Turismo post pandemia: el Gobierno diseña un plan con fondos y exenciones impositivas para reactivar uno de los sectores más afectados

El Ministerio de Turismo inyectará $4.300 millones para financiar a hoteles, restaurantes y empleados del sector; impulsan un proyecto de ley con importantes exenciones impositivas y habrá un esquema se triplicó el presupuesto del área

mdinatale@infobae.com
infobae-image

Reactivar las economías provinciales y evitar una mayor crisis en los sectores productivos. Bajo estas dos premisas el Gobierno avanza en un ambicioso plan para inyectar fondos al turismo en la etapa post pandemia y volver a generar trabajo a mediana y gran escala para la Argentina que se viene.

El Ministerio de Turismo que conduce Matías Lammens empezó a trabajar en estos días con el visto bueno del presidente Alberto Fernández en un esquema de reactivación de lo que el Gobierno cree que será uno de los pilares centrales para mejorar la economía del país en una etapa libre de coronavirus.

“La intención del Gobierno es levantar desde ahora al turismo para que ese sector clave para la economía llegue en pie a la post pandemia y se logre cuidar uno de los sectores más castigados por la crisis”, explicó Lammens en diálogo con Infobae.

De esta manera, el Ministerio de Turismo trabaja en dos niveles de acción. Por un lado, ya hay prevista una inyección de 4.300 millones de fondos especiales para el financiamiento de hoteles y negocios de la gastronomía relacionados con el turismo; subsidios a los guías de turísticos y obras de infraestructura para dar trabajo. Por otra parte, se elabora con acuerdo de la oposición en un proyecto de ley para otorgar beneficios impositivos tanto a los que trabajan en el turismo como aquellos que quieran viajar.

¿Habrá capacidad de fondos o ahorro del argentino medio para dedicarle al turismo una vez que termine la pandemia?

Lammens no duda en responder: “Si bien es cierto que la crisis golpeó fuerte, también es real que aquellos que no pudieron viajar con la cuarentena en el futuro van a querer hacerlo dentro del país porque viajar al exterior será más complicado”.

Desde esta óptica es que el Ministerio de Turismo se encuentra enfocado en promover proyectos que volverán a generar riqueza y empleo en el sector.

En el paquete global de $4.300 millones de inyección de fondos que ya empezó a imponer el Gobierno en el turismo unos $2.800 millones están destinados al financiamiento de hoteles y restaurantes relacionados con centros turísticos. Esto implicará el pago de un salario mínimo por seis meses a unos 30.000 trabajadores del turismo. Este lunes comenzará la inscripción a este registro para que los empleados de hoteles y restaurantes se anoten. Será una suerte de paliativo que ofrece el Gobierno a aquellas empresas que están casi en situación de quiebra en gran parte del país por el aislamiento social impuesto por 100 días a raíz de la pandemia del COVID-19.

A su vez, ya se empezó a gestionar un fondo especial de $100 millones para subsidiar a los guías de turismo, ya que se calcula que unos 4.000 de estos no han recibido el IFE.

El fondo de $1.400 millones restante está acordado con el Ministerio de Obras Públicas que dirige Gabriel Katopodis para llevar adelante obras de infraestructura para el sector del turismo. Esto no sólo mejorará la situación de centros de atención en vacaciones, sino que dará empleo a los trabajadores de la construcción. En Tucumán, La Rioja y Neuquén se empezó a diagramar este plan con obras de mejora de rutas e infraestructura hotelera.

La cartera que conduce Lammens comenzó la gestión con un presupuesto de $2.960 millones distribuido en partes similares entre Turismo y Deportes ($1.594 y $1.365,respectivamente). En abril el ministerio recibió $1.410 millones correspondiente a la recaudación del Impuesto País. Y frente a la crisis, Lammens recibió los nuevos fondos destinados a reactivar el turismo. En total los aumentos presupuestarios suponen un aumento del 157% del Ministerio, que se debe al importante crecimiento en la cartera turística (+259%) y en menor medida al aumento en la sección de deportes (+37%).

La mayor parte de los fondos que se inyectaron en este sector provienen de créditos otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El plan de reactivación al sector turístico contempla que recibirán asistencia financiera más de 15.000 empresas y 143.000 empleados que dependen de esas compañías. Se trata del 75% del total de empresas inscriptas al programa y del 85% del total de los empleados.

En este programa se puede acceder a la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino; a la asignación compensatoria al salario, a través de la cual el Estado se hace cargo del pago del 50% del salario de los trabajadores; a un sistema de créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos con garantía del Estado Nacional, que se hará cargo de los intereses, entre otros.

En coordinación con la Cámara Argentina de Turismo (CAT) y el Consejo Federal del Turismo (CFT) se presentaron los protocolos de bioseguridad con los más altos estándares internacionales para el sector gastronómico, el de alojamiento, el de agencias de viaje, y el prestadores turísticos.

infobae-image

Proyecto de Ley

Por otra parte, Lammens ya empezó a gestionar con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y con el diputado radical de Mendoza, Alfredo Cornejo, un proyecto de ley de “Reactivación del Turismo”.

En los próximos días se dará a conocer este proyecto que contemplará beneficios impositivos, planes de promoción de turismo interno, planes de cuotas para los turistas con la banca pública y créditos a tasa 0 para las empresas del sector.

Este proyecto de ley apunta por un lado a financiar a aquellas empresas del turismo que se encuentran casi al borde de la quiebra. Se sabe que por la cuarentena extensa el sector turístico ha sido uno de los más golpeados de la economía mundial y en la Argentina sufrió un fuerte golpe.

En tanto, el beneficio de exención impositiva a este sector que contempla el proyecto de ley busca rescatar esas compañías, hoteles y emprendimientos turísticos que están en grave situación fiscal, han dejado de pagar cargas patronales e impuestos.

También el proyecto de ley busca incentivar el turismo en la post pandemia. Así, se prevé instrumentar un plan llamado “compra hoy, viajá mañana” que contempla rebajas importantes en viajes o paquetes turísticos y la exención en pago de ganancias por esas compras.

En paralelo, el Ministerio de Transporte busca sustentar a las empresas aéreas para que también haya una suerte de “salvataje” financiero del Estado y se pueda movilizar este sector clave de la economía en la post pandemia.

Y como parte de esta reactivación de la economía que busca imponer Lammens en la Argentina que viene se prepara lo que se llama el “Plan RED” (Recuperación de Entidades Deportivas). Ante la crisis generada por el COVID-19, el Ministerio de Turismo y Deportes diseñó este plan conformado por varios programas con un mismo objetivo: potenciar a los clubes y federaciones, y prepararlos para la próxima etapa.

En este marco se puso en marcha Clubes en Obras, el programa de infraestructura para clubes e instituciones deportivas, que contará con una inversión de $500 millones para la construcción, ampliación y mantenimiento de más de 1000 establecimientos en todo el país. Ya hay alrededor de 100 clubes prontos a recibir el desembolso para las obras.

“Se trata de la inversión más importante en décadas, cuyo objetivo es dotar de infraestructura deportiva a las instituciones y, al mismo tiempo, poner en marcha la economía a través de pequeñas y medianas obras a lo largo y a lo ancho de todo el país”, dijo Lammens.

Asimismo, el Plan RED incluye la posibilidad de aplicar a subsidios directos mediante el Programa de Apoyo en la Emergencia para Clubes que destinará $70 millones. Son subsidios de $60.000 pesos por club. En la primera convocatoria hubo 1900 clubes inscriptos. En el segundo semestre se abrirá una nueva convocatoria por otros 70 millones. El plan RED también incluye los beneficios del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción del Gobierno que incorporó a más de 1200 clubes.

Además, abarca la exención del corte de servicios y próximamente podrán solicitar subsidios de tarifas, acceder a capacitaciones en temáticas como administración, género y diversidad, a beneficios impositivos para que puedan regularizar su situación y a protocolos de prevención sanitaria para el regreso del deporte.

Seguí leyendo:

Ginés González García: “Prefiero pagar el costo del aburrimiento y el encierro y no el de las víctimas”

De barbijos a fondos para la investigación científica: la ayuda que la Argentina recibió del exterior para la lucha contra el COVID-19





MAS NOTICIAS