Para protegerse hay que usar anteojos certificados según norma ISO 12312-2 (Shutterstock)
Para protegerse hay que usar anteojos certificados según norma ISO 12312-2 (Shutterstock)

Por la espectacularidad que genera un eclipse solar nadie quiere perdérselo. Y eso lleva, muchas veces, a cometer descuidos que pueden dañar la salud de manera transitoria o permanente.

Puntualmente, el riesgo de perder la visión central es una de las consecuencias de mirar el eclipse sin los cuidados que recomiendan los especialistas.

"El sol emite rayos infrarrojos y ultravioletas, que son muy dañinos para el ojo en general y para la retina en particular, y que si se los mira directamente pueden producir un daño fotoquímico, que no es ni más ni menos que una quemadura". El médico oftalmólogo Marcelo Sterzovsky (MN 57691) explicó a Infobae que "las consecuencias pueden ser permanentes o transitorias de acuerdo al tiempo que se haya estado expuesto".

El sol emite rayos infrarrojos y ultravioletas, que son muy dañinos para el ojo en general y para la retina en particular

Sterzovsky señaló que si bien en la vida cotidiana el daño puede ocurrir, "la particularidad que ocurre durante un eclipse es que se trata de un fenómeno que produce atracción especial y las personas se ven tentadas de mirarlo directamente".

Consultado sobre los cuidados que conviene tener para no dañar la visión, el experto recomendó: "Para protegerse hay que usar anteojos certificados según norma ISO 12312-2, que bloquean el 100% de los rayos y que sólo son útiles para mirar el sol; sin ese lente no debe mirarse".

Sobre las antiparras de soldadores, que también circulaban en las redes sociales como aptas para observar el eclipse, aclaró que "tienen distintos grados de protección y la que se recomienda en estos casos es de grado 14 o superior".

Mirar un eclipse solar con lentes de sol comunes o a través de radiografías puede generar daños en la retina (Shutterstock)
Mirar un eclipse solar con lentes de sol comunes o a través de radiografías puede generar daños en la retina (Shutterstock)

"La forma segura de mirarlo es con los anteojos certificados, seguirlo por plataformas online o por televisión -insistió Sterzovsky-. Los lentes de sol que usamos en la vida cotidiana, por más que tengan filtro solar, no filtran el 100%: sirven para la luz solar ambiental pero no para mirar el sol de manera directa".

¿Y la radiografía? "Es otro mito que hay que desterrar", afirmó el experto. "Es casi como mirarlo sin protección".

Los lentes de sol que usamos en la vida cotidiana, por más que tengan filtro solar, no filtran el 100%

Los daños por mirar el eclipse sin protección "son variables y dependen de la persona". "Hay gente que puede mirar 30 segundos y sufre daño y otra que tal vez tolera un poco más, pero lo cierto es que un tiempo corto es suficiente para lastimar la retina", destacó Sterzovsky.

Los primeros síntomas que podrían aparecer son "sensación de molestia a la luz, visión borrosa, cambios en la visión, sobre todo la central" y "depende el grado de quemadura será permanente o transitorio".

La forma segura de mirarlo es con los anteojos certificados o seguirlo por plataformas online o por televisión (Shutterstock)
La forma segura de mirarlo es con los anteojos certificados o seguirlo por plataformas online o por televisión (Shutterstock)

"El ojo tiene dos lentes, la córnea y el cristalino. Esos dos lentes se encargan de enfocar la imagen en la retina. Si se produce un daño por alguna razón en esa película, cualquier 'foto' que queramos sacar no va a salir. El riesgo de perder la visión central es enorme. Queremos ver por ejemplo la televisión y no la vemos, vemos todo lo de alrededor pero la televisión no la vemos", explicó.

Al ser consultado sobre qué conviene hacer en caso de que alguien desestime las recomendaciones y experimente alguno de esos síntomas, Sterzovsky enfatizó: "Debería consultar a un médico de manera urgente, pero lo ideal es no llegar a la consulta. Hay cosas que no se pueden hacer: usar anteojos comunes, mirarlo a través del celular aunque tenga filtro o con radiografía".

Siete recomendaciones finales

Mirar el sol de manera directa puede causar una retinopatía solar (Shutterstock)
Mirar el sol de manera directa puede causar una retinopatía solar (Shutterstock)

1- Nunca se debe mirar el sol directa o indirectamente, con o sin eclipse.

2- Siempre hay que hacer la observación del eclipse solar supervisado por adultos que sepan del tema. Preferentemente en un observatorio astronómico con profesionales capacitados.

3- Utilizar siempre los lentes especiales que posean un filtro que bloquee los rayos dañinos del sol.

4- Antes de colocarse los lentes especiales, chequear que el filtro esté en perfectas condiciones, sin tener daños, rayaduras ni perforaciones y que este no tenga una antigüedad de más de tres años.

5- Está totalmente prohibido mirar el sol a través de una cámara, teléfono inteligente, binoculares, telescopios, o cualquier otro dispositivo óptico sin filtro solar certificado para este uso.

6- Supervisar que los niños utilicen la protección adecuadamente.

7- La manera más segura de observar el eclipse solar es a través de las transmisiones en vivo por televisión o internet.

SEGUÍ LEYENDO