Iñaki Pandolfo, el joven denunciado por estafar a sus amigos con inversiones tecnológicas, fue detenido en la localidad chilena de Iquique. Tenía orden de captura internacional y su paradero era un misterio para Justicia, luego de que se le perdiera el rastro en junio de 2019.

Según la investigación de los fiscales David Bruna y Javier Pizzo, el imputado está acusado de apropiarse de dinero que le dieron con el fin de realizar inversiones tecnológicas, como la compra de monedas digitales (bitcoins) y la venta de consolas de videojuegos. Luego, les prometía que ese capital sería mayor y volvería como un retorno. Muchos de los estafados eran amigos, por lo que las maniobras consistían en tejer redes de confianza.

Las denuncias empezaron a partir desde su entorno cuando se cumplían los plazos de devolución y Pandolfo no estaba en condiciones de cumplir lo convenido. "Ahora el dinero de mis clientes y amigos no está disponible, pero lo van a tener. No me voy a quedar con plata de nadie”, se defendió el año pasado, cuando el caso salió a la luz.

Pandolfo también está imputado, además, en otro expediente por comprar entradas de cine con tarjetas robadas para revenderlas a menor precio.

Tras confirmarse su detención en la ciudad chilena de Iquique, la Justicia de Garantías de Argentina solicitó al fiscal Javier Pizzo, de la oficina de Delitos Económicos, para que se inicie el trámite de extradición de acuerdo al convenio con el Mercosur, según pudo confirmar Infobae. Se estima que la llegada de Pandolfo a Mar del Plata, donde está radicada la causa penal, se produciría recién en un plazo de 60 días.

El video de Youtube que difundió Iñaki Pandolfo, luego de que estallara el escándalo.

Según el portal 0223, el gamer cruzó la frontera y se asentó en Chile luego de conseguir un trabajo en el bar “La Isla”. El joven habría sido identificado y detenido luego de que la Policía local decidiera aprehenderlo a partir de un incidente en el hostel que se hospedaba.

Juan Manuel Rivero Clauso, el abogado que representa a 19 presuntos damnificados que acusaron a Pandolfo, había indicado en su momento: “Pandolfo se había ganado la confianza de muchos gamers vendiendo dispositivos como playstations o teléfonos celulares y empezó a ampliar sus negocios a otras operaciones ofreciendo ganancias semestrales en dólares”. El letrado estimó que la suma involucrada en la estafa sería de cinco millones de pesos.

Pandolfo era un reconocido fanático de los videojuegos y la tecnología. Se dedicaba a la compra y venta de insumos de computación.

Seguí leyendo: