4 claves para encontrar "la fuente de la juventud"

Un vida saludable y longeva es posible según estudios científicos (iStock)
Un vida saludable y longeva es posible según estudios científicos (iStock)

Al llegar a la etapa adulta, los miedos e inseguridades en relación con la salud son muchos. Los deseos de vivir largos años junto a familiares y amigos forman parte del eje principal de la vida. A continuación, diversos estudios y profesionales desarrollan los pasos a seguir para una vida larga y duradera; llegar a los 100 años ya no es un problema.

Actividad física diaria

Adultos que realizan ejercicio como mínimo dos veces al día, tienen un 46% menos de probabilidades de muerte (iStock)
Adultos que realizan ejercicio como mínimo dos veces al día, tienen un 46% menos de probabilidades de muerte (iStock)

Adultos de 65 años o más que realizan ejercicio como mínimo dos veces al día, tienen un 46% menos de probabilidades de morir en el transcurso de 15 años que aquellos que no trabajan sus músculos. The Amercian Journal Of Medicine afirmó que la masa muscular es el mejor aliado para la longevidad.

Incorporar más resistencia durante el entrenamiento es la clave. No necesariamente se necesita aparatología de gimnasio para lograrlo. Basta una simple rutina de ejercicios donde se utilicen pesas, bandas elásticas o el propio peso del cuerpo y que impliquen el trabajo de los grupos musculares mayores como piernas, caderas, torso, espalda, abdomen, hombros y brazos.

Actividades que generen sentirse saludable

Los pensamientos excesivos de las personas sobre su salud, puede aumentar las probabilidades de enfermedades (iStock)
Los pensamientos excesivos de las personas sobre su salud, puede aumentar las probabilidades de enfermedades (iStock)

La cabeza juega un rol importante a la hora de hablar de longevidad y de salud. Sentirse poco saludable logra como un efecto rebote que la salud se deteriore. Según un estudio en Psychological Science, de los 65 factores de riesgo relacionados con la muerte temprana, los pensamientos de las personas, son preeminentes por excelencia en relación al riesgo de muerte. Cuanto más sano se siente, más tiempo se vive.

Una buena alimentación, buenas horas de sueño, calidad en el descanso, disfrutar de momentos con amigos, familia y viajes son factores fundamentales para mantener la mente enfocada en actividades que no se vinculen con el estado de salud.

Ejercitar el cerebro de manera conjunta con el cuerpo

Ejercitar el cerebro mediante juego de ingenio aporta grandes rasgos positivo a la salud en adulto mayores (iStock)
Ejercitar el cerebro mediante juego de ingenio aporta grandes rasgos positivo a la salud en adulto mayores (iStock)

Mantenerse ejercitado tanto en la mente como el cuerpo ayuda a crear nuevas neuronas, aumenta el flujo de sangre y mantiene controlado el volumen global del cerebro, que se contrae con la edad. Incluso iniciar una rutina de ejercicio a la edad media, reduce de manera considerable el deterioro cerebral en la edad avanzada. El doctor Moisés Schapira, especialista en Medicina Familiar y Gerontología, aseguró en un artículo en Hirsch: "Está demostrado que cuánto más activas se mantengan las capacidades cognitivas durante la juventud (mediante el estudio, la actividad social, juegos y todo aquello que estimule el ejercicio de la inteligencia y la salud mental), mayores serán las conexiones sinápticas que se establecen, y mayores son las chances de tener una buena capacidad cognitiva a medida que se avance en edad".

Lectura de libros, diarios revistas como también crucigramas, sopas de letras y demás actividades que requieran concentración, ayudan notablemente a mantener el cerebro joven y el cuerpo saludable.

Priorizar amigos, viajes y familias es tan importante como hacer ejercicio

Personas con amplias conexiones sociales tienen un 50% mayor de probabilidad de supervivencia que aquella que no las tienen (iStock)
Personas con amplias conexiones sociales tienen un 50% mayor de probabilidad de supervivencia que aquella que no las tienen (iStock)

Un estudio publicado en el Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias comprobó que las relaciones sociales aumentan la autoestima pero también son claves la longevidad y la buena calidad de vida. David G. Myers afirmó en un informe publicado en Psicology Science que "personas con amplias conexiones sociales disfrutan de tasas de supervivencia 50% superiores a las que tienen menos conexiones. Los amigos tienen beneficios, la longevidad es un 'deporte de equipo'".

El número de amigos varía con el correr de los años, no es la misma cantidad de amistades que se necesita cuando se es joven que cuando se llega a la etapa adulta, pero la cantidad no es lo que cuenta, el apoyo emocional que proporcionan las amistades son la clave perfecta para una vida larga y saludable.

Lograr analizar que amistades son beneficiosas y cuales tóxicas son el primer punto a prestar atención. Destinar tiempo con aquella personas que aportan alegría a la rutina diaria, nunca es tiempo perdido.

LEA MÁS:

Científicos argentinos realizan un gran aporte en la lucha contra el Alzheimer

La docena de limones que permitió a una mujer saber que tenía cáncer de mama

 

Te Recomendamos