La mesa de Polémica en el bar se mudó por primera vez a los estudios del programa de Susana Giménez y tuvo a la diva como invitada de lujo. Mariano Iúdica, Horacio Pagani, Rodrigo Lussich, Diego Pérez, Migue Granados y Miguel Ángel Rodríguez en el papel de "Minguito" mantuvieron un divertido ida y vuelta con la conductora.

La diva se sometió a un picante cuestionario de Rodrigo Lussich, quien le preguntó: "¿Con cuál de estas tres mujeres no te gustaría quedarte encerrada en un ascensor: Wanda Nara, Karina Jelinek o Cristina Kirchner?". A lo que ella no dudó en responder: "Con Cristina Kirchner. No me gustaría. Me encantan Wanda y Karina".

Pero eso no fue todo. Relajada y a corazón abierto, en una charla muy divertida con los personajes de la histórica mesa, Susana respondió a otra pregunta de Lussich: "Te invitan a una fiesta muy elegante y te ofrecen que te acompañe un amigo, que esté con vos toda la noche. Las opciones son Matías Alé, Juan Martín Del Potro o Chano". Y Susana dijo: "Del Potro". Ante el murmullo generado por los rumores que circularon en el último tiempo sobre una relación entre ellos, exclamó: "¡Es mi amigo!"

Luego, llegó la última pregunta picante: "Si estás en un barco y se está hundiendo, a quién salvarías: a Huberto Roviralta, Ricardo Darín o el "Corcho" Rodríguez. Y la diva dejó en claro con cuál de sus ex parejas no tiene buenos recuerdos: "Roviralta que se ahogue. El salvavidas me lo quedo yo, que (el "Corcho" y Darín) se arreglen como puedan".

Por otro lado, la diva habló en la mesa de Polémica en el bar sobre la operación que le realizaron el martes pasado en el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento, donde le quitaron cálculos de la vesícula. Contó que se dio cuenta que algo andaba mal porque tuvo dolores de estómago y al hacerse una ecografía notaron que tenía piedras.

"Es muy grave si se te va una piedrita y te tapa un conducto. Eso es pancreatitis. Por eso hay que operarse. Tuve anestesia general", contó. Sobre las versiones de que no estaría en condiciones de conducir su programa, dijo eran ciertas, pero que el sábado se levantó bien y el domingo amaneció "perfecta", por lo tanto, no tuvo inconvenientes.

En el final, Minguito brindó un sentido discurso en alusión al problema de salud de Susana Giménez, quien tuvo que ser operada de la vesícula. "Siempre soñé con estar en la mesa de Polémica en el bar", confesó la diva.

 

LEA MÁS: