La localidad bonaerense de Loma Hermosa amaneció convulsionada. Esta mañana fue hallado el cadáver de una mujer junto a un volquete, frente a una ferretería sobre la calle Primera Junta al 9000 del partido de Tres de Febrero. El cuerpo presentaba una lesión en el cuello compatible con un estrangulamiento.

Efectivos de la Policía Bonaerense acudieron a la escena luego de que un llamado, cerca de las 7:30, alertara al 911 sobre la presencia del cuerpo en el lugar. El testigo que comunicó el hecho dijo que la víctima había sido lanzada desde un auto.

La investigación la llevó adelante la UFI Nº 6 de San Martín, a cargo de la fiscal Marcela Costa, quien ordenó una autopsia y el levantamiento de rastros.

Durante las primeras horas, la identidad de la persona fallecida se desconocía. Hasta que se oyó un grito en la cuadra. "¡Es mi mamá, es mi mamá!", vociferó una niña en la puerta de su casa, justo enfrente de la escena, según contaron testigos a Infobae. Uno de sus hermanos había recibido la foto del cadáver en su teléfono, inexplicablemente.

Luego, otro de los hermanos de la niña, de 16 años, se presentó ante la Justicia. La víctima, aseguró, era su madre, Andrea Gabriela López, de 44 años, quien vivía justo enfrente de donde se encontró el cuerpo.

El lugar donde apareció el cuerpo
El lugar donde apareció el cuerpo

Según se supo desde fuentes de la investigación, la mujer estaba casada desde hace aproximadamente 20 años con Juan Carlos Garcilazo, un albañil de 53 años. Trascendió que en el último tiempo la pareja habría mantenido discusiones por la tenencia de sus tres hijos.

Poco después se conocieron imágenes de las cámaras de seguridad de una ferretería ubicada frente al volquete donde yacía muerta López. La filmación mostró el momento en que el cuerpo era depositado en la vereda, no descartado desde el interior de un auto como se presumió al comienzo, sino que se observó al hombre, presuntamente Garcilazo, quien lo cargó y lo dejó allí.

Mientras se trataba de esclarecer el caso surgió la versión de que el padre del jugador de fútbol Lucas Viatri estuvo involucrado en el hecho. Fuentes policiales aclararon esta versión, informando que el hombre es un comerciante vecino, justamente el dueño de la ferretería que aportó las filmaciones, quien refirió que Garcilazo es quien dejó el cuerpo al costado del volquete.

La fiscal Costa investiga el caso como un femicidio. Por lo pronto, el hombre permanece prófugo y es intensamente buscado por la policía.

SEGUÍ LEYENDO: