En el marco de la promoción de Campanas en la noche, la nueva tira de Telefe que protagonizará a partir del 2019, Calu Rivero había comprometido su presencia a PH, Podemos Hablar, el programa que conduce Andy Kusnetzoff.

Pero, dos horas antes de que comenzara la grabación prevista para el día miércoles, se comunicó con la producción para informar que no iba a asistir al mismo. ¿El motivo? No quería compartir la mesa con El Polaco y Fede Bal, dos de los otros invitados del ciclo que se verá el próximo sábado.

Según pudo averiguar Teleshow, la actriz sabía desde el día anterior quiénes serían las figuras que la acompañarían durante el envío. Y, por ende, la producción se mostró muy enojada con ella, ya que se bajó del programa cuando estaba todo listo como para empezar la grabación y ya no había tiempo suficiente como para llamar a otro invitado.

El fundamento que habría esgrimido Calu para justificar su decisión de no participar del programa, es que ella no está dispuesta a compartir la mesa con "golpeadores".

Es que tanto el artista tropical como el actor tuvieron denuncias por violencia de género por parte de Valeria Aquino y Barbie Vélez, respectivamente.

Sin embargo, si bien la demanda contra el cantante aún no tuvo resolución, el ex campeón del Bailando ya fue sobreseído por la Justicia.

Vale recordar que luego de denunciar a Juan Darthés por un supuesto acoso durante las grabaciones de Dulce Amor, la tira que ambos protagonizaban en 2012, Calu se puso al frente de una campaña contra el maltrato y el abuso contra la mujer basada en el lema "No es no".

A partir de la decisión de la actriz, Teleshow intentó comunicarse tanto con Bal como con El Polaco para conocer su opinión al respecto, pero sus respectivos teléfonos celulares se encontraban apagados.

SEGUÍ LEYENDO