Yom Kipur, una época de reflexión

Video sobre Yom Kipur

Yom Kipur empieza este martes y en esta época de reflexión dentro del judaísmo notamos que la sociedad se encuentra distanciada de su esencia. No se enfoca en lo que verdaderamente es importante. Estamos alejados y divididos del prójimo, nos separan los partidos políticos, el fútbol y cualquier otra pasión es usada como excusa.

Somos diferentes y esas diferencias nos hacen grande como sociedad y nos enriquecen.

También nos alejamos de nosotros mismos, no nos escuchamos, ya ni siquiera hacemos lo que en verdad queremos hacer.

Este mensaje es ilustrado por la siguiente historia donde una persona salvó a la hija del rey de ser asesinada. Recibió como recompensa un permiso para entrar a la bóveda del tesoro real. Estaba autorizado a tomar de allí todo lo que quisiera en 60 minutos. Al enterarse de esto los hijos del rey se preocuparon y le plantearon al padre los riesgos que esto podía causar a la economía de la corona.

El rey escuchó los planteos pero de todas maneras mantuvo su postura de premiar al héroe. Sin embargo, permitió a sus hijos hacer acciones indirectas para evitar que esta persona se quede con las riquezas reales.

Llegó el día fijado para la premiación, el hombre estacionó varias carretas para poder cargar todo lo que él tenía pensado sacar del tesoro real.

Se abrieron las puertas del palacio y el hombre corrió hacia la bóveda, pero mientras pasaba por un largo pasillo, observó que la puerta de un salón estaba abierta y salía de allí un gran murmullo. Al generarle esto intriga vio que había una sala iluminada, con cientos de personas alabándolo por haber salvado la hija del rey. Además, había una orquesta en su honor. Se quedó 30 minutos allí. Al ver el reloj salió corriendo para la bóveda, pero en el camino su olfato lo llevó a ingresar en otra sala. Estaba dispuesto un banquete en su honor, con las comidas más ricas y exóticas que podían existir. Se quedó allí otros 25 minutos probando todos los manjares. Al ver que le quedaban solo cinco minutos empezó a correr desesperado hacia la bóveda, al llegar no lo dejaron pasar ya que se le había terminado el tiempo. Al salir se empezó a lamentar y a exclamar: ‘‘Qué tonto he sido, que tonto he sido, si hubiera tomado tan solo una joya de ahí sería rico por el resto de mi vida”.

En nuestra vida tenemos varias oportunidades de volver a nuestra esencia, de hacer teshuba, de ser realmente lo que somos, pero nos desviamos con cosas que son pasajeras y realmente no son importantes.

En uno de sus viajes a Israel, un rabino me relató una historia muy interesante, en la que un rabino salió a pasear por la playa con sus alumnos. Allí vieron que había dos personas discutiendo en un tono muy elevado.

El rabino les preguntó a sus alumnos ¿Por qué estas dos personas se gritaban?

Le respondieron:

- Porque seguramente estaban enojadas.

Entonces el rabino les preguntó:

- ¿Por qué la gente grita cuando está enojada?

Los alumnos pensaron una respuesta y contestaron:

- Por que pierden la tranquilidad, por eso gritan.

Entonces el rabino preguntó:

- ¿Por qué gritan cuando están físicamente cerca? ¿No podrían hablar en un tono bajo?

Varias fueron las respuestas que dieron los alumnos pero ninguna era acorde a lo que preguntaba el rabino. Por lo cual él les enseñó que cuando dos personas están enojadas, sus corazones están alejados. Para poder cubrir esa distancia tienen que gritar para escucharse. Mientras más enojados estén, más fuerte tienen que gritar.

El rabino les preguntó a sus alumnos qué sucede cuando dos personas se enamoran. No solamente que no se gritan, si no que se hablan suavemente. ¿A qué se debe esto? A que sus corazones están muy cerca. Prácticamente no hay distancia.

¿Y cuándo se enamoran más profundamente que pasa? Directamente ya no se hablan, solamente se susurran uno a otro y se vuelven más cercanos. Y finalmente llega un momento en que ya ni siquiera necesitan susurrar, únicamente se miran y basta. Esto sucede cuando dos personas verdaderamente se aman.

El rabino les dijo que cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras fuertes que los distancien aún más, porque puede ser que llegue un día en que la distancia sea tan grande que ya no puedan encontrar el camino de regreso.

Dice la Tora: “Delante de Dios serán purificados’’ (Vaikra 16:30). De aquí nos enseñan los sabios que la frase “delante de Dios” quiere decir que el día nos expía por las transgresiones con respecto a nuestra relación con Él, pero a la hora de recomponer las relaciones con mi compañero el trabajo es nuestro. Un requisito de la teshuba es estar bien con el prójimo, es parte de nuestra esencia, por lo cual los días anteriores a Yom Kipur, nos dedicamos a recomponer esas relaciones, que por diferentes motivos durante el año que pasó, nos alejaron.

Este año comienza Yom Kipur el martes 8 y termina el miércoles 9 de septiembre. Son 26 horas de ayuno donde no se puede:

•Tener relaciones íntimas

•Bañarse

•Calzar zapatos de cuero

•Untarse el cuerpo

Que este año seamos inscriptos y sellados en el libro de la vida, una vida con sentido. Una vida en la que escuchemos al prójimo, pero principalmente nos escuchemos a nosotros mismos.

Gmar jatima toba.

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos