Cayetano habló de su adicción al juego: “Empezó cuando tenía 11, y llegué a perder el departamento que me dejó mi abuela”

El conductor de “Un día perfecto” habló también de las consecuencias físicas de la ludopatía a la que llama “adicción silenciosa”. Además, contó cómo lo ayudó ir a un grupo de jugadores anónimos en una iglesia -casualidad o no- que lleva de nombre su apodo