Un festejo íntimo, un solo invitado famoso y un show especial: así será la fiesta de casamiento de Abel Pintos y Mora Calabrese

A una semana de haber pasado por el Registro Civil de Chaco, la pareja hace una celebración este sábado en una estancia de Cañuelas. Todos los detalles de una boda soñada

Abel Pintos y Mora Calabrese se casan en la Estancia Villa María
Abel Pintos y Mora Calabrese se casan en la Estancia Villa María

“El amor nos abre el cielo”, canta Abel Pintos en Nosotros, uno de los tantos temas que le dedicó a su esposa, Mora Calabrese. Y es que justamente el cielo será testigo de la ceremonia que realizarán esta tarde cuando celebren su boda en una estancia ubicada en Cañuelas. El fin de semana anterior hicieron la unión civil en Resistencia, Chaco, en un evento del que solo participaron los familiares más directos y que tuvo lugar en la casa de los suegros del cantante.

La pareja eligió este sábado 25 de septiembre para realizar la ceremonia religiosa con una fiesta que tendrá lugar al aire libre en la Estancia Villa María, aquella en la que se casaron Luisana Lopilato y Michael Bublé en abril de 2011. La misma cuenta con 74 hectáreas de parque diseñadas en 1917 por el paisajista Benito Carrasco, discípulo de Carlos Thays.

Los novios, sus hijos (Guillermina, de la pareja anterior de ella; y Agustín, de su matrimonio con el cantante) y sus familiares más íntimos se instalaron allí los días previos ya que el casco de la estancia tiene 11 habitaciones con vista al parque. De manera tal que no necesitaran llegar el mismo día para cambiarse y alistarse.

El casco de la Estancia Villa María
El casco de la Estancia Villa María

Los invitados están citados a las 17. Se los recibirá con una recepción de bebidas hasta que comience la ceremonia religiosa que se llevará a cabo allí mismo. Si bien se casaron por Iglesia el jueves -en una ceremonia de la que solo participaron los testigos y allegados a la pareja-, el cura se trasladará para hacer la bendición en la estancia. Se trata de una fiesta muy íntima de la cual solo participarán familiares y amigos del círculo más cercano a la pareja. Habrá menos de 100 personas. Y solo un famoso: Mario Rubén González Pierotti, popularmente conocido como Jairo.

Según el propio Abel declaró públicamente, su intención es que el músico cante durante la ceremonia. “Lo queremos y lo admiramos mucho”, dijo sobre su colega en una entrevista y recordó una anécdota sobre los inicios de su relación con Mora: “Cuando nos conocimos, mientras hablábamos de las cosas que uno habla cuando se conoce con alguien, cuando pintó Jairo fue raro porque normalmente a mí me gusta de toda la vida, pero nunca me pasó que otro coincidiera en Jairo específicamente”.

Y fue durante un encuentro laboral -grabaron juntos una canción- que Pintos le hizo saber el deseo de la pareja de que él cantara durante la ceremonia. “Sería un sueño”, destacó. Anhelo que este sábado se hará realidad cuando el músico entone el “Ave María”.

Una de las galerías de la Estancia Villa María
Una de las galerías de la Estancia Villa María

El encargado de organizar la boda es Javier Pita, quien desde hace meses trabaja en todos y cada uno de los detalles para que sea una tarde/noche soñada tanto para Abel y Mora así como también para sus invitados y quienes quieren lo mejor para la pareja. La decoración estará diseñada exclusivamente y pensada en los gustos de ellos, así como también en la ambientación propia de la estancia que tiene un estilo italiano: será romántico, armonioso.

Con respecto al look de los novios, no trascendió el nombre de quien confeccionará el vestido de Mora, y el asesor de imagen de Abel trabajó junto a un diseñador en el traje que llevará el cantante y que no será de alguna etiqueta puntual. Su objetivo no era ese sino lucir un modelo que coincidiera en sus gustos.

La Estancia Villa María tiene  74 hectáreas de parque
La Estancia Villa María tiene 74 hectáreas de parque
Allí también celebraron su boda Luisana Lopilato y Michael Bublé
Allí también celebraron su boda Luisana Lopilato y Michael Bublé

Entre los servicios que ofrece la estancia, además de poder celebrar la boda al aire libre se puede colocar una carpa en donde se arma el sector de las mesas, así como también hay un salón privado con capacidad máxima de 110 personas. Para los novios no sería problema ya que ellos tienen menos invitados.

Y para quienes se queden hospedados unos días extra luego del casamiento, pueden disfrutar de distintas actividades como clases de polo, cabalgatas, paseos en carruaje y en bicicletas. También tiene cancha de tenis, de golf, fútbol, sala de billar, juegos de mesa, cava de vinos y degustaciones privadas.

Sin dudas, será un día inolvidable para Mora Calabrese y Abel Pintos, quienes celebrarán su boda con una fiesta tradicional y pensada a su medida y a la de los invitados que celebrarán su amor. Y con el cielo como testigo de dicha unión. “Sábado para siempre”, escribió el músico en sus redes sociales cuando celebró su festejo del civil. Este será un nuevo sábado, un nuevo festejo, y que para ellos también será para siempre.

SEGUIR LEYENDO: