Rogelio Frigerio recorre Entre Ríos como candidato y ubica a Rodríguez Larreta como presidenciable en 2023

El ex ministro del Interior recorre la provincia como virtual cabeza de lista para las elecciones legislativas de este año. Su visión sobre el futuro de Juntos por el Cambio y la relación con Emilio Monzó

(Matias Arbotto)
(Matias Arbotto)

El ex ministro del Interior, Rogelio Frigerio, camina Entre Ríos como virtual cabeza de lista para las elecciones legislativas de este año. Su objetivo, sin embargo, está en 2023 cuando buscará ganar la gobernación. En declaraciones a Infobae remarcó su vínculo con el Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y lo ubicó por peso propio dentro del grupo de presidenciables.

Frigerio buscará que Juntos por el Cambio mantenga los triunfos nacionales que alcanzó en Entre Ríos en 2015, 2017 y 2019. Y utilizar esto como catapulta para la Gobernación en dos años. “Sigo trabajando con un proceso ambicioso para el ’23, pero no supeditándolo a mi candidatura porque es pronto y puede ser un escollo para la construcción más amplia”, aclaró

Sin embargo, sus principales socios radicales confiesan que es el político opositor más conocido y con mejor imagen en el territorio. Y detrás de ese dato de la realidad acomodan sus expectativas.

En las recorridas provinciales “nos ha ido muy bien”, aseguró Frigerio. Ya lanzado como candidato a la diputación nacional, camina la provincia con su equipo y acompañado por Sergio Kneeteman, mano derecha de Atilio Benedetti, el referente del radicalismo entrerriano de mayor peso. En estos días sumó también a sus filas al ex jefe de la Policía Federal Argentina, comisario Néstor Roncaglia.

“Hay mucho entusiasmo”, definió, a pesar de que en una elección de medio término en la que Entre Ríos elige 5 representantes al Congreso hay poco espacio para acomodar en la oferta electoral las adhesiones. “Hay muchos que priorizan la construcción de un frente amplio para el 2023. Y entonces es más fácil conversar”, resaltó.

El objetivo es que la provincia aporte a lograr “equilibrar las fuerzas en el Congreso’'. Es importante que el Gobierno nacional no siga ampliando sus mayorías porque no las maneja bien”, consideró.

Foto

Frigerio también opinó sobre la foto de la dirigencia de Juntos por el Cambio de días atrás. Allí se definió seguir la idea de ampliar la base de la alianza, una alternativa que lo puede contar como autor.

“No estoy en la Mesa (de JxC) porque no tengo cargo partidario ni de gestión. Mi apreciación es de afuera. Festejo que después de mucho machacar, haya coincidencia sobre la necesidad de no encerrarnos en nosotros mismos”, afirmó.

Mesa nacional de Juntos por el Cambio
Mesa nacional de Juntos por el Cambio

“Resta ver si esto se queda en un título o realmente habrá generosidad genuina en la convocatoria, si no habrá bolilla negra o si no se priorizarán los intereses personales y electorales antes que el del conjunto y el interés nacional, que es ampliar la base de sustentación política del espacio”, aclaró.

Y agregó: “El gesto es positivo. Falta ver si eso se plasma en la realidad con hechos concretos que aseguren que no quede solo en palabras”, resumió. Esto se daría si existen convocatorias a otros partidos que actualmente no están en JxC y “se los sienta a la mesa con igualdad de derechos”.

Emilio y Horacio

El ex ministro del Interior definió al dirigente bonaerense Emilio Monzó como su “amigo y socio”. Es que con el ex presidente de la Cámara de Diputados comparte no solo una relación de larga data, sino también una estrategia en lo político (con las particularidades de cada provincia) y un emprendimiento comercial en una consultora.

Frigerio y Monzó comparten la idea de ampliar Juntos por el Cambio. Lo vienen planteando desde que estaban en la gestión de Cambiemos. Otro que se encuadra en esa línea es Horacio Rodríguez Larreta.

Rogelio Frigerio y Emilio Monzó
Rogelio Frigerio y Emilio Monzó

Sobre el Jefe de Gobierno porteño, quien no oculta sus aspiraciones presidenciales, afirmó: “Falta mucho para el 2023. Horacio es, hasta ahora, el que ha manifestado con más claridad su intención de construir un proyecto presidencial. Lo avala su experiencia como Jefe de Gabinete (de Mauricio Macri en la Ciudad) y ahora como Jefe de Gobierno de Buenos Aires durante mucho tiempo. Y por supuesto su buena imagen en la sociedad”.

“A Horacio lo conozco casi desde que nací. No tenemos vínculo familiar, pero nuestras familias siempre han sido muy unidas. Él siempre plantea con orgullo que mi abuelo fue su padrino y su guía en la política. Tenemos una relación de mucha confianza y de muchos años”, acotó.

Sin embargo, aclaró: “No es el único candidato. Un activo que hoy tiene la oposición es que no hay una sola figura, sino que hay no menos de media docena de dirigentes con conocimiento de la sociedad, experiencia en la gestión, con buena imagen. Y eso enriquece también la oferta electoral”.

“Esto nos pone de cara al 2023 en una situación mejor. Por supuesto: necesitamos recobrar la confianza de la sociedad que en parte se perdió porque no alcanzamos todos los objetivos ambiciosos que nos habíamos propuesto”, agregó.

“Si logramos con genuina autocrítica aprender de nuestros errores y recuperarla, la oferta electoral amplia que tiene la oposición nos posiciona mucho mejor de cara a la elección”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO: