredero del monarca de la selva.

Claro que el dibujo animado tiene una fuente de inspiración en la vida real. Se trata de Bahati, una pequeña cachorra que resultó la elegida de Disney para darle vida al protagonista del film que bate récords en este 2019, superando los mil millones de dólares de recaudación con apenas dos semanas en cartel.

Lo cierto es que el pequeño felino es parte del Zoológico de Dallas, en Texas, EE.UU, un parque con una superficie total de 106 acres ubicado a 3 millas al sur del centro de la ciudad, en Marsalis Park.

Además vale destacar que su hábitat actual es un lugar que data del año  1888 y es el parque zoológico más grande y antiguo del estado, administrado por la Sociedad Zoológica de Dallas sin fines de lucro.

El animal en cuestión resultó elegido entre miles de animadores para que el personaje animado de la película estuviera basado en él. "Cuando Bahati tenía solo un mes de edad, le proporcionamos a Disney un video de sus movimientos para que su equipo de animación lo utilizara como referencia de movimiento y comportamiento al diseñar Simba en El Rey León", explicaron desde el Zoológico.

"Creemos que es genial poder ver fragmentos de Bahati en Simba", agregaron con una mezcla de orgullo y emoción.

Vale recordar que el film retoma la historia de la primer versión del mismo, que marcara una época hace ya un cuarto de siglo, a mediados de los '90. En este caso, el pequeño Simba, heredero del Rey Mufasa, de quien aprende todo lo que necesita para enfrentar su destino, se apoyará en la ayuda de dos curiosos amigos para iniciar el camino de regreso a casa y reclamar el trono que le pertenece.

SEGUÍ LEYENDO