Esteban Angeletti junto a su mujer Piera Pedemonte estaban de luna de miel, ahora viven una odisea para volver a Buenos Aires
Esteban Angeletti junto a su mujer Piera Pedemonte estaban de luna de miel, ahora viven una odisea para volver a Buenos Aires

“Hace cuatro días que estamos en una casa en Pretoria respetando la cuarentena”, le comenta a Infobae Esteban Angeletti junto a su mujer Piera Pedemonte. La pareja, que estaba pasando su luna de luna de miel cuando estalló la pandemia, tiene los boletos de regreso pero el decreto emitido por el gobierno argentino no les permite volver a sus hogares. “Hacemos escala en San Pablo, y hay restricciones con los que llegan de Brasil. Nos sentimos abandonados”.

Como ellos hay otros 90 argentinos varados en Sudáfrica. A partir del 27 de marzo el país africano dictó la cuarentena obligatoria. Entre las medidas impuestas los hoteles no pueden alojar turistas. De esta manera, la pareja debió conseguir un hospedaje “informal” para no quedar en la calle.

Son al menos 90 argentinos varados en Sudáfrica y están en contacto vía grupos de Whatsapp
Son al menos 90 argentinos varados en Sudáfrica y están en contacto vía grupos de Whatsapp

Ambos ingenieros, él mecánico y ella industrial, se conocieron en Rosario -su ciudad natal- y se casaron el pasado febrero de 2020. “Piera era la mejor amiga de mi hermana. Después de seis años de novios, en junio de 2019 le propuse casamiento a la vieja usanza”, recuerda.

Así, a mediados del año pasado empezaron los preparativos para la boda. "Caímos en el típico error de querer hacer algo chiquito que luego muto en un casamiento con todas las letras: Dj, banda, catering, barra de tragos. Aunque somos de bajo perfil, nos divertimos. Estuvo genial”.

El paso siguiente era la anhelada luna de miel. No lo dudaron: un viaje soñado de tres semanas a Sudáfrica. Los pasajes y hospedajes lo reservaron en junio, y los fueron pagando en cuotas. Entonces el 13 de marzo volaron de Ezeiza a Johannesburgo. Ese mismo día el gobierno de Fernández publicó en el Boletín oficial el “decreto 260 la SUSPENSIÓN TEMPORARIA DE VUELOS: Se dispone la suspensión de los vuelos internacionales de pasajeros provenientes de las ‘zonas afectadas’ durante el plazo de treinta (30) días”. Sudáfrica no integraba la lista de destinos de riesgo, de hecho para esa fecha solo se registraban 2 casos de contagiados.

Una vez en destino, Estebana y Piera, disfrutar de su estadía turística, pasaron lo la reserva nacional del Parque Kruger, visitaron Port Elizabeth y tomaron la famosa Garden Root para llegar a Ciudad del Cabo
Una vez en destino, Estebana y Piera, disfrutar de su estadía turística, pasaron lo la reserva nacional del Parque Kruger, visitaron Port Elizabeth y tomaron la famosa Garden Root para llegar a Ciudad del Cabo

“Es fácil juzgar con el diario del lunes. Nadie midió las velocidad de los hechos. Los decisiones implementadas nos tomaron por sorpresa en plena luna de miel”, reconoce Esteban.

Una vez en destino, Estebana y Piera, disfrutar de su estadía turística, pasaron lo la reserva nacional del Parque Kruger, visitaron Port Elizabeth y tomaron la famosa Garden Root para llegar a Ciudad del Cabo. Permanentemente conectados con la actualidad, a medida que el escenario mundial se iba modificando, el itinerario planeado iba quedaba trunco.

Previsores decidieron adelantar su pasaje de retorno con fecha al 30 de marzo por LATAM para el 24: “No nos dejaron subir al avión y nos dieron nueva fecha para el 27, que luego se canceló. A partir de ahí fue un hecatombe”, dice Esteban.

La confirmación de los vuelos suspendidos
La confirmación de los vuelos suspendidos
El pasaje vía Qatar le costó 2500 dólares
El pasaje vía Qatar le costó 2500 dólares

Siguieron intentando por los canales tradicionales, los formularios de las aerolíneas, las listas de espera, todo saturado. Con el boleto de LATAM abierto, hicieron otro intento. “Compramos uno vía Qatar (Johannesburgo, Doha, San Pablo), nos costó 2500 dólares más que el presupuesto total de nuestra luna de miel”. Rápidamente, el viaje de placer pronto se transformó en una odisea.

Independientemente de los dos pasajes que disponen. Optaron por buscar una solución directa en el aeropuerto de Pretoria. “A las siete empezábamos la recorrida mostrador por mostrador. El clima era hostil, había cientos de personas en la misma situación, brasileños, peruanos, chilenos inclusive europeos. Se veían peleas y discusiones entre pasajeros y empleados”.

Pero la situación empeoró a partir del 27 de marzo cuando el país africano decretó la cuarentena obligatoria hasta el 17 de abril con posibilidad de extenderla. Sin poder salir de guest house alquilado se comunican mediante los grupo de Whatsapp con otros argentinos varados para hablar con el consulado de nuestro país. "Cancillería es quien tiene que habilitar el vuelo de San Pablo a Buenos Aires”.

Angustiados y sin fecha de retorno, la pareja, hace su pedido. “No contemplamos una repatriación, no pedimos recursos para llegar a casa, sino que se respete nuestro derecho de entrar a la Argentina”.

SEGUÍ LEYENDO: