Oscar Parrilli defendió a Boudou y le pidió a Alberto Fernández que avance la reforma judicial

El ex secretario general y senador de confianza de Cristina Kirchner reclamó explicaciones a la Corte por rechazar el planteo del ex vicepresidente de la Nación y dejarlo a un paso de la cárcel

aargento@infobae.com
Oscar Parrilli, senador del Frente de Todos
Oscar Parrilli, senador del Frente de Todos

Cristina Kirchner sigue el debate por la Ley del Fuego desde su despacho en el Senado. Abrió la sesión de hoy y luego dejó en su lugar a la santiagueña Claudia Ledesma de Abdala. En el tercer piso del Palacio Legislativo, su ex secretario general Oscar Parrilli salió a bancar fuerte a Amado Boudou después del fallo de la Corte Suprema que lo enviaría nuevamente a la cárcel. Los dichos del senador representan lo que opina el Frente de Todos y la propia CFK. En su extenso planteo incluyó un pedido al propio Presidente de la Nación, Alberto Fernández, para que avance la reforma judicial.

El neuquino criticó la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el caso de Ciccone Calcográfica luego de que el máximo tribunal no admitiera el recurso de queja de la defensa del ex ministro de Economía y ex vicepresidente de la Nación.

Con extensos argumentos, Parrilli rechazó la aplicación del artículo 280 del Código Civil y Comercial que le permite al alto tribunal rechazar un pedido sin dar explicaciones. “Esta actitud de la Corte nos priva, a todos los argentinos, de saber si un ex vicepresidente, que fue además ministro de Economía, estuvo bien o mal condenado en esta causa, sobre todo porque es una causa que venía con muchas intromisiones desde el punto de vista mediático, con denuncias de lawfare que involucran al ex ministro de Justicia, con testigos que fueron sobornados. Esta actitud de la Corte nos deja un sabor amargo y una sensación de una falta de justicia total”.

Además apuntó a una sintonía ente el alto tribunal y el gobierno de Mauricio Macri. Cuestionó el tratamiento “con gran rapidez” del per saltum de los jueces “que habían sido designados a dedo por Mauricio Macri” y lo mismo dijo en este caso. “Cuando se trata de acciones del macrismo o de acciones que respondan a los intereses corporativos de ellos, los tratan con rapidez; en cambio, cuando se trata de alguien cercano al gobierno de Cristina Kirchner no lo trata, lo desprecia, y nos deja la sensación de no investigar a fondo, si realmente hubo o no alguna acción delictiva por parte del ex vicepresidente”.

Habló también de que “este sector del Poder Judicial está en una suerte de asociación escandalosa con el macrismo” y remarcó que “el lawfare está más vigente que nunca, es muy clara la actitud de la Corte, que también convalidó los espionajes que le hicieron a Cristina Fernández y a mí. Cuando les pedimos explicaciones dijeron que estaban investigando y nunca nos contestaron”.

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

Parrilli también se refirió a qué debería hacer el presidente Alberto Fernández. “Nosotros no queremos que el gobierno nacional haga ahora lo que hizo el macrismo con la Justicia, que pidió juicio político a 30 jueces, persiguió a una procuradora, destituyó jueces, cambió el Consejo de la Magistratura. Llegaron a un grado tal de persecución que mereció que el relator de Naciones Unidas le hiciera una grave acusación al gobierno de Macri por un plan de amedrentamiento a la Justicia, que violaba la independencia del Poder Judicial. No queremos que Alberto haga eso, lo que sí queremos es que se haga justicia con todas las causas, que se llegue a la verdad, que quien haya cometido un ilícito que pague, pero no de esta manera, sin investigar, sin hacer pericias, sin abrir las causas, con fallos que solo tienen consignas, enunciados mediáticos. Esto es lo que nosotros queremos y hay muchos elementos para ello”.

Parrilli preside la comisión de Justicia del Senado, lugar clave en la Cámara alta que intervino en la reforma judicial que aún espera su tratamiento en Diputados. Reclamó que se avance para cambiar la Justicia a través de “la modificación de la estructura de la Justicia Federal, la reforma del Ministerio Público Fiscal y la implementación del nuevo código de procedimientos, entre otras medidas”.

“Pero lo primero que hay que hacer con aquellos jueces que han formado parte de esta entente de medios de comunicación, poder político y judicial, es ponerle fin y exigirles a esos jueces abrir las causas, revisarlas en los ámbitos jerárquicos que corresponda. Nada de esto se está haciendo”, concluyó.

Seguí leyendo:

Reforma judicial: tras lograr media sanción, el kirchnerismo se enfrenta ahora a una negociación ajustada en Diputados