Por Nancy Duré

Jon-Erik Herxum (Crédito: Youtube)
Jon-Erik Herxum (Crédito: Youtube)

Su belleza era irresistible. Y su futuro, promisorio. Por eso,
cuando el 18 de octubre de 1984 los diarios de la época
anunciaron la prematura y absurda muerte de Jon-Erik
Herxum, el mundo entero se estremeció. Tenía apenas 26
años de edad. Y acababa de conocer el éxito de la mano de Cover up, una serie de acción que en la Argentina se conoció
con el nombre de Modelo Masculino.

Con el desparpajo típico de su juventud, Herxum no era consciente del peligro ni imaginaba que algo malo le pudiera pasar. Así que, en medio de la grabación del capítulo 7 de la serie producida por la 20 th Century Fox, que prometía catapultarlo a la fama, se puso la Magnun 44 que usaba para su personaje en la sien y disparó. Sabía que el arma estaba cargada con balas de fogueo y, por ende, creía que era inofensiva. Pero se equivocó.

Herxum cayó al suelo de espaldas, con la cabeza bañada en sangre, ante el estupor de todos sus compañeros de set. Había querido hacer una broma. Pero, dada la poca distancia entre el arma y su cabeza, el disparo le terminó perforando el cráneo y un pedazo de hueso del tamaño de una moneda se introdujo en su cerebro hasta producirle una hemorragia.

La ambulancia acudió rápidamente al lugar para trasladarlo al hospital Medical Center de Beverly Hills. Pero allí nada pudieron hacer por él. Llegó el 12 de octubre, con un diagnóstico de muerte cerebral. Y, después de seis días en los que estuvo en coma, Herxum fue desconectado de los aparatos que lo mantenían atado a la vida.

Jon-Erik Herxum.jpg y Jennifer O’Neill, pareja de “Modelo Masculino”
Jon-Erik Herxum.jpg y Jennifer O’Neill, pareja de “Modelo Masculino”

Hijo de Gretha y Thorleif, Hexum había nacido en Tenafly, Nueva Jersey, el 5 de noviembre de 1957. Luego de que sus padres se divorciaran y su papá los abandonara, él y su hermano, Gunnar, fueron criados sólo por su madre. Pero ella les pudo dar educación. Y, al terminar el colegio secundario, Jon-Erik se inscribió en  la Case Western Reserve University, en Cleveland, para estudiar Ingeniería biomédica, carrera que finalmente terminó en la Michigan State University, en East Lansing.

Por aquella época, Hexum comenzó a trabajar como disc jockey y empezó a dar sus primeros pasos como actor de reparto. Hasta que, en 1980, se radicó en Nueva York, dispuesto a dedicarse de lleno a la carrera actoral. Sin embargo, a pesar de que su aspecto no pasaba inadvertido, antes de tener su oportunidad en la televisión tuvo que ganarse la vida, entre otras cosas, limpiando vidrios.

Finalmente, Jon-Erik fue descubierto por  Bob LeMond, el representante de John Travolta, quien le sugirió que se
trasladara a Los Ángeles para participar de la audición para la película Summers Lovers. Él le hizo caso. Y, aunque no obtuvo ese papel, quedó seleccionado para un rol protagónico en la serie Voyagers!, conocida en Latinoamérica como Viajeros, de la cadena NBC. Ahí, junto al joven Meeno Peluce, encarnó a un miembro de una sociedad de viajeros del tiempo que utilizaba una especie de reloj para desafiar al calendario y corregir el curso de la historia.

(Video: Inicio de la serie "Viajeros", Youtube)

Lo cierto es que, tras una temporada exitosa, la serie se terminó. Y Hexum tuvo que desempeñarse como portero en un club nocturno, taxista y hasta limpiador de alfombras, para subsistir y poder pagarse una gira promocional que le permitiera encontrar su próximo papel.

Finalmente, en 1983 Jon-Erik fue seleccionado por la cadena ABC para formar parte del elenco de Making a Male Model (Fabricando un modelo masculino), junto a Joan Collins. Y se dio el gusto de llegar a protagonizar una película para televisión. Pero, más que por su talento, se destacó por su apariencia. Y, a partir de ese momento, los productores sólo lo tuvieron en cuenta para roles de sex symbol.

Después de aceptar algunos personajes menores, Hexum sintió que había llegado su gran oportunidad de la mano de Cover Up, serie que protagonizó junto a Jennifer O'Neil. Allí encarnaba a un ex modelo devenido en agente encubierto de la CIA. Y podía aprovechar su fisic du rol para demostrar su talento actoral en una serie de aventuras.

(Video: Inicio de la serie "Modelo Masculino", Youtube)

Grabó seis capítulos sin problema. En el séptimo, algunos inconvenientes técnicos obligaron a los actores a tomarse un descanso. Y, más de aburrido que de molesto, Hexum empezó a bromear con su arma. Dicen que hizo girar el cilindro, como quien juega a la Ruleta Rusa, y que luego se la puso en la sien para asustar a sus compañeros. Pero lo que hizo fue provocar un desenlace fatal.

Una hora antes, Jon-Eric había almorzado con su novia, que lo había ido a visitar al set. Por entonces, quien compartía sus días con él era Elizabeth Dailly. Ella fue quien le aseguró The Sun que el actor "estaba tan apurado que ni siquiera había podido disfrutar de su vida". Y tenía razón.

Ansioso por llegar a la cima, Herxum dejó de lado hasta sus propios deseos personales. Sólo quería triunfar. Pero, apenas lo logró, se terminó todo. O casi todo. Porque, años antes de su muerte, Jon-Erik le había pedido a su amigo y ex compañero de cuarto, el fotógrafo Nick Alan, que le saliera de testigo para convertirse en donante de órganos.

Así, tal como constaba en su Licencia de Conducir, su familia cumplió su voluntad. Y, cuando ya nada se pudo hacer por él, Herxum salvó la vida de un hombre que necesitaba un corazón y de un niño que esperaba un riñón, además de mejorar existencia de una criatura quemada que requería un injerto de piel y de un adulto y una niña que necesitaban de un transplante en sus ojos.

Desde entonces, Jon-Erik quedó en el recuerdo de todos como el hombre guapo de Hollywood que vivió rápido y murió de una manera terriblemente absurda, pero ayudando al prójimo.

SEGUÍ LEYENDO