Margot Robbie y Cara Delevingne, una amistad que nació en un set de filmación

La dos reconocidas actrices de Hollywood que se encuentran de incógnito en Argentina tienen un pasado cargado de adicciones, polémicas y secretos

Margot Robbie y Cara Delevingne, una amistad que nació en un set de filmación (Foto: Grosby Group)
Margot Robbie y Cara Delevingne, una amistad que nació en un set de filmación (Foto: Grosby Group)

Desde que Cara Delevingne y Margot Robbie cruzaron sus caminos en la película Escuadrón Suicida (2016), su amistad fluyó desde el set hasta el día de hoy. Ambas actrices se las ha visto juntas a lo largo de los años, pasándola bien y siempre sonriendo, a pesar de que durante el paso del tiempo, cada una por su lado, protagonizaron hechos que pusieron en alerta a todos el mundo del espectáculo.

Cara Delevingne es una modelo y actriz que ha roto cánones en la industria de la moda y en los asuntos del corazón. Con su peculiar atractivo, en el que destacan unas pobladas cejas, la británica de 30 años –que se convirtió en una supermodelo a los 17– dio paso a nuevas definiciones de belleza; y con su manera de vivir sus relaciones amorosas se ha erigido en abanderada del movimiento queer.

Como buena celebrity contemporánea se maneja como pez en el agua en las redes sociales, especialmente en Instagram y Twitter, en donde cuenta con más de cinco millones de followers a los que ella cariñosamente denomina delevingners. “Soy muy afortunada por el tipo de trabajo que hago, pero solía trabajar para intentar escapar y acabé completamente agotada de mí misma... Estoy centrada en el cine e intentado aprender a no analizar en exceso cada uno de mis fallo”, declaró en alguna oportunidad.

La modelol Cara Delevingne caminando por la pasarela en la Semana de la Moda en París  (Foto: Estrop/Getty Images)
La modelol Cara Delevingne caminando por la pasarela en la Semana de la Moda en París (Foto: Estrop/Getty Images)

La última relación conocida de Cara Delevingne fue Ashley Benson, con la que rompió en mayo del año pasado tras dos años de estable romance con rumores de planes de boda incluidos. Anteriormente sus parejas fueron Jake Bugg (2013), Michelle Rodríguez (2014), Jack O’Connell (2014) y St. Vincent (2015-2016). La artista se identifica como pansexual había manifestado en una entrevista sobre las dudas que tenía sobre su orientación sexual cuando era joven.

Durante un foro dedicado a hablar sobre mujeres, explicó su lucha contra la depresión y la ansiedad, que inició cuando descubrió que su madre era adicta a las sustancias. Tras meses de tratamiento en su juventud, afirmó que eso le salvó la vida. “Un padre adicto marca la infancia de cualquier niño. Creces demasiado pronto porque estás haciendo de padre de ellos. Mi mamá es una persona asombrosamente fuerte con un corazón enorme, y la amo. Pero una adicción no es algo de lo que uno se recupere, no lo creo. Sé que hay gente que dejó las drogas y está bien, pero no es el caso. Ella sigue luchando”, dijo a Vogue en 2015.

En el último tiempo comenzaron a circular unas fotografías de Cara en estado irreconocible. Las imágenes no sólo alarmaron sus fans, sino a sus amigos más cercanos por sus problemas de salud. Sin embargo, el pasado martes 27 de septiembre, presentó su colección cápsula, nombrada Cara Loves Karl en la Semana de la Moda en Paris, luciendo un espectacular total look en negro y un brillante cabello color miel, la modelo pareciera ser otra persona en comparación con la desaliñada que se pudo visualizar después de disfrutar el famoso Festival Burning Man.

Cara Delevingne, con aspecto desalineado y andrajoso, yendo al jet privado propiedad de JAY-Z (Backgrid/The Grosby Group)
Cara Delevingne, con aspecto desalineado y andrajoso, yendo al jet privado propiedad de JAY-Z (Backgrid/The Grosby Group)

La modelo y actriz británica siempre ha sido muy honesta sobre sus problemas psicológicos, nunca se mostró avergonzada por su comportamiento errático, pero ahora esa personalidad extravagante aparentemente no la puede controlar. De hecho, su familia y amigos se mostraron muy preocupados en los últimos días. En ese marco, el 14 de septiembre último, Margot Robbie fue fotografiada al salir de la casa de la modelo al borde de las lágrimas.

La actriz y productora de cine australiana tiene una vida personal bastante hermética. Actualmente tiene 32 años y está casada con el productor Tom Ackerley. Ambos se conocieron en el set de Suite Francaise de 2013, cuando Ackerley era el asistente de dirección y Robbie interpretaba el papel secundario de Celine. La película, que fue filmada antes del meteórico ascenso de Margot a la fama, no fue precisamente taquillera, pero ellos siempre la recordarán por haber sido el punto de encuentro donde nació su historia de amor.

Margot Robbie (Foto: REUTERS/Tom Nicholson)
Margot Robbie (Foto: REUTERS/Tom Nicholson)

Robbie, que cuenta con dos nominaciones al Oscar, por actriz protagónica por Yo soy Tonya y como actriz de reparto por El escándalo (Bombshell), es una de las estrellas más importantes de Hollywood. Recientemente, la actriz se puso en la piel de Barbie, basada en la famosa muñeca. Dirigida por Greta Gerwig, quien coescribió el guión con Noah Baumbach, su pareja en la vida real. La trama de la película actualmente es una incógnita. Ken está interpretado por Ryan Gosling.

En el camino hacia la cima, Margot tuvo que que pasar momentos difíciles que la formaron como profesional. Como una escena en El Lobo de Wall Street, donde reveló que se sintió acosada por 30 hombres.

Nacida en Queensland, Australia, la artista comenzó en el mundo del espectáculo como modelo mientras perseguía su sueño de ser actriz. En 2013 llegó la oportunidad en Hollywood que tanto estaba esperando cuando Martin Scorsese la llamó a un casting para la producción que la catapultaría a la fama. En la audición compartió escena con el protagonista Leonardo DiCaprio y sorprendió a todos con lo que hizo: improvisó una bofetada al actor que no estaba en el guion.

Robbie, que cuenta con dos nominaciones al Oscar, por actriz protagónica por Yo soy Tonya y como actriz de reparto por El escándalo (Bombshell), es una de las estrellas más importantes de Hollywood (Foto: Grosby Group)
Robbie, que cuenta con dos nominaciones al Oscar, por actriz protagónica por Yo soy Tonya y como actriz de reparto por El escándalo (Bombshell), es una de las estrellas más importantes de Hollywood (Foto: Grosby Group)

Según relató, al momento de la audición, solo pensaba en que tenía 30 segundos para impresionar a DiCaprio y al director. Así lo contó: “Empiezo a gritar y él me grita a mí. Él es realmente aterrador, apenas pude mantener el ritmo”. Es entonces que siguiendo su línea, DiCaprio le dice “Debes estar feliz de tener un marido como yo. Ahora ven aquí y dame un beso”.

“Así que camino hasta muy cerca de su cara y entonces pienso que ‘tal vez debería darle un beso, ¿cuándo tendré otra oportunidad de besar de Leo Dicaprio?’, pero en lugar de eso le pegué en la cara. La habitación se quedó en silencio y me congelé”, contó.

Robbie creyó que nunca más volvería a trabajar en Hollywood, pero sucedió todo lo contrario. “En lugar de estar furioso, tanto Martin Scorsese como Leonardo DiCaprio se echaron a reír”, agregó antes de revelar que el actor le pidió que lo golpeara de nuevo.

La actriz Margot Robbie dará vida a Barbie en su película en live action. (Foto cortesía)
La actriz Margot Robbie dará vida a Barbie en su película en live action. (Foto cortesía)

Ese acto audaz le valió que sea contratada para el papel de Naomi Lapaglia en la exitosa película que recaudó 392 millones de dólares. Su personaje era la amante de Jordan Belfort (DiCaprio) y luego se convirtió en su esposa. En el marco de la ficción, la actriz protagonizó escenas íntimas con poca ropa. Sin embargo, hubo una de ellas que hasta hoy recuerda.

La secuencia en particular mostró a Margot en una habitación junto con DiCaprio. Allí ella le muestra su entrepierna mientras se masturba frente al actor. Si bien la imagen dura apenas unos segundos, para la actriz significaron horas de incomodidad.

“No te das cuenta cuando estás viendo la película, el público no lo ve, pero en realidad estábamos en una habitación muy pequeña con 30 personas del equipo mi alrededor. Todos ellos hombres”, explicó a la revista Porter. “Durante 17 horas estuve fingiendo estar tocándome”, indicó sobre la mala experiencia.

Por lo pronto, hizo referencia a cómo se sintió ese día y a todo lo que tuvo que dejar de lado para poder salir adelante sin ser afectada: “Es una cosa muy extraña, debes enterrar la vergüenza y lo que te parece absurdo… Fue realmente incómodo, profundo y completamente comprometido”.

Margot tuvo que que pasar momentos difíciles que la formaron como profesional. Como una escena en El Lobo de Wall Street, donde reveló que se sintió acosada por 30 hombres (Foto: REUTERS/Eduardo Munoz)
Margot tuvo que que pasar momentos difíciles que la formaron como profesional. Como una escena en El Lobo de Wall Street, donde reveló que se sintió acosada por 30 hombres (Foto: REUTERS/Eduardo Munoz)

“Es de locos. No sabía que se podía decir: he sido acosada sexualmente sin que nadie te estuviese tocando. Que podías decir: esto no está bien. No tenía ni idea. Ahora sé lo que es porque, a raíz de las escenas, he investigado en qué consiste el acoso sexual. No sabía qué constituía acoso sexual hasta el movimiento #MeToo”, expresó acerca de la enseñanza que le dejó la película para el resto de su carrera.

Robbie también apareció totalmente desnuda con una bata de baño durante la escena de seducción entre ella y DiCaprio. Para poder grabarla se tomó tres tragos de tequila seguidos antes de filmar para relajarse. Años después, en otra entrevista -esta vez para el New York Times- dijo: “Esa mañana que fui a trabajar, que sabía que tenía que hacer ese escena, estaba temblando, asustada, todo el tiempo pensaba que no la iba a poder hacer. Cuando llegué, cuando me tocó hacerla, me tomé tres tragos de tequila y luego me quité la ropa y la hice. Estaba muy bien. Realmente me ayudó a evitar que me temblaran las manos y me dio un pequeño impulso de confianza”.

Robbie mintió a su familia sobre las escenas de desnudos. Sin embargo, una cosa que la ayudó a sentirse más cómoda al desvestirse fue el director, Martin Scorsese: “No explota la desnudez ni la usa como una herramienta para impactar”, explicó.

En los últimos días, circuló el rumor de que la actriz Margot Robbie se encuentra de paseo en Buenos Aires. Sin embargo, nadie había conseguido la foto ni el dato de que estaba en compañía de su amiga Cara Delevingne. Este sábado llegó la confirmación de su presencia en el país como consecuencia de un hecho policial en el que sus guardaespaldas se vieron involucrados.

SEGUIR LEYENDO: