Alberto Fernández mantuvo una videoconferencia con Macron: el presidente francés reiteró su apoyo al Gobierno en la negociación con el FMI

“La charla fue excelente”, les comentó el jefe de Estado argentino a sus colaboradores una vez terminado el diálogo. “Cuenten con nosotros”, le dijo el mandatario galo al argentino

El contacto virtual se realizó desde la Quinta de Olivos
El contacto virtual se realizó desde la Quinta de Olivos

Hace exactamente un año, Alberto Fernández ingresaba cargado de prejuicios ideológicos al Palacio Eliseo para almorzar con Emmanuel Macron. Y 365 días después protagonizó una esperada videoconferencia con el presidente de Francia, su principal aliado en Europa –junto a Ángela Merkel– para lograr un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que no implique un programa de ajuste económico a pocos meses de las elecciones.

Fuentes oficiales adelantaron que Fernández dialogó durante una hora con Macron desde la Quinta Presidencial de Olivos. Abordaron varios temas que le interesaban especialmente al jefe de Estado. “La charla fue excelente”, analizó el Presidente junto a sus colaboradores.

Fuentes cercanas al Jefe de Estado detallaron a Infobae que la conversación comenzó con un detalle del presidente francés, que recordó el regalo que le entregó Alberto Fernández cuando viajó a Francia: “Cada vez que entro a mi despacho me acuerdo de vos porque tengo el libro de Silvina Ocampo con el prólogo de Borges”. En ese sentido, Macron hizo referencia a un presente que le entregó al argentino: “Espero que vos tengas tiempo para tocar la guitarra que yo te regalé”.

Fragmento del encuentro entre Macron y Fernández

Por otro lado, el francés reiteró su apoyo al Gobierno en la negociación con el FMI: “Nosotros vamos a seguir apoyándolos en la negociación con el Fondo, cuenten con nosotros, como ocurrió el año pasado, estamos a disposición”.

En un comunicado, el Poder Ejecutivo aseguró que “el presidente francés comprometió su ayuda ante el proceso de renegociación de deuda que la Argentina sostiene con el FMI. Fernández le expresó que fue ‘muy importante’ el apoyo que brindó Francia para llegar al acuerdo con los acreedores privados y remarcó la necesidad de ‘revisar las reglas que hoy existen para dar más flexibilidad a los acuerdos’”.

En tanto, respecto de la pandemia del coronavirus, Alberto Fernández dio detalles de la estrategia de vacunación en Argentina e hizo referencia a las vacunas Sputnik V, AstraZeneca y las de COVAX. A continuación el francés se mostró interesado en el desarrollo de las dosis de AstraZeneca en Argentina, y Fernández le contó que parte del producto se realiza en Buenos Aires, que luego se finaliza en México y que serán las que se utilicen en América Latina. En ese sentido, desde Presidencia informaron en un comunicado que “los mandatarios coincidieron en la necesidad de aumentar la producción de vacunas, como un bien universal sin propiedad intelectual, a fin de garantizar su acceso a los países en desarrollo”.

A continuación, el presidente francés le contó a Fernández que la semana pasada dialogó con el papa Francisco. En ese momento, los dos elogiaron al Sumo Pontífice y el argentino volvió a hacer mención al libro Capitalismo infeliz, obra de la que ya había hablado en su presentación en el Foro de Davos.

Por último, Macrón felicitó a Fernández por la aprobación de la ley de interrupción voluntaria del embarazo y le aseguró que ese hecho tuvo mucha repercusión en Europa: “Quiero felicitarte porque para nosotros es algo muy importante”, expresó el francés. En tanto, lo invitó a un congreso de derechos de la mujer, el Foro Generación Igualdad, que se realizará en Francia a mitad de 2021. Alberto Fernández confirmó su asistencia.

“Intercambiamos opiniones sobre la situación del COVID-19 en el mundo y coincidimos en que es imperioso aumentar la producción de vacunas, como un bien universal sin propiedad intelectual, para garantizar su acceso equitativo a los países en desarrollo”, precisó más tarde el mandatario nacional, a través de su cuenta de Twitter.

El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, saluda antes de asistir a una conferencia de prensa en Buenos Aires. Argentina. Foto de archivo Ago 31, 2020. Juan Mabromata/Pool via REUTERS/File Photo
El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, saluda antes de asistir a una conferencia de prensa en Buenos Aires. Argentina. Foto de archivo Ago 31, 2020. Juan Mabromata/Pool via REUTERS/File Photo

El apoyo de Macron en la negociación con el FMI se sumó a una reunión que mantuvo el ministro de Economía, Martín Guzmán, con el embajador de Alemania en la Argentina, Ulrich Sante, para intercambiar opiniones sobre temas de la agenda bilateral y afianzar lazos con ese país europeo”, según informó el Palacio de Hacienda.

“Tuvimos un encuentro productivo con el embajador de Alemania, país con el que apuntamos a fortalecer los vínculos estratégicos y de cooperación para el desarrollo industrial y la transición energética para una economía sustentable”, sostuvo Guzmán tras el encuentro.

El diplomático alemán, a su vez, señaló que en el encuentro le transmitió a Guzmán “el apoyo que Alemania quiere dar a la Argentina para que crezca su economía digital y el sector de las energías verdes, ampliando así la base de ingresos y el atractivo tecnológico del país”.

Francia hizo escuela en la diplomacia de Estado, y Macron demostró que ha leído a fondo las peripecias políticas de Charles Maurice de Talleyrand, un obispo que brilló durante la Revolución de 1789 y el Imperio Napoleónico. El año pasado, durante su visita a París, Alberto Fernández quedó impactado por la gracia e inteligencia de su colega francés, y no dudó en compartir sus argumentos geopolíticos cuando expuso ante el Foro de Davos.

El jefe de Estado planteó este mediodía a Macron su mirada sobre las consecuencias económicas del COVID e insistió en la necesidad de crear un nuevo orden económico que entierre “el capitalismo infeliz” y abra una nueva etapa histórica que permita cerrar las asimetrías entre las naciones más poderosas y los países de la periferia.

Alberto Fernández solicitó apoyo a Merkel, Vladimir Putin y Xi Jinping para encontrar un punto de balance entre las exigencias del FMI y las necesidades financieras de la Argentina. Y desde esta estrategia política, el presidente solicitará a Macron –de nuevo– que Francia apoye a la Argentina cuando se trate su caso en el Board del Fondo Monetario Internacional.

“El respaldo de Francia fue fundamental para el acuerdo que alcanzamos con los acreedores privados el año pasado, por eso quise expresarle hoy mi gratitud al presidente Emmanuel Macron, que también comprometió su apoyo a la Argentina en las negociaciones con el FMI”, agregó en otra publicación de Twitter el líder de la Casa Rosada.

Además de solicitar el apoyo de Francia en la negociación con el FMI, Alberto Fernández abordó la situación de la Argentina como deudor del Club de París. El 13 de marzo de 2020, Martín Guzmán envió a los miembros del Club de París –Estados Unidos, Rusia, Francia, Alemania, Japón e Inglaterra, entre otros países poderosos– una carta anunciando que Argentina no pagaba la deuda que vencía el 5 de mayo de 2020.

La carta firmada por el ministro de Economía expresaba “la decisión de la República de posponer hasta el 5 de mayo de 2021 el vencimiento del próximo 5 de mayo de 2020, de acuerdo con los términos que la República alcanzó con los miembros del Club de París el 29 de mayo de 2014”.

Ese vencimiento era de 2.100 millones de dólares. Y es probable que Alberto Fernández trate con Macron la viabilidad del pago de esa deuda soberana que vence el próximo 5 de mayo. No debería sorprender que el Presidente comente a su interlocutor francés que Guzmán enviará al Club de París otra carta anunciando que “la República” posterga hasta el 5 de mayo de 2022 su pago ya adeudado de 2.100 millones de dólares.

Alberto Fernández dialoga con Jair Bolsonaro durante el homenaje a la creación del Mercosur
Alberto Fernández dialoga con Jair Bolsonaro durante el homenaje a la creación del Mercosur

Alberto Fernández es presidente pro tempore del Mercosur, y en este rol preguntó a Macron sobre la viabilidad del acuerdo histórico firmado con la Unión Europea (UE). Macron –como el jefe de Estado argentino– hace una defensa cerrada del Tratado de Cambio Climático de París y cuestiona la posición de Jair Bolsonaro que privilegia los intereses económicos por encima de la ecología y la protección del medio ambiente.

Hace unas horas, el ministro de Comercio Exterior de Francia, Franck Riester, anunció que su país “no firmará en sus términos actuales” el acuerdo Mercosur-UE hasta que existan “garantías tangibles y objetivas sobre normas medioambientales y sanitarias” que se vayan a aplicar en los socios fundadores del foro regional.

El ministro de Macron hizo una referencia puntual a Brasil, aunque también espera que Argentina, Paraguay y Uruguay cumplan con todas las normas básicas del Acuerdo de Cambio Climático. El asunto es sencillo de explicar: si Bolsonaro no protege la Amazonía, el tratado Mercosur-UE se convertirá en una anécdota diplomática.

Alberto Fernández entiende y comparte las razones de Macron y buscó en la videoconferencia establecer una hoja de ruta que permita evitar que el tratado bilateral quede encallado para siempre. El Presidente tiene prevista una reunión con Bolsonaro en Puerto Iguazú y no debería sorprender que se comprometa ante Macron para conversar sobre este asunto común con el mandatario de Brasil.

Como sucedió con Merkel, Putin y Xi Jinping, el jefe de Estado realizó un balance de la estrategia sanitaria que ejecutó para enfrentar al COVID-19. Alberto Fernández considera que se trata de manera diferente a los países de la periferia al momento de distribuir las vacunas, e insistirá ante Macron sobre la necesidad de establecer un método global que termine con la discriminación entre Estados poderosos y naciones débiles.

Seguí leyendo: