Pablo Rossi llega a la primera mañana de Rivadavia: “Propongo entender lo que pasa en el país para saber a dónde vamos”

Luego de cinco años en Mitre, el periodista comienza un nuevo ciclo desde este lunes a las 6. La magia eterna de la radio y el reto de marcar la agenda política

Pablo Rossi, a punto de dar un gran paso en su carrera (Gastón Taylor)
Pablo Rossi, a punto de dar un gran paso en su carrera (Gastón Taylor)

A los 50 años Pablo Rossi está a punto de asumir un desafío para el que se preparó toda la vida. Desde que se enamoró de la radio en su Córdoba natal, primero como oyente y luego como colega de maestros como Mario Pereyra y Rony Vargas, quedó subyugado por el encanto de la primera mañana de la radio AM. Ese sonido que atronaba en las casas desde bien temprano, un dial que se encendía casi como acto reflejo, y como una metáfora para poner en marcha la jornada laboral, escolar y casera. Y, en simultáneo, de entrar en un lenguaje de códigos y guiños que fluían a través del éter y que se mantienen inalterables a lo largo del tiempo.

Luego de cinco años en Radio Mitre, desde este lunes 31 de enero el periodista conducirá “Esta mañana” en Rivadavia. La propuesta le llegó en medio de un relanzamiento estructural de la histórica emisora que estrena nuevos estudios y unos cuantos cambios en su programación. En diálogo con Teleshow, el cordobés anticipa de qué se tratará este nuevo desafío, que no deja de ser un diálogo constante entre el pasado y el futuro.

“Se trata, en un sentido figurado, de despertar a la gente, de acompañarla en sus primeras rutinas del día”, afirma Rossi del otro lado del teléfono. Y su voz se entusiasma a medida que habla de su trabajo, que es un poco hablar de su historia. “Es el primer encuentro con la información, que la tiene que dar un conjunto de voces y amigables. No es algo fácil, hay que ir con un tono tranquilo, sin apurarse y subiendo de a poco la adrenalina. Esa es, para mí, la artesanía de la primera mañana”, sentencia.

Pablo Rossi sellando su vínculo con Radio Rivadavia
Pablo Rossi sellando su vínculo con Radio Rivadavia

—¿Qué público esperás encontrar del otro lado?

—La primera mañana en su mayoría es una audiencia de los que transitamos la mediana edad, los que andamos por los 40 y los 50 y empezamos a encontrarle un gustito a las rutinas. Saber a quién vamos a escuchar cuando nos tomamos un café o cuando nos subimos al auto. Yo mismo lo he hecho, primero como oyente y luego lo charlé con Marcelo Longobardi en los años que trabajé con él. La gente arma sus rutinas en base al programa y eso es un activo de la radio AM que perdura.

—También va a significar un cambio importante en tu rutina personal.

—Sí, tenés que ser muy riguroso y muy organizado en la vida. Yo siempre fui medio búho y sentí que a la mañana funcionaba mejor; así que no me cuesta levantarme temprano, pero sí va a ser un ejercicio periodístico distinto al de la tarde. El programa tiene que ser un relojito, previsible para el oyente. En lo que a mí me toca, va a tener dos piezas fundamentales, que van a ser el resumen y la editorial, y luego estarán las columnas y las entrevistas. Para esto es clave la organización de la información para armar cada día una tapa propia. Mi coacheo para hacer esto es todas las veces que los reemplacé a Marcelo en Mitre. Los tips los secretos de la primera mañana los pude practicar y entenderlos profundamente a partir de la experiencia.

Pablo en sus inicios en el periodismo junto a José Manuel de la Sota
Pablo en sus inicios en el periodismo junto a José Manuel de la Sota

Pablo desembarca en la primera mañana de Rivadavia luego de un lustro en el regreso de Mitre y la comparación se hace inevitable. “No quiero hacer una rivalidades de próceres, porque la verdad es que son dos monstruos. Si uno empieza a hacer la cuenta de los animales de radio que pasaron por los micrófonos de Rivadavia, con solo ver las fotos de Cacho Fontana, de Antonio Carrizo, de Héctor Larrea... es todo muy fuerte para mí, y más viniendo de Córdoba. Ser del Interior es, en algunos aspectos, un activo muy importante, pero al mismo tiempo es un desafío ganarse al público porteño”, reconoce el periodista, que se radicó en la capital en el año 2000.

Con algunas sorpresas que permanecen bajo la manga del conductor y que irá develando con el correr de los días, el equipo de “Esta mañana” se conforma con Leticia Funes en locución, Virginia Porcella en economía, el doctor Claudio Zin en temas médicos, José Gabriel Carbajal en deportes. Hacia el final del programa se sumará Ariel Tarico y sus múltiples facetas y también habrá unas columnas semanales de Nelson Castro. Un panel que Pablo conoce de trabajos anteriores y que armó según su criterio y con absoluta libertad. “Rivadavia me ha puesto una alfombra roja que me ha conmovido, me ha abierto las puertas de una manera que me triplica el compromiso”, asegura el periodista, que ya estuvo palpitando en las redes sociales el pase que realizará con Cristina Pérez, que conducirá el segmento de 9 a 12.

