Usuarios en redes sociales han decidido mudarse de WhatsApp a Telegram (Foto: Christin Klose/dpa)
Usuarios en redes sociales han decidido mudarse de WhatsApp a Telegram (Foto: Christin Klose/dpa)

Con el inicio del 2021 vinieron nuevos cambios, y uno que ha cobrado gran relevancia durante los últimos días es el abandono de la aplicación de mensajería WhatsApp para mudar a otras menos conocidas.

Luego de que la empresa estadounidense anunciara una modificación en sus términos y condiciones, miles de internautas han optado por explorar otro tipo de plataformas, entre las que destaca Telegram, desarrollada en 2013 por los hermanos Nikolái y Pável Duróv.

Sin embargo, habrá que mirar de cerca cuáles son las implicaciones de usar una u otra, pues aunque ambas fueron creadas como un servicio de mensajería instantánea para teléfonos inteligente, existen múltiples características que las distinguen.

WhatsApp

Los nuevos términos y condiciones de WhatsApp suponen que los datos del usuario sean compartidos con otras plataformas del grupo Facebook Inc. (Foto: EFE / Hayoung Jeon)
Los nuevos términos y condiciones de WhatsApp suponen que los datos del usuario sean compartidos con otras plataformas del grupo Facebook Inc. (Foto: EFE / Hayoung Jeon)

A partir de 8 de febrero la aplicación que forma parte del conglomerado Facebook Inc. pedirá a sus usuarios aceptar la nueva política de privacidad para seguir utilizando el servicio.

Dicha actualización supone que WhatsApp podrá compartir información personal del cliente con Facebook y otras plataformas del grupo de Mark Zuckerberg.

De hecho, los cambios coinciden con las nuevas etiquetas que ha colocado la App Store a la aplicación de WhatsApp, advirtiendo que el servicio recolecta contactos, datos comerciales cuando se usa Facebook e, inclusive, la IP, o dirección geográfica del usuario.

Aunado a esto, se especifica que no sólo se recopilará información del usuario principal, sino también de sus contactos o terceras personas.

Por otra parte, existen especificaciones técnicas que hacen diferentes a las dos aplicaciones; uno de los más relevantes para usuarios es el uso compartido de archivos. En este aspecto Telegram tiene una mayor capacidad, pues su límite es de 2 GB y WhatsApp solo 16 MB.

La alternativa: Telegram

Telegram surgió como una alternativa para los usuarios que desean dejar de utilizar WhatsApp (Foto: Roy Liu / Bloomberg)
Telegram surgió como una alternativa para los usuarios que desean dejar de utilizar WhatsApp (Foto: Roy Liu / Bloomberg)

No es sorpresivo que miles de usuarios hayan decidido explorar otras opciones. Las nuevas reglas de WhatsApp y Facebook Inc. dejaron intranquilos a los internautas, abriendo espacios en sus preferencias a la hora de elegir una plataforma para comunicarse con sus contactos.

Telegram es una aplicación multiplataforma que envía mensajes cifrados y que se autodestruyen, sin embargo, también alberga algunos inconvenientes que pueden complicar la decisión de los consumidores.

Aunque es un hecho que cada vez más personas están considerando mudarse de compañía, WhatsApp continúa siendo más popular, lo que puede representar una dificultad a la hora de comunicarte con amigos, familiares, o colegas del trabajo.

Otra desventaja es que Telegram no permite a sus usuarios poder realizar videoconferencias grupales pese a contar con la opción de videollamadas.

Además, si con anterioridad has utilizado WhatsApp, te toparás con la complicación de trasladar los datos de la aplicación estadounidense a la nueva plataforma.

Signal es una aplicación de mensajería instantánea por internet promovida por Elon Musk (Foto: Lam Yik/Bloomberg)
Signal es una aplicación de mensajería instantánea por internet promovida por Elon Musk (Foto: Lam Yik/Bloomberg)

No obstante, las personas se han permitido buscar otras alternativas. Entre ellas, una de las más populares es Signal, la cual ha sido impulsada por el empresario Elon Musk.

Esta aplicación utiliza el cifrado de extremo para proteger las comunicaciones y los de sus usuarios. Está disponible para iOS y Android.

Nació en 2013, cuando un grupo de activistas decidieron hacer frene a las corporaciones que no respetan la seguridad y privacidad informática.

Uno de los principales aspectos que hacen fuerte a dicha plataforma es que no tiene fines de lucro, pues no cobran el uso de la aplicación y tampoco venden la información a terceros.

Asimismo, otra ventaja es que los mensajes están cifrados extremo a extremo, lo que quiere decir que están “blindados” mientras navegan por la web hasta que llegan al destinatario. Al igual que Telegram, existe la opción de que los mensajes se destruyan después de un tiempo.

Otras personalidades como Edward Snowden y Jack Dorsey también recomendaron esta aplicación, exponiendo en redes sociales sus principales ventajas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA