Fuerte apoyo de la CGT y de la confederación del transporte al proyecto oficialista para que menos trabajadores paguen Ganancias

La central obrera dijo que la iniciativa “transita el camino correcto para terminar con la inequidad tributaria”, mientras que Juan Carlos Schmid, líder de la CATT, celebró la decisión, aunque en su sector beneficiará sólo a una parte porque muchos sueldos superan los $150.000

Alberto Fernández y la CGT en la quinta de Olivos
Alberto Fernández y la CGT en la quinta de Olivos

La Confederación General del Trabajo (CGT) respaldó el proyecto de ley del oficialismo para modificar el Impuesto a las Ganancias y que “menos trabajadores paguen tan injusto tributo”, mientras la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT) también expresó su apoyo a la iniciativa.

Para la central obrera, la iniciativa “atiende un eje de la propuesta electoral de la coalición gobernante, transita el camino correcto para terminar con la inequidad tributaria que se consolidó durante los últimos años y responde a una demanda constante de esta organización”.

En un comunicado de prensa que firman sus cotitulares, Héctor Daer y Carlos Acuña, y su secretario de prensa, Jorge Sola, la CGT destacó que el proyecto presentado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, “no sólo beneficia a trabajadores de todo el país sino que ayuda a potenciar el mercado interno porque los principales beneficiarios, trabajadores y jubilados, destinan la mayor parte de sus ingresos al consumo”.

“Esta Confederación General del Trabajo siempre ha sostenido que el salario fijado en nuestros convenios colectivos representa la base de recuperación mínima, esencial y parcial de subsistencia del trabajador en relación de dependencia, por lo cual su naturaleza y esencialidad mínima no es la propia de una ganancia”, se sostiene en la declaración.

Juan Pablo Brey, Juan Carlos Schmid y Omar Maturano, de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT)
Juan Pablo Brey, Juan Carlos Schmid y Omar Maturano, de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT)

Finalmente, la central obrera sostuvo que “hacer un sistema tributario más justo y progresivo no es sólo necesario para evitar que los trabajadores paguen más Impuesto a las Ganancias que muchas empresas, sino porque atiende a la recuperación del ingreso y aumenta la capacidad de compra, que resulta fundamental para emprender la recuperación económica de nuestro país”.

La CATT, la poderosa confederación que agrupa a sindicatos del transporte, también apoyó el proyecto oficial, según confirmó a Infobae su titular, Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), quien dijo no conocer el texto presentado por Massa y sostuvo que “la decisión mejora una parte de la situación de los trabajadores de nuestro sector”, ya que algunos (como los pilotos, portuarios y capitanes de barco, entre otros) “ganan por encima de los $150.000″.

Sin embargo, el sindicalista señaló: “Igual, bienvenido sea el proyecto porque beneficia a más de un millón de trabajadores y coincide con un reclamo que venimos haciendo desde hace mucho”.

Otro apoyo sindical fue el del titular de la Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, quien también es secretario de Políticas Educativas de la CGT y le manifestó a Massa su “beneplácito” por el proyecto sobre Ganancias porque, en el caso particular de su sector, “hay un amplio espectro de trabajadores de la educación que se encuentran por debajo de la línea de pobreza y aquellos que luego de años de trabajo en la docencia logran superarla, reciben un revés con este impuesto al trabajo”.

A través de Massa, el oficialismo presentó un proyecto de ley para modificar el Impuesto a las Ganancias y establecer un nuevo piso: solo pagarían quienes perciben salarios brutos mayores a $150 mil mensuales y las jubilaciones que superen los ocho haberes mínimos garantizados (actualmente $152.280). De esta forma, el tributo solo alcanzaría al sector de mayores ingresos y beneficiaría al 63,4% de los contribuyentes que actualmente lo pagan en todo el país.

Sergio Massa, con una delegación de la CGT encabezada por Héctor Daer y Carlos Acuña
Sergio Massa, con una delegación de la CGT encabezada por Héctor Daer y Carlos Acuña

Fuentes oficiales aseguraron que la iniciativa busca beneficiar a una mayor cantidad de contribuyentes a nivel nacional y, a la vez, potenciar el mercado interno, dado que los principales beneficiarios de la medida serían trabajadores y jubilados, que destinan la mayor parte de sus ingresos al consumo.

Hasta fines de 2020, el Impuesto a las Ganancias afectaba a unas 2,3 millones de personas, el 25,6% del total de los contribuyentes en relación de dependencia. Con la actualización anual del impuesto, de acuerdo a la ley vigente a partir de enero de este año, 300 mil trabajadores dejaron de ser alcanzados por el tributo, ya que el piso para los solteros pasó a ser de $ 74.810 y de $98.963 en el caso de los casados con dos hijos.

Con la propuesta del líder de Frente Renovador, la cantidad de trabajadores y jubilados que dejarían de pagar el impuesto se incrementaría a más de 1.267.000. En consecuencia, si fuera aprobado, permitiría consolidar un esquema progresivo, en el que el Impuesto a las Ganancias solo lo pagaría el 10% de los contribuyentes con mayores ingresos y las jubilaciones de privilegio.

La iniciativa del Frente de Todos será respaldada en el Congreso por los legisladores de Juntos por el Cambio, que votarán “rápidamente” el proyecto, según se acordó en el Zoom que mantuvo la mesa nacional de la coalición opositora. La decisión fue analizada luego por el Interbloque de diputados de JxC, aunque advirtieron que el texto aún no había ingresado al Parlamento.

Seguí leyendo:



Últimas Noticias

MAS NOTICIAS