“Con Cristina creo que tenemos un universo de coincidencias de valores en común de miradas de lugares donde nos paramos que va a ser muy interesante”, destaca el cordobés y reparte elogios para su colega: “Ella es una profesional con una con una gran capacidad y un talento tan diversificado que creo que ese convertirá en la próxima dama de la radio argentina, ese sitial reservado para las grandes periodistas. Ya lo tiene ganado en la televisión y en la radio solo tiene crecimiento por delante”.

—¿Qué podés adelantar respecto al pase? Sabés que va a ser un momento esperado por todos los oyentes.

—Va a estar muy interesante porque los dos somos muy frontales y muy picantes en la manera de plantear las cosas. De cualquier modo va a estar Tarico en el pase, así que seguramente sea él el maestro de ceremonia que nos va a interpelar y sacará lo mejor de nosotros.

Rossi viene de conducir durante cinco años las tardes de Radio Mitre
Rossi viene de conducir durante cinco años las tardes de Radio Mitre

—¿Te quedó algo pendiente por decir después de tu salida de Mitre?

—No. Yo no tengo más que agradecimiento a Jorge Porta y fundamentalmente a Guido Valeri porque él vio en mí a alguien que podía incorporar y podía sumarle a Mitre. Yo admiraba la radio, la veía como el Barcelona y me preguntaba dónde podría entrar y la verdad que chapeau. Me dieron la oportunidad de reemplazar a Marcelo, y de trabajar con maestros como Jorge Fernández Díaz, Alfredo Leuco, Jorge Lanata. No tengo más que agradecimiento para Mitre, y el resto son circunstancias. ¿Podría haber hecho la primera mañana en Mitre? Sí, tal vez. Pero decisiones son decisiones, oportunidades son oportunidades y coyunturas son coyunturas. Si no hubiera tenido la experiencia de estos cinco años en Mitre, no estaría tan seguro, tan entusiasmado para hacer esta primera mañana. Sin el paso por Mitre no habría Rivadavia 2022, así que qué otra cosa más que estar agradecido por eso.

—¿Con qué país te vas a encontrar a partir del lunes?

—Argentina es un país sin rumbo y no se ve nada en el horizonte que nos pueda tranquilizar. Los que están manejando el país y los que están participando de la oposición para alternarse, hoy no tienen claro qué hacer ni a dónde ir. Y esta es otra de las cosas que me entusiasma de este nuevo desafío: creo que la primera mañana también conlleva una gran responsabilidad, es el prime time de la radio, y me propongo entender lo que pasa para saber a dónde vamos.

Pablo Rossi estrenará "Esta mañana" el lunes 31 de enero a las 6 (Gastón Taylor)
Pablo Rossi estrenará "Esta mañana" el lunes 31 de enero a las 6 (Gastón Taylor)

—¿Dónde advertís esa falta de rumbo?

—Estamos tan golpeados que a veces hemos dejado de percibir algunas cuestiones. Por ejemplo, la inflación es un cáncer con el que no hay forma de convivir: rechazarla y demandar una solución inmediata es algo que hemos perdido. No se ve ese repudio, ni esa imperiosa necesidad de establecer las prioridades. Una de mis grandes aspiraciones es tratar de ayudar a jerarquizar los problemas. ¿Es más importante acordar con el Fondo Monetario Internacional o tener un plan económico? Acordar con el Fondo es una consecuencia, no una causa. Parece una nimiedad, pero no lo es. Voy a tallar mucho en ese intento, a partir de mis propios análisis y del enfoque y la conversación que se pueda generar en cada entrevista.

—¿Sos optimista de cara al futuro?

—El optimismo voluntarista sirve de poco. Hay que tener un optimismo inteligente y allí es que una gran mayoría de argentinos tenemos que mostrar el rumbo. Desde los últimos 20 años, la Argentina está cada vez más desconectada del mundo. La idea de Cambiemos fue reconvertir esa tendencia y bueno, fracasó en lo económico. Creo que queda una tarea de los republicanos de a pie: tenemos que marcarle el rumbo a la clase política Entonces sí, tengo optimismo porque estamos ya en el naufragio y todo lo que nos queda por delante es bracear para llegar a la costa. Ahí tenemos que llevar a la clase política, pero creo más en la demanda ciudadana o en la conversación pública que lleve de las narices a los líderes políticos, que confiar en la sabiduría de los líderes políticos para llevarnos a alguna parte.

SEGUIR LEYENDO: