Un intendente albertista busca apoyo en el interior del país para disputarle la FAM al kirchnerismo

Es Juan Zabaleta de Hurlingham. Quiere conducir la Federación Argentina de Municipios al igual que Fernando Espinoza de La Matanza. Alberto Fernández lo respaldó tiempo atrás.

Juan Zabaleta y Alberto Fernández (Foto: Prensa Hurlingham)
Juan Zabaleta y Alberto Fernández (Foto: Prensa Hurlingham)

El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, avanza con su plan para ser el próximo presidente de la Federación Argentina de Municipios (FAM). Se trata de un espacio que recluta intendentes de todo el país y sirve como estructura de poder propio para articular políticas como un bloque único ante Gobierno nacional. Si bien se creó en 1997, fue el ex presidente Néstor Kirchner quien le dio un valor importante para desplegar territorialidad propia y ahorrarse, en algunos casos, las intermediaciones con gobernadores.

La FAM tiene presidente, vice y una mesa ejecutiva que integran intendentes de diferentes extracciones partidarias, aunque para la conducción el peronismo casi siempre aporta un candidato. Esta vez no es la excepción y para abril de este año, cuando se deban revalidar autoridades los intendentes del conurbano bonaerenses, Juan Zabaleta (Hurlingham) y Fernando Espinoza (La Matanza) pugnan por la conducción.

Zabaleta gasta kilometraje para conseguir adhesiones. El fin de semana pasado estuvo en Córdoba y mantuvo reuniones con intendentes de esa provincia, actualmente se encuentra en Salta con el mismo objetivo.

El jefe comunal de Hurlingham es uno de los mandatarios que tiene línea directa con el presidente Alberto Fernández. Junto con el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, son los dos jefes comunales (Katopodis está en uso de licencia en la intendencia del distrito de San Martín), considerados más albertistas. Durante un breve período en la campaña electoral de 2017, los tres trabajaron para la candidatura a Senador nacional de Florencio Randazzo, que para esa elección había retenido el PJ.

En su visita a Córdoba, al intendente de Hurlingham le armaron dos reuniones de peso. Primero, con el secretario de Obras Públicas de Nación, Martín Gill, firmó algunos convenios de cooperación. Gill es intendente en uso de licencia de Villa María. Luego de ello, llegó lo más importante: un encuentro con el intendente de la capital cordobesa Martín Llarryora.

Además, otro encuentro que le armó el senador nacional y presidente del PJ cordobés Carlos Caserio. Fue con un grupo de intendentes que le responden de los departamentos del Valle de Punilla, Colón y Santa María. También se reunió con el ex intendente cordobés, el radical, Ramón Mestre. La provincia del centro del país tiene 249 municipios a los que se deben sumar 178 comunas.

Zabaleta se mueve. Tiempo atrás en un visita a Casa Rosada junto a sus colegas intendentes Gustavo Menénedez (Merlo) y Julio Zamora (Tigre), habría conseguido el aval presidencial.

Este jueves fue a Salta en la búsqueda de mayores consensos. En la provincia norteña mantuvo encuentros con el gobernador Gustavo Sáez y jefes comunales de Salta, entre ellas la intendenta de la ciudad homónima, Bettina Romero, el jefe comunal de Fray Mamerto Esquiú, Guillermo Ferreyra y el de Rosario de la Frontera -Catamarca- Gustavo Solís.

Sin embargo, los movimientos de Zabaleta tienen como contrapeso la intención del intendente de La Matanza, Fernando Espinoza. Hoy la FAM está presidida por el alcalde santiagueño de Tafí Viejo, que responde al tándem Espinoza-Verónica Magario, quien dejó la conducción de la FAM cuando asumió como vicegobernadora bonaerense. Espinoza dice contar con el aval del líder de La Cámpora, Máximo Kirchner.

El hijo de la Vicepresidenta también avanza en un esquema para conducir el PJ bonaerense junto a un grupo de intendentes y acompañaría la intención del matancero. Lo de la FAM es una puja de estructuras y se busca que la sangre no llegue al río. Por eso, la definición de los lugares en el PJ boanerenese podría suavizar la tensión por la federación de municipios.

A Zabaleta se le ofreció y que ocupe una consejería en el PJ bonaerense que encabezaría Kirchner. Según supo Infobae, el intendente de Hurlingham agradeció pero pidió que ese lugar que se ofrecía fuera para el intendente de Tigre, Julio Zamora, quien mantiene un frente no cerrado aún con Malena Galmarini.

SEGUIR LEYENDO