Ezequiel Lamas tenía 17 años y estaba de vacaciones con amigos en Miramar
Ezequiel Lamas tenía 17 años y estaba de vacaciones con amigos en Miramar

El joven de 17 años acusado de haber asesinado de una trompada a otro adolescente en Miramar, en medio de un altercado en la calle, fue detenido el domingo por la noche en Buenos Aires.

La policía de la provincia de Buenos Aires detuvo al menor en el barrio porteño de Caballito tras un operativo llevado a cabo por efectivos de la Departamental de Mar del Plata junto a la Sub DDI de Miramar, según informaron fuentes policiales a Infobae.

El adolescente está acusado de ser el autor de la trompada que provocó que Ezequiel Lamas, la víctima, también de 17 años, se descompensara y cayera con su cabeza contra el piso. A partir de su desvanecimiento, el joven fue trasladado a un hospital y luego derivado al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de Mar del Plata, donde fue operado por una fractura en el cráneo y murió en la noche del domingo.

El menor acusado de "homicidio preterintencional" -es decir, que con su agresión no tuvo intenciones de provocar la muerte- será trasladado a Mar del Plata y declarará en las próximas horas ante el fiscal del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, Walter Martínez Soto, que está a cargo del caso.

Ezequiel Lamas, oriundo de la localidad bonaerense de González Catán, estaba pasando unos días de vacaciones en la ciudad balnearia junto a sus amigos y un primo. El sábado por la noche caminaban por la peatonal cuando Ezequiel tropezó con una mujer, pidió disculpas y discutió con ella y su marido.

A su vuelta, los adolescentes vieron un un tumulto de gente y se acercaron para ver qué pasaba. La misma pareja, que estaba junto a seis efectivos policiales, los increpó. "Empezaron a gritar '¡están ahí, son ellos! tienen cuchillos y amenazaron a mi hija de 5 años'", relató José Coria, tío de la víctima. La policía los requisó en ese momento pero no pudieron comprobar que estuvieran armados o hubieran robado.

En ese momento otro joven apareció entre la gente y le pegó una trompada a Ezequiel, que tuvo una herida cortante en su cara y se quedó sentado en un banco para recomponerse. "No veo nada", se oye que alcanza a decir en uno de los videos que filmaron sus amigos para registrar el episodio.

Instantes después, Ezequiel quiso pararse, se descompensó, cayó al piso y debió ser trasladado de urgencia. A pesar de que fue intervenido, falleció dos días después de estar en terapia intensiva, justo en el horario que su familia llegaba a visitarlo.

SEGUÍ LEYENDO: