Ana Rosa Vaz Pönicke, la ex mujer de Ricardo Montaner, habló por primera vez de la familia del cantante y de Stefi Roitman

Se casaron en 1975 y se separaron 11 años después. Durante su matrimonio tuvieron dos hijos: Héctor y Alejandro

La mujer decidió revelar cómo es su vínculo con quien supo ser su esposo

Ana Rosa Vaz Pönicke fue la primera mujer de Ricardo Montaner, la madre de sus dos hijos mayores, la que apoyó al artista en sus primeros pasos hacia el éxito. Y si bien se mantiene alejada de los medios y cultiva el perfil bajo, en las últimas horas rompió el silencio y habló por primera vez con El Run Run del Espectáculo en Crónica HD.

“Solo te diré que soy una mamá muy orgullosa de mis hijos a quienes amo profundamente y que quiero mucho a los hijos de Ricardo y Marlene... Los chicos son hermanos de mis hijos y son unos chicos amorosos... Conozco a Stefi y es una chica espectacular. Sé que van a ser muy felices y bendecidos en su vida”, respondió la mujer a través de un mensaje de WhatsApp que envió al programa.

Montaner se casó en 1975 con Ana y se separaron 11 años después. Durante su matrimonio tuvieron dos hijos: Alejandro es Licenciado en Administración de Empresas, nació en Venezuela y se radicó en Estados Unidos. Héctor, en cambio, es autor, compositor y cantante. A raíz de su incondicional amor nació la canción Noches de primaveras, compuesta por el propio Montaner en honor a su amada. Sin embargo, los estudios de grabación, las giras y la promociones de sus álbumes llevaron a desgastarse la relación.

Ana Vaz optó por mantener un perfil súper bajo. Tanto es así que sus perfiles en redes sociales son privados. Son sus dos hijos quienes comparten fotografías junto a ella. Hasta el momento, no existen de forma pública imágenes de la pareja durante los años que estuvieron juntos. Por su parte, Ricardo siempre se muestra muy unido a los dos hijos que tuvo con su primera esposa.

Montaner se casó en 1975 con Ana y se separaron 11 años después
Montaner se casó en 1975 con Ana y se separaron 11 años después

Los Montaner fueron noticia en las últimas semanas luego de que Ricky y Stefi Roirman se casaran en una ceremonia mixta y dieran el “sí” ante unas trescientas personas que fueron a una estancia en Exaltación de la Cruz, a unos 82 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, para celebrar con ellos.

Para poder festejar tranquilos en épocas de pandemia, todos los invitados tuvieron que realizarse un hisopado en la puerta del lugar y quienes dieron negativo, unas seis personas, no pudieron ingresar, más allá del vínculo que tuvieran con el flamante matrimonio.

La relación entre Stefi y Ricky nació en octubre de 2019 y se venía cocinando previamente a distancia y en el modo 2.0, como corresponde a los tiempo que corren. Aún no sabían que aquellos mensajes directos que intercambiaban por Intagram marcarían su historia de amor hasta que él dio el puntapié inicial. Lo hizo a través de la cuenta oficial de la banda que comparte con su hermano: reaccionó a una historia de una foto de la actriz. Le envió un corazón, al que ella respondió con el emoji de las manos en forma de plegaria. Según dijo luego, lo hizo a modo de “agradecimiento”, además, no sabía cuál de los hijos de Ricardo Montaner estaba del otro de la pantalla.

"Conozco a Stefi y es una chica espectacular", dijo Ana Rosa Vaz Pönicke, la ex mujer de Ricardo Montaner
"Conozco a Stefi y es una chica espectacular", dijo Ana Rosa Vaz Pönicke, la ex mujer de Ricardo Montaner

Hasta que recibió otro mensaje, ya escrito y no con stickers. “Ey, guapa, ¿cómo estás? Para que sepas, soy el soltero y el menos guapo de los dos hermanos Montaner”, le dijo Ricky y de inmediato comenzó el ida y vuelta virtual. Hasta que el artista viajó a la Argentina e invitó a la actriz a un show y luego a comer. “Sin saberlo, ponía delante de mis ojos al amor de mi vida”, se sinceró Stefi sobre aquel viernes de octubre en que se encontró cara a cara con el músico del dúo Mau y Ricky.

Así fue el inicio de la relación a distancia que, por suerte para ellos, no duró mucho: en enero 2020, Stefi viajó a Miami a conocer a la familia Montaner. Y un día -más precisamente, el martes 14- salieron a dar un paseo en el auto descapotable y mientras la actriz llevaba sus pelos al viento al ritmo de la música, el cantante le hizo una romántica propuesta. Y le preguntó si quería ser su novia. Casi dos años después, los novios se convirtieron en marido y mujer.

SEGUIR LEYENDO: