El maquinista de la Tragedia de Once reiteró su pedido de prisión domiciliaria para cuidar a su hija de dos años

La esposa de Marcos Córdoba es guardabarrera y está afectada a un servicio esencial durante la pandemia, en tanto que su madre, por edad y enfermedades, integra el principal grupo de riesgo de contraer coronavirus

Marcos Córdoba fue condenado en diciembre de 2015 por el Tribunal Oral Federal 2 de la Capital
Marcos Córdoba fue condenado en diciembre de 2015 por el Tribunal Oral Federal 2 de la Capital

Marcos Córdoba, quien manejaba el tren que el 22 de febrero de 2012 y chocó contra el andén de la estación Once del ferrocarril Sarmiento, está detenido porque fue condenado en diciembre de 2015 por el Tribunal Oral Federal 2 de la Capital. La Cámara de Casación, cuando confirmó su condena y la de otros imputados por su responsabilidad en la Tragedia de Once, le fijó una pena de tres años y tres meses de prisión de cumplimiento efectivo. En el caso aún quedan recursos de queja pendientes de resolver por la Corte Suprema de Justicia.

Córdoba está preso en Marcos Paz, fue detenido junto a los otros imputados en el caso que deben cumplir prisión efectiva en octubre de 2018, luego de que la Casación rechazara el recurso extraordinario presentado para apelar la condena ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Ante ese rechazo se comenzó a ejecutar la condena de los imputados y presentaron un recurso de queja ante la Corte.

La pena de Córdoba se vence el 31 de diciembre de 2021. En tanto el maquinista podrá comenzar a tener salidas transitorias desde el 16 de mayo próximo. A partir del 30 de noviembre de este año puede salir en libertad condicional y en junio de 2021 podrá tener libertad asistida.

La defensa de Córdoba reiteró el pedido la detención domiciliaria debido a que el maquinista tiene que cuidar a su hija de dos años ya que su esposa es guardabarrera y está afectada a un servicio esencial durante la pandemia de coronavirus. La niña queda al cuidado de la madre de Córdoba quien por edad y por enfermedades integra el principal grupo de riesgo de contraer coronavirus. La hija de Córdoba se llama Melanie, la esposa Johana -su familia vive en Jujuy-, y la madre Elizabeth. Según un informe del Cuerpo Médico Forense, la madre de Córdoba tiene graves problemas de salud.

El último pedido que hizo la abogada Valeria Corbacho, defensora de Córdoba, fue rechazado por Jorge Gorini, juez del Tribunal Oral Federal 2 con el acuerdo de la fiscal de Ejecución, Guillermina García Padín.

Ante ese rechazo, la defensa de Córdoba apeló ante la Sala de Feria de la Cámara de Casación.

En la presentación a la que accedió Infobae, la defensa de Córdoba describió la situación en la que viven las familiares del maquinista: “… estas dos mujeres y esta niña viven en un Barrio alejado del conurbano Bonaerense. La joven Johana para ir a trabajar debe tomar el colectivo La Perlita S.A. recorrido 34, hasta la Estación de Paso del Rey, o, Moreno, y de allí le es asignada a alguna de las Garitas donde cumple su función de banderillera durante seis días a la semana de 14.00 a 22.00 hs, sin contar, como dijimos, los viajes de ida y vuelta. ¿Por qué insisto tanto con los viajes de ida y vuelta? Porque como consta en este Incidente Johana vive en el barrio de Moreno, se baja del colectivo, entrada ya la madrugada, cuando el colectivo no circula con tanta frecuencia, y, tiene que ir a buscar a su hija a la casa de su suegra para ir a descansar luego de una larga jornada de trabajo. Le ha ocurrido lo que a tantos argentinos trabajadores que van o vuelven de sus trabajos: la robaron varias veces. Dos veces con violencia: una vez a las cinco de la mañana en ocasión en que regresaba de cubrir a una compañera le golpearon fuertemente la nariz. Ella tuvo que caminar porque hubo paro sorpresivo de colectivos porque a un chofer de una Línea de Paso del Rey le habían cortado un dedo en un asalto. Y la última vez, hace unas pocas semanas atrás, recién había dejado a la niña en la casa, llevaba dinero para pagar cuentas de la casa, y tres hombres la encerraron y uno le colocó un arma en la cabeza, debiendo entregar el dinero que llevaba con ella para evitar sufrir un mal mayor. Es una chica joven de escasos recursos económicos, que regresa a su domicilio en horas de la madrugada en transporte público, sin importar las inclemencias climáticas, la inseguridad. Al llegar al domicilio de su suegra tiene que despertar a la niña de apenas dos años, o cargarla dormida y llevarla hasta su domicilio caminando a lo largo de otra cuadra. Estas situaciones son de la vida diaria de estas mujeres. ¿Por qué deben sumisamente callarse?, ¿por qué ellas son menos vulnerables?, ¿cuál es el concepto de vulnerabilidad del 6to Piso de Comodoro Py?”.

En el sexto piso están los despachos de los jueces de los tribunales orales federales. Uno de ellos, Daniel Obligado, le otorgó la prisión domiciliaria al ex vicepresidente Amado Boudou. Boudou y Córdoba están en una situación procesal similar. Ambos tienen condenas a prisión efectiva confirmadas por Casación y a la espera de que la Corte Suprema resuelva las quejas presentadas. El juez Obligado entre los argumentos que contempló, además de la pandemia de coronavirus y el peligro que puede significar las condiciones de higiene de la cárcel, es que la mujer del vice era el único sostén de la familia con dos hijos de dos años. Pero esa referencia al sexto piso que hizo la defensora de Córdoba no estaba dirigida solo al juez Obligado. Se dirigía también a los jueces del Tribunal Oral Federal 2, que otorgaron arresto domiciliario -antes de la pandemia de coronavirus- a otros condenados por la Tragedia de Once. Vale recordar también que ese tribunal rechazó en las últimas semanas varios pedidos de prisión domiciliaria a otros condenados por el mismo caso.

La defensa de Córdoba-que había pedido la morigeración de la detención antes de la pandemia- remarcó ante la Casación la condición en la que viven las integrantes de la familia del maquinista: “la situación de vulnerabilidad de las tres mujeres, una adulta, una joven y una niña es de extrema vulnerabilidad. Lo era Sres. Jueces antes de que el mundo entero quedara atrapado por la pandemia del coronavirus Covid-19. Está situación solo vino agravar aún más lo que para los estándares de aquellos que apenas cubren sus necesidades básicas diarias, puede implicar una coyuntura como la que está atravesando el mundo entero. El Comité de Naciones Unidas de los Derechos de las Mujeres alertó al Secretario General sobre el impacto del virus sobre las mujeres y niñas, justamente por la mayor carga de trabajo que asumen las mujeres; el cuidado de otras personas; aquellas trabajadoras que deben continuar prestando servicios esenciales como el caso de la esposa de mi defendido”.

La abogada del maquinista de la Tragedia de Once señaló que el rechazo a la domiciliaria pedido por el maquinista, implica que “a partir del día 12/04/2020 cuando la joven Johana concurra a trabajar como banderillera día por medio, deberá dejar a la niña al cuidado -vedado por prescripción médica- de la abuela paterna, so riesgo de contagiar en sus contactos a la niña, y, lo que es peor aún, a la abuela paterna que se encuentra dentro del grupo de riesgo según informa la Organización Mundial de la Salud”. Será la Sala de Feria de la Casación la que decidirá si Córdoba sigue preso en Marcos Paz o se va su casa a cumplir con lo que le falta de condena.

Seguí leyendo:


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS