Clemente Zavaleta, el hijo de una de las Trillizas de Oro, posteó su primera foto a cuatro meses del accidente que casi le cuesta la vida

El joven de 36 años estuvo en coma tras caerse de su caballo durante un torneo en Palm Beach, Estados Unidos. Teleshow habló con su mamá, María Emilia, quien sigue de cerca su recuperación

Clemente Zavaleta
Clemente Zavaleta

“Familia reunida”, escribieron desde la cuenta de Instagram “The Zavaletas” que comparte Clemente Zavaleta con su pareja, Isabelle Strom, para describir la postal más esperada: la foto del polista de pie junto sus hijas Olimpia -de cinco años- y Assia Eugenie -de cuatro-. Después de estar internado tres meses, de dos operaciones y de luchar por su recuperación, el hijo de la Trilliza de Oro María Emilia por fin pudo volver a sonreír. “Bienvenido a casa” y “Hogar dulce hogar”, dicen las guirnaldas que celebran la vida y la vuelta del joven de 36 años.

Todo comenzó a mediados de marzo cuando Clemente, que estaba jugando para el equipo del canadiense Frederick Mannix, denominado Alegría en un duelo frente a Catamount en Palm Beach, Florida, chocó contra un rival y cayó al perder estabilidad. Sufrió varias lesiones graves al tocar el suelo y permaneció 15 minutos inconsciente hasta que un helicóptero lo trasladó a un centro médico. De ahí en adelante, una pesadilla. El primer parte médico que se conoció indicaba que tenía un coágulo en la cabeza junto a una lesión en el tronco encefálico, mientras que un pulmón le había sangrado y tenía varias costillas fracturadas. Los especialistas debieron drenar las zonas e inducirlo a un coma para poder operarlo.

Tras tres meses de internación y dos operaciones, el polista pudo recuperar el alta hace un mes. “Agradezco por las oraciones y el soporte recibidos por mi familia, mis amigos, la comunidad del polo, y tambien por la gente que no conozco que ha rezado por todas partes por mi salud. Agradezco a los equipos médicos de Saint Marys y Shepherd Center por su dedicación y profesionalismo. Agradezco al mundo del periodismo por respetar mi privacidad. Hoy estoy fuera de peligro. Y agradezco por el amor de Dios, de Jesús y de La Virgen María que me dieron fe y energía para salir de esta prueba de la vida y darme una segunda oportunidad. Gracias Totales”, escribió en su cuenta de Instagram.

"Bienvenido a casa", el recibimiento de su esposa y sus hijas a Clemente Zavaleta en Francia (Foto: @the_zavaletass)
"Bienvenido a casa", el recibimiento de su esposa y sus hijas a Clemente Zavaleta en Francia (Foto: @the_zavaletass)

Pero una imagen vale más que mil palabras y escritos, y llegó un mes después: el joven de pie, caminando otra vez, sonriendo junto a su familia y con mucha energía para continuar con su tratamiento hasta poder conseguir el alta definitiva. “Yo estoy desde el día uno en Estados Unidos con él y vuelvo el 11 de julio para Argentina. Ya estoy tranquila porque él está en Francia, junto a sus hijas y su mujer, mejorando y recuperándose”, confesó María Emilia a Teleshow y tuvo un gesto hacia su nuera: “Ella ha estado firme desde el primer día”.

Corchito, como le dicen al joven, se casó en 2014 con con Isabelle Strom, hija de Alexandra Zellinger de Balkany y nieta del magnate francés Robert Zellinger de Balkan, amigo íntimos del Rey Juan Carlos. A su abuelo, se lo llama el magnate de los centros comerciales ya que su empresa, Groupe Générale Immobilière (GGI), desarrolló unos 41 shoppings en Francia, Italia, Bélgica y España. Clemente e Isabella se convirtieron en padres de dos niñas y desde entonces viven en Francia.

En 2014, el polista se casó con Isabelle Strom
En 2014, el polista se casó con Isabelle Strom

Clemente Zavaleta Jr. es el hijo de María Emilia Fernández Rousse y de Clemente Zabaleta, quien también fue polista, y se desempeña como manager en la organización de Alegría, que tiene sede en Buenos Aires y el país norteamericano. El joven tiene dos hermanas: Emilia y Sonia. “Gracias por los miles de mensajes que nos llegan por todas las vías de contacto. El amor y la buena energía se sienten y mucho. La fe, junto al amor, son las fuerzas más potentes del mundo. Y sin importar la religión que se practique o crea: ayudan, sanan y hacen milagros. Sigamos rezando, cada cual a su Dios, por el Corchito. Gracias a todos”, había pedido su madre mientras se esperaba por la recuperación del joven. Hoy las noticias son más felices.

María Emilia se encuentra actualmente acompañando a su hijo, que sigue su recuperación en su casa en Francia
María Emilia se encuentra actualmente acompañando a su hijo, que sigue su recuperación en su casa en Francia

SEGUIR LEYENDO: