La manera de trasladarse internamente por Nordelta es auto o Mary Go
La manera de trasladarse internamente por Nordelta es auto o Mary Go

Hace poco más de dos semanas, un grupo de empleadas domésticas de Nordelta hizo una protesta en el acceso al complejo inmobiliario, en Tigre. Se quejaban, entre otras cosas, de que los propietarios no les permitían viajar en las mismas combis privadas en las que viajan ellos. Detrás de este conflicto, hay otro: la disputa por el acceso de los colectivos de línea a los que algunos quieren mantener como un lugar "seguro".

Elsa trabaja hace más de 5 años en uno de los 23 barrios privados que hay en Nordelta. Accede a hablar con Infobae aunque pide no revelar su verdadero nombre: "A veces, los choferes no nos paran. Este es nuestro único medio de transporte dentro de Nordelta así que tenemos que esperar más de dos horas para que pase otro micro". Se refiere a la empresa MaryGo, la única habilitada para hacer viajes dentro de Nordelta.

La del 7 de noviembre no fue la primera vez que decidieron salir a hacerse escuchar: lo habían hecho en 2008 y 2010, por el mismo "destrato".

Un hecho del que fue testigo el antropólogo y urbanista Ricardo Greene, autor de la tesis 'Urbanizaciones privadas como aparatos de poder: Raza, pureza y confort en la Argentina contemporánea'. "Los buses que deberían detenerse a recoger al personal, a veces no lo hacen por solicitud expresa de los propietarios que viajan", sostiene.

Y agrega: "Es una práctica común, no frecuente, pero la presencia más de una vez a bordo. He escuchado cómo algunos propietarios les pedían a los conductores que no detuvieran con la excusa de la falta de capacidad. A veces también por el mal olor".

Ana, otra empleada doméstica que trabaja en el Barrio Los Castores hace un año dio otra versión de los hechos: "Es cierto que tenemos que esperar en la fila para poder viajar pero depende más del día y de la hora. Nunca me pasó de no poder viajar".

Infobae se contactó con las distintas partes que conforman el conglomerado de esta "ciudad pueblo". Diego Moresco, Director Ejecutivo de Nordelta, dijo: "Rechazamos los hechos discriminatorios pero son anecdóticos, no creo que representen lo que piensa la mayoría de los que viven acá", opinó. Desde los chat internos de vecinos coincidieron: están en desacuerdo con la segregación y creen que la acusación generalizada afectó su imagen. "Fuimos maltratados con comentarios agresivos y maliciosos de muchos medios de comunicación", dicen.

El ingreso de transporte público a la "La troncal": el origen del conflicto

Dentro de Nordelta, ya se construyeron casi 20 barrios privados (compuestos por casas y edificios), 5 colegios, un club deportivo y otras dependencias (hay, por ejemplo, Iglesia católica, templo y una clínica privada en construcción). Todos los barrios están conectados por la disputada Avenida de los Lagos, conocida como "La troncal".

A la Avenida de los Lagos, sólo ingresa como trasporte la empresa privada Mary Go (Marcelo Regalado)
A la Avenida de los Lagos, sólo ingresa como trasporte la empresa privada Mary Go (Marcelo Regalado)

La única empresa de transporte hace un circuito interno y otro externo (éste último va hasta la Ciudad de Buenos Aires). Una vez que las empleadas domésticas llegan a uno de los accesos a Nordelta, tienen que viajar al menos 3 kilómetros hasta las casas de sus patrones.

Son 60 servicios diarios en los que no sólo viajan ellas sino los residentes y otros trabajadores. Los boletos se compran por internet y eso reserva un asiento. Las empleadas, por su uso frecuente, tienen un "pase" comprado por sus empleadores. Eso debería reservarles un asiento pero no es lo que sucede en la práctica.

El CEO de Mary Go, Nicolas Pasqualini, aseguró a Infobae que "no hay discriminación en el servicio", aunque reconoció la necesidad de aumentar la frecuencia en los horarios de alta demanda: "Muchas veces las unidades ya salen completamente vendidas. Cuando llegan a las paradas, no hay lugar suficiente para más personas. Nadie puede viajar de pie, los choferes se ven obligados a decirles que no hay espacio, por lo que deben esperar".

En Nordelta "viven aproximadamente 35.000 personas, e ingresan a diario otras 10.000. Antes, el traslado se resolvía a través de Mary Go. Hoy ya no es suficiente", coincide el director ejecutivo de Nordelta. Se estima que para 2028 la población se duplique, por la construcción de nuevos barrios, la inauguración de nueva clínica médica, y otros espacios comunes.

Moresco planteó la necesidad urgente del ingreso de tres líneas de colectivos, idea que fue rechazada en más de una ocasión por un grupo de vecinos. "La Avenida de los Lagos no está cerrada, cualquier vehículo con DNI puede ingresar. Está custodiada. Ya no se puede pensar en concepto 'cerrado', sí 'seguro'" .

En medio de este conflicto, hoy el municipio de Tigre presentó ante el Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza para autorizar el ingreso del transporte público a "La Troncal". Propone que la línea 723 modifique su recorrido y comience a ingresar al complejo.

En la otra vereda, hay referentes vecinales que se oponen a esta 'apertura'. "Los intereses comerciales del desarrollador no coinciden con los de los propietarios. Hay un intención económica", dijo Gabriel Sanders, abogado y vecino del barrio de Los Alisos.

Para quién eligió vivir en Nordelta, la privacidad y seguridad son clave en la decisión. Convertir la calle principal en una calle de libre acceso atentaría contra uno de los objetivos de quienes eligen vivir en barrios cerrados.

SEGUÍ LEYENDO: