La triste temporada de Gisela Bernal en Carlos Paz, recién separada de su esposo futbolista: “La distancia nos afectó”

En diálogo con Teleshow, la bailarina del espectáculo Stravaganza dio detalles de la crisis que atraviesa con Eros Medaglia, con quien estuvo cuatro años

Gisela Bernal volvió a trabajar en Córdoba, tras vivir en Bélgica e Italia (Crédito: Mario Sar)
Gisela Bernal volvió a trabajar en Córdoba, tras vivir en Bélgica e Italia (Crédito: Mario Sar)

Luego de vivir en Europa durante casi tres años, Gisela Bernal (35) regresó a la Argentina para trabajar en Carlos Paz como una de las figuras de Stravaganza, el exitoso espectáculo de Flavio Mendoza que cumple una década de haber revolucionado el teatro en el país. “Estoy viviendo una temporada maravillosa, honrada de celebrar estos diez años. Formé parte de la primera etapa del show y es muy mágico volver después de haber estado alejada por vivir afuera. Es muy especial este momento”, aseguró a Teleshow.

Más allá de que Stravaganza es la obra más vista en la villa cordobesa, la actividad teatral es afectada por la pandemia y la crisis económica, tanto así que Aníbal Pachano decidió hacer teatro a la gorra. Al respecto, la bailarina señaló: “La temporada es atípica, no es como el teatro de antes, a partir del covid realmente cambió todo. En Córdoba hay muchos contagios como en todo el país. Entonces hoy la situación es complicada, pero a nosotros no nos afecta tanto porque la gente quiere mucho a Stravaganza”.

Gisela Bernal y Flavio Mendoza muestran su talento en Stravaganza
Gisela Bernal y Flavio Mendoza muestran su talento en Stravaganza

En el plano personal, Gisela atraviesa un momento triste por su reciente separación de Eros Medaglia (27), el jugador del Napoles United con quien se había casado en 2019, en Italia. En estos últimos años, formaron una familia ensamblada con Ian (9), el hijo que ella tuvo con Francisco Delgado. “La separación fue hace poquito, pero siempre hemos estado comunicados. La distancia afectó la relación y hoy tomamos esa decisión”, señaló.

Esta crisis no dañó la buena relación que hay entre ellos, incluso el futbolista sigue hablando con el niño ya que tienen un fuerte vínculo: “Nosotros somos familia y seguiremos siéndolo porque Eros es una muy buena persona. El sentimiento no cambia, somos compañeros. Ian sabe que estamos distanciados, no es la noticia que más le encanta aunque comprende la situación”.

Gisela Bernal, Ian y Eros Medaglia formaron una familia ensamblada
Gisela Bernal, Ian y Eros Medaglia formaron una familia ensamblada

También la acróbata explicó que el vínculo se desgastó por la enorme distancia entre la Argentina e Italia y por la imposibilidad de viajar debido a los trabajos de cada uno. “Los compromisos laborales de cada uno son distintos, en lugares alejados, está el océano en el medio, es un poco complicado. Esto va más allá de ponerle un título a la relación, seguimos siendo familia. Nosotros compartimos una experiencia maravillosa en Europa”, recordó Bernal.

La relación amorosa comenzó hace cuatro años y medio. Cuando a Eros le ofrecieron jugar para un club belga, Gisela decidió acompañarlo en este desafío y comenzaron una nueva vida. “Los tres nos fuimos a Bélgica, sin haber convivido en la Argentina. Después nos mudamos a Italia, donde nos casamos. Nos unimos de una manera increíble, formamos un vínculo fuerte y verdadero. Más allá de que hoy no estamos juntos como pareja, siempre vamos a estar codo a codo. Mi hijo lo ama y eso lo voy a respetar siempre”, agregó.

Gisela Bernal vivió los últimos años en Bélgica e Italia, acompañando la carrera futbolística de Eros Medaglia
Gisela Bernal vivió los últimos años en Bélgica e Italia, acompañando la carrera futbolística de Eros Medaglia

Como la separación es muy reciente, la ex participante del Bailando todavía no sabe qué pasará cuando termine la temporada de verano: “No tengo idea, depende también de lo que suceda con el teatro, si vamos a continuar o no. Eros quería que volviéramos a Italia. Pero la razón principal por la que regresé era porque extrañaba al país, la familia, las costumbres. Por más que vivas en un lugar increíble, siempre extrañás. Allá se me complicó trabajar por la pandemia, los proyectos se cayeron. Ahora que volví a trabajar estoy tan feliz en el teatro que me cuesta pensar en tener que volver y remarla. Además Eros tiene su carrera allá, está cumpliendo su sueño y yo no puedo ser egoísta, siempre voy a desear que sea feliz”.

En medio de este contexto, Gisela también está muy atenta al bienestar de su hijo, que en estos casi tres años se supo adaptar a diferentes culturas e incluso aprendió a hablar y a escribir italiano a la perfección. “No es un bebé, él tiene nueve años y necesita tener cierta estabilidad. En los últimos dos años fue a la escuela en Italia y estuvo estable. Me cuesta tomar la decisión de volver a irme. Aunque Ian es un niño que tiene la mente súper abierta, vivió experiencias en diferentes países que fueron muy enriquecedoras. Él se hace amigo de todo el mundo, se lleva bien con todos y es muy familiero como yo”.

"Estoy tan feliz en el teatro que me cuesta pensar en tener que volver y remarla", señaló Gisela  (Crédito: Mario Sar)
"Estoy tan feliz en el teatro que me cuesta pensar en tener que volver y remarla", señaló Gisela (Crédito: Mario Sar)

Por otra parte, Bernal se refirió a los conflictos legales que mantiene con Ariel Diwan, el empresario del que se separó en 2015, en medio de un escándalo mediático cuando él había expresado sus dudas respecto a la paternidad de Ian. Tras un examen de ADN se comprobó que el pequeño era hijo de Francisco Delgado. “Apenas llegué al país tuve la hermosa noticia de que había ganado dos juicios, uno era por nulidad del acto jurídico y el otro por la división de condominio. Ambos tienen que ver con la casa en Palermo en la que vivo. Estoy súper contenta que después de tantos años se haga justicia”, afirmó.

También está esperando que se resuelva la denuncia por daños y perjuicios que realizó contra su ex pareja. “Está bastante avanzada, ya pasaron seis años pero con los tiempos de la justicia hay que tener paciencia”, dijo al respecto. Además, aclaró que logró superar la angustia que le generó el enfrentamiento con Diwan: “Fue terrible, pero no lo vivo como algo presente. Justamente haberme ido me hizo sanar mucho esas heridas profundas. Hice terapia, me contuvo mi familia, me hizo bien alejarme de los medios. Pude analizar todo lo sucedido desde otro lugar, lo tramité, lo mastiqué, lo dejé ir, ya está”.

Respecto al vínculo que tiene Ian con su papá, Francisco Delgado, la artista explicó: “Tienen una buena relación a pesar de que Francisco está viviendo en otro país. Hace poquito estuvo en Buenos Aires y se reencontraron después de tres años. Salieron a pasear y todo fluyó de la mejor manera. Yo trato de que Ian tenga en su corazón mucho amor y que en su naturaleza sienta buenas energías con todo el mundo. Es un niño muy dulce, es mi compañero incondicional”.

Gisela Bernal todavía no sabe qué hará a partir de marzo: si vuelve a Italia o se queda en la Argentina (Crédito: Mario Sar / Agradecimiento: One Residences)
Gisela Bernal todavía no sabe qué hará a partir de marzo: si vuelve a Italia o se queda en la Argentina (Crédito: Mario Sar / Agradecimiento: One Residences)

SEGUIR LEYENDO: