Justo un día antes de que asesinaran a su cuñada, Leila Sibara, Emilia Attias había hecho una reflexión sobre el rol de la Justicia en los casos de femicidio, sin saber que el tema tocaría tan de cerca a su familia.

La modelo y actriz había compartido un posteo de la tuirera Señorita Bimbo, en referencia a la absolución de los imputados por el crimen de Lucía Pérez, drogada, asesinada y violada en el 2016 en Mar del Plata.

"Romper todo literal. Si nuestras vidas no valen, ¿qué vale? Ah cierto, las paredes. Estos son los asesinos de Lucía a quienes la justicia protege. Libres. Justicia para Lucía", rezaba el tuit que estaba acompañado por las fotos de los imputados Matías Farías, Pablo y Alejandro Maciel.

El 25 de noviembre, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Emilia también había compartido un posteo que mostraba los crudos números: "267 femicidios en lo que va del año, 267 mujeres y niñas asesinadas, violadas y torturadas, una cada 30 horas. Presupuesto 2019: $11 por mujer para políticas públicas contra la violencia de género".

Solo horas después, la problemática tocaría muy de cerca a su familia. El miércoles fue asesinada Leila Sibara, la hermana del marido de Emilia, el humorista Turco Naim.

La joven tenía 27 años y dos hijos. Vivía en Lomas de Zamora y la mataron de un tiro en la cabeza. Su pareja, Luis Alberto Villalba, de 50 años, quedó detenido, imputado por "homicidio agravado por femicidio" y en las próximas horas deberá prestar declaración.

SEGUÍ LEYENDO