Los municipios de Vicente López y San Isidro presentaron un amparo para continuar con las clases presenciales

Lo hicieron ante la Justicia Federal de San Martín. “Voy a tratar de hacer lo que esté a mi alcance para garantizar que lo que no enferma, como las clases presenciales, continúe”, dijo el intendente Jorge Macri

El intendente Vicente López, Jorge Macri
El intendente Vicente López, Jorge Macri

Tras la decisión del Gobierno nacional de suspender por 15 días el dictado de clases en las aulas del Área Metropolitana de Buenos Aires, el municipio de Vicente López presentó un recurso de amparo para continuar con el esquema de presencialidad que se mantuvo hasta hoy y dejar así sin efecto esa medida dispuesta ante el aumento de casos de coronavirus.

El pedido fue elevado a la la Justicia Federal de San Martín por el intendente de ese distrito, Jorge Macri, quien ya había anticipado en las últimas horas que lo iba a hacer en caso de ser necesario. “Voy a hacer todo lo posible para que los chicos el lunes estén en las escuelas”, había prometido en sus cuentas de redes sociales.

“Como gobierno tengo un poder que es la Justicia, que me permite tratar de discutir las medidas que se toman o saldar una discusión con la provincia de Buenos Aires que no se dio. No planteo una rebeldía, porque las normas están para ser respetadas. Voy a tratar de hacer lo que esté a mi alcance para garantizar que lo que no enferma, como las clases presenciales, continúe”, explicó su decisión.

Y aclaró: “No estoy presentando un amparo contra las restricciones de circulación, porque sé que en la nocturnidad desordenada e ilegal sí ha subido el nivel de contagio. Pero para eso en Vicente López vamos a entregarles a los gastronómicos, salones de fiestas y gimnasios un subsidio no reintegrable de $40.000 para que puedan seguir subsistiendo”.

La misma medida tomó el municipio de San Isidro. Su intendente Gustavo Posse declaró ayer la educación como servicio esencial. “Es el paso previo a presentar un recurso de amparo junto a los padres. Lo más probable es que se termina unificando el reclamo con el de Vicente López, aunque es poco probable que salga el lunes”, dijo a Infobae Posse.

Los detalles de la presentación
Los detalles de la presentación

En la semana, Macri, además, había adelantado su adhesión a la iniciativa del senador provincial de Juntos por el Cambio Gabino Tapia, quien presentó un proyecto en la Cámara alta bonaerense para que la educación sea declarada servicio “esencial”.

“Si yo viera que una escuela no puede garantizar las condiciones sanitarias, de distanciamiento y de circulación de aire yo mismo voy a verificar que esa escuela no dé clases. Pero la solución no es cerrar las escuelas”, insistió y le pidió al gobernador Axel Kicillof una reunión con los mandatarios municipales para discutir las medidas a seguir. “Logremos acuerdos para cuidar la salud de los bonaerenses, pero con las escuelas abiertas”, subrayó.

La postura del jefe comunal va en línea con la del ex presidente Mauricio Macri, quien criticó las decisiones “improvisadas” del gobierno nacional y llamó a los intendentes bonaerenses a mantener las escuelas abiertas.

“Tienen la oportunidad de imponer su liderazgo para que las pocas escuelas que están abiertas continúen así. Es fundamental preservar el vínculo entre los alumnos y la escuela y no apoyar fallidas decisiones improvisadas, basadas en la intuición o el miedo”, dijo el ex jefe de Estado a través de las redes sociales.

El anuncio realizado por Alberto Fernández sobre el cierre de escuelas en el AMBA generó repudio entre los sectores de la oposición.

Alberto Fernández ratificó la suspensión de clases (NA)
Alberto Fernández ratificó la suspensión de clases (NA)

Este viernes, previo a la reunión que mantuvo con el Presidente, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó una demanda ante la Corte para garantizar las clases presenciales.

La Ciudad inició una acción declarativa de inconstitucionalidad para que se le impida al Estado Nacional llevar adelante “cualquier acto que implique poner en ejecución el decreto cuestionado”, en lo que refiere a las actividades educativas. La presentación agrega que el decreto viola la autonomía de la Ciudad e implica una virtual intervención federal.

Poco después del cónclave de mandatarios, Alberto Fernández ratificó que las clases presenciales estarán suspendidas durante al menos 15 días en el AMBA, entre el 19 y el 30 de abril.

“Desde que volvieron las clases, la curva de contagios ascendió precipitadamente. Todos los datos científicos dan cuenta de que el problema no ocurre en los colegios. Sí ocurre que detrás de la presencialidad de los alumnos en los colegios se genera un movimiento social que incrementa mucho la circulación ciudadana. Es justamente esa circulación la que provoca que aumente el riesgo de contagio”, explicó Fernández en una conferencia de prensa que brindó en Olivos.

SEGUIR LEYENDO: