Nueva extensión de la cuarentena: Alberto Fernández promete fondos a las provincias afectadas y busca evitar una profundización de la grieta

El Presidente se mostró con gobernadores de diferentes signos políticos y pidió imitar el ensayo que se dio en el AMBA para combatir el COVID-19. Se reforzarán los fondos nacionales y el plan Detectar Federal

mdinatale@infobae.com
El presidente Alberto Fernández
El presidente Alberto Fernández

Desde lo gestual hasta lo estrictamente pragmático en términos de medidas contra la pandemia, Alberto Fernández no dejó ayer ningún elemento librado al azar en el anuncio de la nueva etapa de cuarentena con la convocatoria a tres gobernadores de diferentes colores políticos: la intención firme del Presidente es emular el trabajo conjunto que se hizo en el AMBA más allá de las ideologías y mostrar un Gobierno activo en dar respuesta ante el avance del COVID en las provincias.

“La culpa no es de nadie sino del virus”, remarcó el jefe de Estado acompañado por el gobernador radical de Jujuy, Gerardo Morales; el peronista de Santa Fe, Omar Perotti, y Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino. La frase buscó eludir críticas como las que en otros momentos lanzó el Gobierno al macrismo y la foto transcribió ese espíritu de “unidad en la diversidad ante las dificultades”, como dijeron varios funcionarios de la Casa Rosada tras el anuncio de la nueva etapa de cuarentena.

El gesto de los tres gobernadores y el Presidente en el anuncio oficial cristalizó la previa videoconferencia que Alberto Fernández había mantenido con 24 gobernadores y que buscó ponerse al frente la nueva etapa de lucha contra el COVID-19 que se está dando ahora en el interior del país.

En los hechos políticos la jugada presidencial de unificar en una puesta en escena a tres gobernadores de diferentes partidos apunta a desterrar la idea de que el Gobierno fomenta la grieta. Se trata, tal como lo reiteró el mismo Alberto Fernández, de recrear el esquema tripartito que desplegó en el AMBA con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, cuando la pandemia llegó picos máximos en el área metropolitana.

Al mismo tiempo, la búsqueda de acuerdos con gobernadores opositores como Morales busca desarticular a la oposición en sus permanentes cuestionamientos a la Casa Rosada.

En este sentido, el gobernador de Jujuy planteó anoche a la salida de la Casa Rosada que “hay que tratar de evitar todo tipo de aglomeraciones para evitar contagios” y pidió que “no se convoque” a una marcha opositora prevista para el 12 de octubre. “Hay que tratar de evitar eventos donde se concentre mucha gente. Hay otros espacios para disentir”, dijo Morales en relación a las marchas contra el Gobierno convocadas desde Juntos por el Cambio.

En la charla previa a la conferencia de prensa que Alberto Fernández mantuvo en la Casa Rosada con los gobernadores Morales, Perotti y Gutiérrez se habló también de la necesidad de que el gesto de acompañamiento de la Nación en la nueva etapa de cuarentena llegue de la mano de fondos del gobierno central para atenuar el impacto de la pandemia.

“Esta es una tarea titánica de concientización y cada una de estas medidas tienen por objetivo cuidar la salud física y psíquica además del bolsillo de los argentinos”, dijo Perotti cuando abandonaba una reunión en el despacho presidencial después de la conferencia de prensa.

El gesto de “unidad en la diversidad” que pidió el propio Alberto Fernández a los gobernadores que hoy están acechados por el incremento de contagios será acompañado por fondos y programas de atención sanitaria desde la Nación.

(Foto presidencia)
(Foto presidencia)

Además de la continuidad de la ayuda que se dará por medio de los programas IFE, ATP y la Tarjeta Alimentar, según pudo saber Infobae, ayer se habló de una renovación de un fondo fiudiciario de 60.000 millones de pesos que girará el Ministerio de Economía a las provincias castigadas por el COVID. A ello se le añadirán los $20.000 millones que aún resta enviar el Ministerio del Interior que comanda Eduardo de Pedro en concepto de ATN para los distintos distritos del país.

A la vez, el Presidente les aseguró tanto en la videoconferencia de anteayer con los 24 gobernadores como en la charla previa con Morales, Perotti y Gutiérrez en la Casa Rosada que habrá un fuerte incremento de partidas para reforzar el plan Detectar Federal.

“El programa Detectar es la única forma de frenar el virus y evitar mayores contagios”, deslizó Perotti en su reclamo por más partidas para hisopados.

Por otra parte, durante el anuncio de ayer el Presidente destacó a cuatro provincias que manejaron bien la pandemia como son La Pampa, Catamarca, Formosa y Misiones. Una vez más, en este gesto incluyó a distritos peronistas y a una provincia opositora como la de Misiones que dirige Oscar Herrera Ahuad.

El mapa anaranjado que hoy muestra gran parte del país con el avance del COVID y que se empieza a esfumar en el AMBA es el estado de alerta que Alberto Fernández buscará atender en lo inmediato por una cuestión elemental: el 65% de contagios de coronavirus hoy se concentra en las provincias.

El aumento de camas de terapia intensiva y un eventual colapso del sistema sanitario en el interior también fue eje de debate interno con los gobernadores. El dato de utilización de camas de terapia donde se ven ejemplos de un 88% de ocupación en distritos como Río Negro; el 81% en Mendoza; el 80% en Tucumán y el 78% Santa Fe también muestran un “stress sanitario preocupante” como dijo el mismo Presidente que será atendido con el envío de más médicos y terapistas.

“Necesitamos de gobiernos que trabajen mancomunados y ciudadanos que ayuden”, fue el reiterado mensaje del jefe de Estado en una decisión clara de mostrar similitudes con el AMBA.

Las provincias con restricción de la circulación que deberán enfrentar el nuevo desafío de una estapa más restrictiva de movimientos son: departamentos y ciudades de las provincias de Chaco, Chubut, Buenos Aires, Río Negro, Neuquén, Jujuy, Salta, Tucumán, Córdoba, La Rioja, Mendoza, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Santiago del Estero, Santa Fe, San Juan y San Luis.

Como contrapartida, el Presidente mostró los resultados de un esquema unificado de trabajo como el que se dio en el AMBA. El balance de ello es un área metropolitana que ahora empieza a ver el descenso de contagios y con ello la apertura paulatina de actividades.

Seguí leyendo:

Rodríguez Larreta: “Seguimos trabajando de forma coordinada a pesar de que hemos tenido diferencias públicas con el Gobierno”

Coronavirus en Argentina: los gráficos con los que el Gobierno justificó la extensión de la cuarentena


MAS NOTICIAS