Patricia Sosa recordó la reacción de su padre al conocer a Oscar Mediavilla: “Se asustó”

La cantante estuvo en Moria es Moria y contó cómo fue la presentación familiar del guitarrista

Patricia Sosa visitó a Moria Casán en Moria es Moria (Captura; El Nueve)
Patricia Sosa visitó a Moria Casán en Moria es Moria (Captura; El Nueve)

Durante su visita a Moria es Moria, Patricia Sosa paseó por diferentes momentos de su carrera, siempre equidistante entre la música y la actuación. Su pasado al frente del grupo La Torre derribando prejuicios de género en el rock argentino, su actualidad como protagonista de la obra Perdidamente en calle Corrientes y de su futuro, con una agenda bien cargada que incluye un concierto en las pirámides de Egipto.

En cada uno de esos momentos estuvo presente la figura de Oscar Mediavilla, su compañero musical y de aventuras desde los tiempos previos a La Torre. Llevan juntos más de 40 años, con un particular divorcio a su manera en el medio, que los llevó a tomar la decisión de vivir en casas separadas pero con el amor más juntos que nunca. Por ello, cuando las imágenes de archivo mostraban a la banda tocando “Colapso nervioso” en el Festival B.A.Rock de 1982, destacando la potencia de una jovencísima Patricia en la voz y los rulos de Oscar en su guitarra, Moria soltó una pregunta propia de aquella época.

La Torre interpretando "Colapso Nervioso" en el B.A.Rock 82

A mediados de los ‘70 un rockero, pelilargo y un par de años mayor no era el mejor candidato para una chica, y la conductora dio en la tecla. “¿Qué dijeron tus papá y tu mamá cuando te conociste con tu Mediavilla?”, indagó Moria. “Mi papá se asustó”, resumió la intérprete de “Endúlzame los oídos” y procedió a contar una anécdota para graficar la situación.

Mi papá le estaba clavando el taco a mi hermano que se iba para el colegio y no sé que le pasaba, y cuando vio a Oscar se martilló el dedo”, evocó la cantante provocando la risa de la conductora. “Dijo: ‘no puede ser’ y se la dio en el dedo”, agregó, y pasó a describir el look de su prometido, intentando poner en contexto la reacción de su padre. “Tenía el pelo por la cintura, era flaco flaquísimo, unas botas con taco y unos pantalones bombilla color rojo”, apuntó.

Patricia Sosa y Oscar Mediavilla en los tiempos de La Torre
Patricia Sosa y Oscar Mediavilla en los tiempos de La Torre

Pero el martillazo en el dedo de su padre no fue la única reacción que había provocado la presentación en sociedad de Mediavilla. “Mi mamá, como había estudiado peluquería, insistía: ‘este chico... ¿no querrá cortarse el pelo?’ Imaginate Oscar, rajaba”, relató Patricia. Pero a esa altura no había martillos ni tijeras suficientes para interponerse en esa relación. “Nosotros ya estábamos enamorados”, advirtió la cantante que festejará su cumpleaños este domingo con un concierto en el Teatro Broadway.

En casi 50 años de historia en común nació su hija Marta, y tienen para contar un sinfín de vivencias y anécdotas. Algunas de ellas desopilantes, como la vez que Patricia contó haber encontrado a su marido en un ascensor con cinco mujeres. La historia la había contado Mediavilla con Jey Mammón, y cuando la cantante visitó su programa, el conductor quiso saber su versión de los hechos.

Patricia Sosa y Oscar Mediavilla, un amor para toda la vida
Patricia Sosa y Oscar Mediavilla, un amor para toda la vida

Patricia lo simplificó con una frase lapidaria: “Oscar tenía un pedo chicos...”, y pasó a dar su punto de vista. Después de un recital de La Torre, Oscar se había quedado hablando en el hotel con un colega ruso. A falta de un idioma en común, eligieron comunicarse como si fueran pollos, en un código que solo ellos entendían y aburría al resto. Uno a uno los fueron abandonando, incluida Patricia que se fue a su habitación.

A las 5 de la mañana, se levantó y vio que su pareja no estaba en la cama. “Este se perdió”, pensó. Y salió en busca de Oscar por los pasillos de un hotel de diez mil habitaciones. “Se abre la puerta del ascensor y estaba él con cinco minas, hecho un bollo, las minas todas entrelazadas. Un espectáculo inmundo”, evocó la cantante. ante las carcajadas del estudio. “¿Qué le dijiste?”, preguntó el conductor, y la invitada pidió permiso para putear: “Andate a la reputa madre que te parió. Me fui, cerré la puerta y él empezó a golpear con un pedo atroz... Por una semana no le abrí”, cerró.

SEGUIR LEYENDO: