En los últimos dos meses, casi 100 chicos y más de 50 trabajadores contrajeron coronavirus en hogares e institutos de que alojan a menores de edad

Son datos de la Defensoría General de la Nación de los institutos de la ciudad de Buenos Aires. En junio se registraron 136 casos. Cuáles son los motivos

mangulo@infobae.com
Foto: Cot Castells
Foto: Cot Castells

En los dos primeros meses del aislamiento obligatorio por la pandemia del coronarivus -abril y mayo- los hogares e institutos que alojan a menores en la ciudad de Buenos Aires estuvieron casi a resguardo del virus. Solo un chico y nueve trabajadores fueron positivos de covid-19. Pero el número creció exponencialmente en junio y estos primeros días de julio: 92 chicos y 44 empleados dieron positivo.

En total 93 niños, niñas y adolescentes -de los cuales la mitad necesito ser hospitalizado- y 53 empleados de hogares e institutos tuvieron o tienen coronavirus, según un relevamiento que hizo la Comisión de Seguimiento del Tratamiento Institucional de Niños, Niñas y Adolescentes de la Defensoría General de la Nación y al que accedió Infobae. Los datos son desde el 11 de abril hasta ayer.

Según ese trabajo en abril hubo un solo caso de coronavirus y correspondió al empleado de un hogar; en mayo hubo nueve casos (un menor y ocho trabajadores); en junio 120 positivos (79 menores y 41 empelados); y en los primeros seis días de julio ya hay 16 casos (13 chicos y tres trabajadores). Los mayores casos son en hogares de niños. Son 67 menores y 20 trabajadores positivos en 10 de los 35 hogares que dependen del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la ciudad, a cargo de María Migliore, algunos de ellos con convenios con organizaciones civiles.

¿Por qué el aumento significativo en un mes? “Una explicación racional es porque la cantidad de contagios se disparó en el AMBA. Quiénes llevan el virus a los institutos son los adultos: operadores, profesionales, personal de limpieza, cocina. Son los que entran y salen. No son los chicos. Es la descripción objetiva. Sabíamos que esto iba a pasar y algunas instituciones tomaron mayores prevenciones que otras. Lo que planteamos es tomar lo que hicieron los lugares que no tienen casos”, le dijo a Infobae Marisa Graham, defensora nacional de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

Marisa Graham, en el medio (Foto: Senado)
Marisa Graham, en el medio (Foto: Senado)

Un caso que tuvo un gran cantidad de contagios fue el hogar Apapachar, en el barrio de Mataderos: de los 29 menores de uno a 10 años que se aloja, 26 tuvieron coronavirus. Todos ya fueron dados de alta. También dieron positivo de COVID-19 11 empleados.

Infobae habló con tres empleados de distintos hogares que pidieron mantener sus nombres en reserva. Los tres coincidieron en que no hay un protocolo claro de actuación ante un caso positivo, tampoco una definición de caso estrecho para hacer aislamientos y critican el sistema de suplencia de trabajadores que son designados. “Una empleada no fue incluida en los testeos porque no fue considerada un caso estrecho. Después se hizo el estudio por su cuenta y dio positivo”, contó uno de ellos. Otro dijo que los chicos del hogar en el que trabaja no tienen barbijos individuales: “los lavan y después los vuelven a usar”.

Muchos empleados de los hogares se tomaron licencia porque están dentro del grupo de riesgo o dejaron de ir por un tiempo por su contacto estrecho o porque dieron positivo. Son reemplazados por personal de refuerzo designado por el Gobierno. Pero la crítica es que no todos son controlados con test, ni respetan los protocolos o no tienen insumos sanitarios. Así se iniciaron los contagios en Apapachar: una empleada de refuerzo que dio positivo.

“Al personal tenes que sustituirlo con gente capacitada para tratar con niños y ese personal que ingresa tiene que ser testeado. Tenemos como dato que algunos de esos suplentes son los que han ingresado con síntomas y con la enfermedad a trabajar y han contagiado. Las autoridades sanitarias nos dicen que hay que mantener la distancia pero en el trabajo con niños no se puede no tener contacto físico. Se necesita un protocolo específico”, explica Graham.

El Centro de Atención Integral para la Adolecencia y la Niñez (CAINA) trabaja con menores en situación de calle. Es un centro de día pero desde el inicio de la pandemia también funciona como alojamiento. Cuatro chicos dieron positivo de covid y fueron hospitalizados. “Dos de ellos se escaparon del hospital Argerich y uno tiene neumonía. Hay un problema serio de como la Dirección de Niñez no garantiza dispositivos adecuados para el traslado y para la permanenencia de esta población que tiene una característica muy distinta a otras como es la situación de calle que en muchos casos además tienen problemas de consumo u otras enfermedades”, explicó un trabajador.

De los 93 menores con coronavirus, 49 necesitó ser hospitalizado y 24 lo están actualmente, según el informe de la Defensoría General de la Nación . Ninguno presentó un cuadro grave y muchos fueron asistomáticos. “Hay una idea muy extendida de que los niños, niñas y adolescentes no sufren gravemente la enfermedad. Pero un 12,3 por ciento de los contagiados son chicos y murieron cinco menores de 18 años”, señala Gaham sobre las estadísticas nacionales del covid. En los hogares e institutes se alojan menores de recién nacidos hasta los 21 años.

Infobae se comunicó con el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la ciudad para entrevistar a funcionarios del área de niñez pero no tuvo respuesta. “Los hogares cuentan con un protocolo aprobado conjuntamente con el Ministerio de Salud, y uno específico para la prevención de la circulación del virus. Asimismo, a todos los hogares se les entrega elementos de protección personal: barbijo, máscaras, alcohol etílico, alcohol en gel, jabones, y camisolines”, señalaron en un comunicado y agregaron que hay menores dados de alta. “Al inicio de la pandemia hubo una critica por falta de insumos. El tema hoy es si los insumos son suficientes para evitar los contagios”, plantea Graham.

Coronavirus hogar de niños
Coronavirus hogar de niños

El trabajo de la Comisión de Seguimiento del Tratamiento Institucional de Niños, Niñas y Adolescentes de la Defensoría General de la Nación se hace sobre los hogares de niños, los de salud mental y hospitales psiquiátricos y sobre los institutos de menores. En los hogares están los menores abandonados o que por violencia o distinta clases de abusos son separados de sus familias. En los institutos, los chicos en conflicto con la ley.

Ayer se hizo una reunión de la que participaron la Defensoría nacional de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, Defensoría General de la Nación, la Defensoría del Pueblo de la ciudad, los ministerios de Desarrollo Humano y Hábitat y Salud de la ciudad, la Dirección General de Niñez, el Consejo de Derechos del Niño y la Asesoría Tutelar. “La buena noticia es que el gobierno están preparando Puerto Pibes para que allí vayan los chicos contagiados con síntomas leves”, contó Graham. Puerto Pibes es un complejo público destinado a la recreación para menores que tiene lugar de alojamiento.

La defensora nacional plantea también que en los casos que se puede se debe evitar institucionalizar a chicos durante la pandemia. “Les pedimos a los jueces y a los defensores de menores que por favor vean medidas alternativas a la institucionalización para evitar que los chicos ingresen a los lugares cerrados. Hay casos extremos que no se pueden evitar. Si un chico vive solo con un abusador hay que sacarlo y si se puede encontrar otra alternativa, mejor”, sostiene Graham.

Seguí leyendo:

Se registraron 75 muertes por coronavirus, el número más alto para una jornada: 56 fueron en la provincia de Buenos Aires, 14 en Capital y 5 en el resto del país

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos