Apareció la remera de Chano, la prueba que puede complicar o absolver al policía que le disparó

La Policía Federal había ido a buscarla al sanatorio Otamendi luego de que el músico fuera internado, pero no fue hallada. La familia del músico contactó a la Justicia en las últimas horas para acordar entregarla. El fiscal Martín Zocca inspecciona la casa del hecho

Chano Moreno Charpentier, internado en el sanatorio Otamendi.
Chano Moreno Charpentier, internado en el sanatorio Otamendi.

En las últimas horas, la Justicia de Zárate-Campana recibió un llamado sumamente interesante de un miembro del entorno de Chano Moreno Charpentier. Un familiar del músico, que se recupera en el sanatorio Otamendi tras ser baleado por un policía que asistió a su casa de Exaltación de la Cruz tras un alerta y que lo baleó en el abdomen, aseguró haber encontrado lo que puede ser una pieza fundamental en el expediente, hoy investigado por el fiscal Martín: la remera que Chano vestía al momento del disparo.

Juan Manuel Esperante, fiscal original del caso, había enviado a la Policía Federal al sanatorio Otamendi a buscarla. La consideraba una prueba de alto interés, ya que la remera podía contener restos de la deflagración del disparo, de pólvora, lo que en jerga forense se llama un telón interpuesto, que determinaría la proximidad del policía Facundo Amendolara al momento de balear al músico con su pistola reglamentaria. En un primer momento, no se encontró.

Ahora, 72 horas después, un familiar de Chano asegura haberla hallado y se acordará su recolección en las próximas horas, según confirma una alta fuente del expediente a Infobae.

El cuchillo usado por Chano en el hecho.
El cuchillo usado por Chano en el hecho.

Hoy por la mañana, acompañado de familiares del músico que habilitaron el ingreso, el fiscal Zocca comenzó una inspección de la casa de Exaltación de la Cruz donde ocurrió el hecho, según confirmó a este medio José Luis Castaño, fiscal general de Zárate-Campana, donde tramita la causa. La inspección es un paso previo importante a una nueva toma de declaraciones, mientras se esperan resultados de varias pericias encargadas a la Policía Federal, que ya aportó una filmación de la casa en la noche del ataque.

La remera, si es que es entregada, será sumada a la pericia balística que se realizará el martes próximo, al ser objeto que medió entre Chano y el disparo. Si se encuentran restos de pólvora, podría ser interpretado como un signo de cercanía entre Chano y el policía, un literal tiro a quemarropa. Algunos investigadores estiman que es difícil que sea encontrado, ya que según los testimonios presentes, el policía le disparó a tres metros de distancia en el patio delantero de la casa.

La causa para esclarecer el hecho avanza con pasos claros. Zocca la calificó ayer como una averiguación de ilícito. Amendolara fue efectivamente “imputado de hecho”, según José Luis Castaño, fiscal general de la jurisdicción. Por el momento, Amendolara no constituyó un abogado particular y es defendido por su defensor oficial. La pericia que definirá el caso junto a los estudios planimétricos y el levantamiento de rastros en el country que ya fueron realizados será el estudio balístico del hecho a cargo de la Policía Federal. Esa pericia ya tiene fecha: será realizada el próximo martes 3 de agosto por la PFA.

La madre de Chano, testigo clave.
La madre de Chano, testigo clave.

A Amendolara “se le notificó la realización de la pericia para garantizar la validez del acto y se le harán saber sus derechos”, según confirmó Castaño a Infobae.

Marina Charpentier, madre del músico, confirma Castaño, ya está en contacto con el nuevo fiscal. Por lo pronto, la fecha de su declaración testimonial no fue definida, dada la delicada situación de salud de Chano en la clínica Otamendi. Otras fuentes con acceso a la causa aseguran que la madre “puede dejar constancia de sus manifestaciones sin necesidad de venir a declarar por el momento” y que será citada de manera virtual en una fecha a convenir.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR