El flamante presidente de la Nación, Alberto Fernández, en su discurso inaugural ante la Asamblea Legislativa en el Congreso de la Nación, anunció múltiples medidas de su nuevo gobierno e hizo un especial llamamiento a la situación sanitaria que atraviesa hoy el país.

Como primera medida decidió: “Vamos a restituir el Ministerio de Salud para devolverle a la Argentina una política sanitaria basada en la calidad, el acceso, la equidad y el talento humano".

Enseguida, manifestó que “la participación de Salud en el presupuesto público bajó un 45% en los últimos 4 años”. Y destacó “la desatención que en estos años ha padecido la salud argentina”, lo que provocó que "enfermedades que creíamos desterradas han vuelto a aparecer entre nosotros”.

Jura Ginés González García como Ministro de salud - #Asunción

Ante esto, anunció: "Para poder actuar con prontitud vamos a declarar la emergencia sanitaria. Las argentinas y los argentinos van a volver a tener derecho a un sistema de salud oportuna y de calidad”.

Pero, ¿qué es una emergencia sanitaria, qué alcances tiene y qué facultades conlleva?

Una emergencia sanitaria es una declaración donde el Presidente otorga facultades directas al ministro de Salud de la Nación para tomar las medidas que considere necesarias para reorganizar los recursos humanos del área sanitaria y para disponer libremente de los fondos asignados necesarios para llevar adelante los proyectos urgentes en el ámbito de la salud.

Por lo general, el Ejecutivo entrega a la cartera sanitaria una partida extraordinaria del presupuesto para poder administrarla según los análisis propios que elabore el ministro.

un puesto de la direccion de sanidad de fronteras Vacuna fiebre amarilla, desbordado en 2019 (Adrián Escandar)
un puesto de la direccion de sanidad de fronteras Vacuna fiebre amarilla, desbordado en 2019 (Adrián Escandar)

Esto significa por ejemplo, la libre disponibilidad de recursos para la compra de insumos, equipamiento. También puede designar personal en forma transitoria, y hasta disponer el cierre de establecimientos afectados a determinada enfermedad o brote en escuelas, bares y restaurants, etc.

Un pedido no escuchado

El viernes 20 de septiembre último, 14 ministros de Salud provinciales pidieron al ex presidente Macri, que se declare la emergencia sanitaria en la Argentina, mediante un documento que fue presentado en la Cámara de Diputados.

Los ministros solicitaron destrabar la ayuda sanitaria a las provincias y denunciaron faltas de provisiones para algunos programas. Se trató de una reacción que llegó horas después de sancionarse la ley de emergencia alimentaria, que permite aumentar las partidas para los planes de nutrición y alimentos.

Argentina atraviesa el peor brote de sarampión en 20 años (Shutterstock)
Argentina atraviesa el peor brote de sarampión en 20 años (Shutterstock)

A través de una solicitada, los ministros de Salud de esas provincias exigieron al Gobierno nacional tomar a la salud como “un derecho humano básico” y “frente a la falta de respuesta en reiterados reclamos realizados por distintas vías y ante la situación extraordinaria de Emergencia Sanitaria y prestacional”, enumeraron una serie de anomalías.

La principal fue el “abandono de programas nacionales en las provincias y falta de provisión de leche, vacunas, medicamentos, insumos, drogas oncológicas, reactivos, antiretrovirales, entre otros”.

También el “deterioro en la cobertura de personas con discapacidad” y la “falta de regulación que lleva a un aumento explosivo de precios de medicamentos y de bienes y servicios indispensables para la salud de las personas”.

Alertaron además sobre la “falta de previsibilidad y de decisiones políticas sanitarias para determinar qué cubre el Estado nacional”. Y exigieron “medidas urgentes y que se recupere el rol de rectoría del Estado Nacional hasta el último día del mandato que la Constitución Nacional lo establece”.

En ese acto, firmaron el comunicado Adrián Pizzi (Chubut), Alejandra Venerando (San Juan), Andrea Uboldi (Santa Fe), Guillermo Ruckauf (Tierra del Fuego), Judit Díaz Bazán (La Rioja), Luis Zapico (Chaco), María Rocío García (Santa Cruz), Natividad Nassif (Santiago del Estero) y Ramón Figueroa (Catamarca).

También se sumaron Rossana Chahla (Tucumán) Silvia Sosa Araujo (San Luis) Sonia Velázquez (Entre Ríos) Walter Villalba (Misiones) Roque Mascarello (Salta) Luis Fabián Zgaib (Río Negro).

SEGUÍ LEYENDO: