Flor Vigna compartió fotos de su infancia: “Nuestra casita estaba bastante hecha percha pero lo feliz que fui ahí no tiene nombre”

La actriz publicó en sus redes sociales una imagen de cuando era chica. “Mis viejos siempre se movieron para darnos lo mejor de lo mejor”, destacó sobre ellos

Flor Vigna
Flor Vigna

“Artista. De espíritu diáfano y curioso”. Así se define Flor Vigna en su biografía de Instagram, red social en la que tiene más de cinco millones de seguidores, aquellos fanáticos que empezaron a verla hace exactamente siete años (un 12 de mayo de 2014) cuando debutó en televisión y a quienes ella les agradeció su lealtad, amor y apoyo. “Qué locura. Gracias por todo este tiempo juntos. Por elegirme, por motivarme e inspirarme día a día. Están en cada detalle, cada momento. Realmente me parten el bocho y el corazón. Gracias por tanto, fandom, querido”.

Con los años, Flor formó una carrera de una artista integral: bailarina, actriz y ahora se está preparando para lanzarse como cantante. Ganó dos veces el Bailando (2016 y 2017), encabezó la obra teatral Una semana nada más junto a Nico Vázquez y Benjamín Rojas, y también protagonizó Mi hermano es un clon con Nicolás Cabré en el prime time de El Trece. Y este año, además de enfocarse en su carrera musical, será una de las grandes figuras de La Academia, el nuevo formato de ShowMatch.

Los últimos días, la actriz abrió el álbum de los recuerdos y se puso a ver fotos de su infancia, aquella que pasó en el barrio porteño de Floresta junto a su mamá y a su hermana menor, Leila, y su hermano mayor Miguel. Sus padres se separaron cuando ella tenía 11 años.

Compartió en Instagram Stories una imagen en la que se la ve posando para la cámara, sonriendo y cruzada de brazos. “Nuestra casita estaba bastante hecha percha pero lo feliz que fui ahí no tiene nombre. Mis viejos siempre se movieron para darnos lo mejor de lo mejor”, escribió Flor junto a la imagen y agregó el emoji de un corazón. “Me hacía la modelo”, agregó sobre la pose que hizo por ese entonces, cuando ya soñaba con ser artista.

La foto que publicó Flor Vigna en su casa de la infancia
La foto que publicó Flor Vigna en su casa de la infancia
Otra de las fotos que compartió Flor en su cuenta de Instagram
Otra de las fotos que compartió Flor en su cuenta de Instagram

“Nosotros vivíamos en el negocio -una perfumería-, no teníamos una vivienda. Mi mamá se la pasaba trabajando siempre”, contó Flor Vigna en sus comienzos en una entrevista en El Nueve 9, y aclaró que no le gusta hablar sobre los duros momentos que vivió en su infancia. “Hoy estoy muy contenta con mi realidad y no tengo que ir dando lástima a nadie. Incluso siento como que no es una historia de lástima, sino de orgullo, porque yo lo pude superar, como creo que cualquiera lo puede superar en su casa.

VER TAMBIÉN Flor Vigna rompió en llanto al hacer una reflexión por la pandemia: “Nunca se sabe cuándo se puede morir alguien”

Y agregó: “Cuando mis viejos eran chicos, no tenían nada de nada y lograron hacer lo suyo gracias a mucho trabajo, en gran parte a mi mamá. Ella estaba todo el día trabajando y mi papá trataba de hacer negocios por fuera. A veces eso llevaba a discusiones y, como cualquier persona, pueden explotar por diferentes lados. En ese momento vivíamos en un lugar muy chiquitito, en donde todos veíamos todo”.

Flor Vigna junto a su mamá, Viviana, durante un viaje al Cerro Uritorco
Flor Vigna junto a su mamá, Viviana, durante un viaje al Cerro Uritorco

“Mi mamá me enseñó a entender todo eso, no tengo que recriminarle nada a nadie, porque sé que fue parte de la construcción de mi familia. No teníamos nada, y en el intento de tenerlo hubo discusiones que a veces se fueron de las manos, cosas que por ahí no estaban buenas”.

Por aquel entonces, Viviana, la mamá de Flor, explicó que a su hija la salvó su temperamento. “A los 10 u 11 años fue tomando su vida en sus manos, si había una situación que no quería ver se iba a los centros culturales, a ver qué podía hacer, algún tipo de gimnasia, teatro…. Lo hacía sola, yo estaba todo el día trabajando, es un error que cometemos muchos padres, que nos enroscamos mucho en el trabajo, hasta cuando ya no es necesario”, contó la madre de la actriz.

SEGUIR LEYENDO: