Amnistía Internacional insistió en la “falta de transparencia” de la aplicación Cuidar

La directora ejecutiva de la organización en Argentina dijo que el Gobierno no hizo las correcciones pedidas para mejorar el sistema de permisos de circulación. Alertó que “persiste la preocupación por el manejo de datos sensibles”

mdinatale@infobae.com
infobae-image

La organización Amnistía Internacional expresó que 13 días después de la reunión que mantuvieron con autoridades del Gobierno para alertar sobre la falta de transparencia de la App Cuidar “las preocupaciones se mantienen” en al menos dos ejes: el manejo en la recolección de los datos de sensibles sobre la salud y la falta de transparencia en relación a lo que ocurre con la información que aportan los ciudadanos una vez que son recolectados los datos desde la aplicación oficial.

“Reconocemos la apertura al diálogo y las sugerencias tomadas. Sin embargo, nuestras principales preocupaciones se mantienen. Por ejemplo, la recolección de los datos de salud, que es información sensible. La ley de Protección de Datos Personales exige una ley que autorice expresamente la recolección y el tratamiento de estos datos, pero, en el caso de Cuidar, esta ley no existe. También podrían ser recolectados estos datos con finalidades estadísticas o científicas siempre y cuando no puedan ser identificados sus titulares, sin embargo, la identificación es un requisito necesario para poder utilizar la aplicación”, dijo a Infobae la directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski.

El 10 de septiembre pasado, Beslki se reunió en la Casa Rosada con funcionarios de la Secretaría de Innovación Pública que dependen de la Jefatura de Gabinete de Santiago Cafiero. Allí le llevaron un informe sobre con objeciones al manejo de la App Cuidar. Los funcionarios del Gobierno recibieron con buena predisposición los planteos de Amnistía Internacional y se comprometieron a hacer correcciones para darle mayor transparencia al sistema que dispuso Alberto Fernández en la cuarentena para agilizar los permisos de circulación de los trabajadores a autorizados a salir.

Sin embargo, 13 días después de aquella reunión en el Gobierno, Belski dijo que “hace varios meses venimos monitoreando a la app Cuidar y los posibles problemas que genera a la luz de los derechos humanos. Por eso, le acercamos al gobierno un informe con nuestras preocupaciones y el 10 de septiembre nos reunimos con el equipo técnico a cargo de la app pero las preocupaciones se mantienen”.

Otro de los temas que enumeró la directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Argentina es la preocupación por la falta de transparencia con relación a lo que sucede con los datos.

infobae-image

"Esto es importante para garantizar que no se estén formando archivos o bases de datos que puedan revelar información sensible de salud. Si bien reconocemos que el gobierno ha publicado el código fuente de la app, todavía no se conoce el código del “backend” o garantías alternativas que permitan una auditoría externa para analizar cómo los datos son almacenados y tratados", dijo Belski.

En rigor, las autoridades de Amnistía Argentina no quedaron satisfechas con la respuesta del Gobierno ya que consideran que se debe garantizar de alguna manera el control externo e independiente sobre la forma en que se almacenan y tratan los datos sensibles que recolecta la app.

Entre las propuestas para dar mayor transparencia al sistema y que llevó Belski al Gobierno figuraba la idea de publicar el código del backend porque con este código se puede saber cómo los datos son almacenados y tratados en los servidores. Debería poder hacerse una auditoría, un control externo e independiente, según Amnistía. Pero hasta ahora no recibieron respuesta alguna ante este reclamo.

“Si bien nos parece bueno, en principio, que exista una app u otros sistemas digitales para facilitar el acceso a salud y al permiso de circulación durante el periodo de pandemia, la exigencia de que las personas cuenten con determinada documentación, tecnología y conectividad para el acceso a derechos afecta el derecho a la igualdad y a la no discriminación”, destacó Belski.

En este sentido, la directora ejecutiva de las oficinas en Argentina de Amnistía Internacional resaltó que son muchas las personas que no cuentan con el conocimiento o la tecnología o conectividad necesaria para descargar y usar la app o realizar el trámite online, lo que –a su entender- las excluiría de la posibilidad de acceder a los mismos derechos.

Es decir, en el tratamiento de la “igualdad de derechos”, Amnistía sigue pensando que la posibilidad de circular no puede depender solo de tecnología ya que en quedan afuera mayores o personas con discapacidad.

infobae-image

La semana pasada, casi siete días después de la reunión que mantuvieron con el Gobierno, las autoridades de Amnistía en Argentina emitieron un informe que adelantó Infobae y donde se expresaron las preocupaciones en torno a la utilización de la App Cuidar.

El informe fue titulado bajo el nombre de “Los riesgos de la App Cuidar: algunas preocupaciones de derechos humanos” y la organización advirtió que “la protección de datos personales y la privacidad son algunas de las preocupaciones de derechos humanos que Amnistía Internacional plantea”.

También se consideró allí que “desde su puesta en funcionamiento, el Gobierno hizo una serie de ajustes tanto en el diseño como en sus Términos y Condiciones (TyC) para mejorar algunos aspectos que dispararon la preocupación de la sociedad civil”. Las devoluciones y cambios generados a partir del intercambio con el Gobierno fueron incorporadas en ese documento.

En otro apartado del estudio, Amnistía señalaba que “el Security Lab (laboratorio de seguridad) de Amnistía Internacional examinó aplicaciones de distintas partes del mundo, algunas de las cuales son peligrosas para los derechos humanos. Las apps de rastreo de contactos de Bahréin, Kuwait y Noruega figuran entre las más alarmantes ya que utilizan sistemas centralizados que captan los datos de ubicación de los usuarios por medio del GPS y los suben a un servidor central. La app de Qatar fue considerada una de las más preocupantes ya que sumaba la imposición del uso obligatorio por parte del gobierno y tenía un alto nivel de vulnerabilidad en su seguridad, una combinación que dejó expuestos datos personales sensibles de más de un millón de personas”.

El sábado 19 de septiembre la Jefatura de Gabinete sacó un comunicado titulado “Cuidar: cuidado y transparencia de un trabajo en sociedad” y allí sostuvo, entre otras cosas, que la Secretaría de Innovación Pública recuerda que: “Cuidar no realiza rastreo de contactos; el proceso de utilización y almacenamiento de datos de Cuidar es transparente: está detallado en los términos y condiciones de la aplicación; el sistema Cuidar no es de instalación obligatoria; el Estado no exige la realización de un autodiagnóstico para obtener un Certificado Único Habilitante de Circulación y la forma mediante la cual serán eliminados los datos al finalizar la emergencia sanitaria será debidamente comunicada y monitoreada”.

Sin embargo, desde Amnistía Internacional dijeron que esas mismas apreciaciones fueron las que se habían conversado en la reunión del 10 de septiembre y que “nada cambio” desde entonces. “El sistema sigue siendo poco transparente y faltan parámetros de igualdad”, dijeron.

Después de difundido el informe, tras el comunicado nuevo de Jefatura de Gabinete y luego de 13 días de la reunión en la Casa Rosada, Belski observó que no hubo cambio alguno en los niveles de transparencia de la App Cuidar.

Seguí leyendo:

La presidenta de Bolivia denunció un “acoso sistemático y abusivo” del gobierno argentino por su asilo político a Evo Morales

Memorándum con Irán: Interpol advirtió que el ex director Ronald Noble no puede declarar sin el aval del organismo

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos