El diputado de Juntos por el Cambio, Luciano Laspina, protestó por las interrupciones

El diputado de Juntos por el Cambio Luciano Laspina y el senador del Frente de Todos José Mayans protagonizaron este martes un acalorado cruce durante la sesión virtual de la Comisión Bicameral de Deuda Exterior.

Tras más de dos horas de videoconferencia, en la que varios legisladores del peronismo cuestionaron la deuda contraída por el gobierno de Mauricio Macri, Laspina tomó la palabra para responder las acusaciones.

Durante su larga exposición comparó datos de las últimas dos décadas y aseguró que en 2015, con Cristina Kirchner, la fuga de capitales fue mayor que en 2016. También señaló que el 2008 fue el año récord de salida de capitales si se lo mide en relación con el PBI.

“Entonces pongamos en la hoguera de la historia al gobierno de Mauricio Macri y al de Cristina Kirchner, los dos por igual”, desafió.

Por su parte, Mayans, que preside la comisión, le pidió en varias oportunidades que “vaya redondeando”, en medio de críticas por parte de legisladores de Juntos por el Cambio sobre el uso del tiempo.

En un contexto de reclamos cruzados, la situación comenzó a tensionarse. “Hemos escuchado a todos, esto es una falta de respeto, usted está en una comisión de control, siendo oficialista y haciendo oficialismo. Esa es la verdad de la milanesa, basta de ser hipócritas”, protestó Laspina.

Por su parte, un ofuscado Mayans lo acusó de ser un “irrespetuoso” y de intentar “convulsionar” la comisión para obstruir el debate.

En ese momento, también intervino el senador Esteban Bullrich, quien aclaró que hasta el momento todos los legisladores habían hablado sin problemas. “Yo entiendo que duela escuchar esto”, dijo con sarcasmo.

La respuesta del peronismo no se hizo esperar. “Cómo te ponés cuando hay que investigar a los amigos, te ponés como loco”, le retrucó el diputado Rodolfo Tailhade.

“Pero por favor, ¿qué amigos? Si estoy peleado con todos. ¿Qué decís?”, dijo Laspina, que estaba por perder el control.

Segundos después, cuando Mayans insistió en que estaba abusando del tiempo de la comisión y lo tildó nuevamente de irrespetuoso, el diputado de Juntos por el Cambio explotó: “¡Usted es un irrespetuoso! Me quiere llevar por delante, me quiere pechear. Yo tendré cara pero no soy boludo, no me quiera llevar por delante”.

Y agregó: “Si no quiere que hable, dígamelo, pero para eso anulemos el debate de la comisión”. También destacó que en sus cuatro años al frente de la comisión de Presupuesto se “fumó” debates de hasta 16 horas.

Luego del exabrupto se escuchó la queja de la senadora oficialista Anabel Fernández Sagasti, que pidió “cuidar las formas”. “¿Qué es ese vocabulario y eso de pegar contra la mesa?”, lo reprendió.

Un poco más calmado, Laspina pidió disculpas y reconoció haberse extralimitado, aunque insistió en que se sintió “agraviado” porque fue interrumpido cuando empezó a “desarrollar un concepto” que no le “gustó” a la oposición.

“Encima usted está ofendido, pero por favor”, fue lo último que dijo Mayans antes de continuar con el debate.

La Comisión Bicameral del Congreso Nacional de Seguimiento y control de la Deuda Externa finalmente resolvió investigar la política de endeudamiento durante la gestión de Mauricio Macri y la fuga de capitales, que según un informe del Banco Central de la República Argentina (BCRA), entre entre 2015 y 2019 superó los USD 86.000 millones.

Entre otras medidas, solicitará pedidos de informes al Banco Central y a la UIF.

La comisión está integrada, además de Mayans, por los senadores oficialistas Maurice Closs, Oscar Parrilli, Matías Rodríguez, María de los Ángeles Sacnun, y Adolfo Rodríguez Saá; de Juntos por el Cambio, Martín Lousteau, Ernesto Martínez y Pamela Verasay, y de Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck.

Por la Cámara baja, la integran los diputados del Frente de Todos, Carlos Heller, Itai Hagman, Rodolfo Tailhade, Cristina Álvarez Rodríguez y Fernanda Vallejos, y por Juntos por el Cambio, Luciano Laspina, Brenda Austin, Federico Angelini, Hernan Berisso y Ricardo Buryaile.

Seguí leyendo: