El Club Atlético Boca Juniors es uno de los beneficiados con esta medida. (EFE/David Fernández)
El Club Atlético Boca Juniors es uno de los beneficiados con esta medida. (EFE/David Fernández)

El Gobierno incluyó en el programa de ayuda estatal para pagar salarios a varias instituciones deportivas, entre ellas algunos de los clubes que integran la primera división de fútbol y diferentes categorías del ascenso, mutuales y equipos de rugby, entre otras. La medida fue anunciada en la Decisión Administrativa 887/2020, publicada este lunes en el Boletín Oficial.

El documento, que lleva las firmas del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, establece la necesidad de sumar a estas entidades en el plan de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Esta iniciativa surgió a partir de una nota que envió el Ministerio de Turismo y Deportes, que conduce Matías Lammens, en la que le solicitó al Comité de Evaluación de este programa incorporar al beneficio a los “servicios de organización, dirección y gestión de prácticas deportivas en clubes”, tanto de fútbol, golf, tiro, boxeo y de otras disciplinas.

Entre las instituciones que recibirás la ayuda del Estado están algunos equipos de la Superliga Argentina, como Boca Juniors, River Plate, Independiente, San Lorenzo, Vélez, Argentinos Juniors, Arsenal, Atlético Tucumán, Godoy Cruz y Estudiantes.

Además, también hay algunos conjuntos del ascenso, como Colegiales, Bocas Unidos, defensores de Belgrano, Sarmiento, Flandria, Laferrere, Sportivo Desamparados y Juventud Unida, entre otros.

También están incluidos en la asistencia algunos clubes de básquet, como Obras Sanitarias o Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia; de rugby, como el Banco Nación, Los Tilos y San Luis, además de mutuales y otras asociaciones civiles.

Entre los considerandos, el texto aclaró que en esta oportunidad se adoptará “un límite salarial respecto de los potenciales beneficiarios del Salario Complementario tomando en consideración la remuneración bruta de los trabajadores y las trabajadoras, y la fijación de criterios para la liquidación de dicho beneficio para los casos de pluriempleo”.

Además, algunas de estas entidades deportivas podrán también postergar “el pago las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino, respecto de los salarios y contribuciones que se devenguen durante el mes de mayo”.

En su informe, el Ministerio que dirige Lammens señaló que “los clubes cumplen un rol social vital en todas las regiones de la Argentina”, ya que “en ellos se realizan actividades que son sumamente beneficiosas para la sociedad”.

En este sentido, la cartera resaltó que estas instituciones se han visto perjudicadas “en su realidad económica por el impacto de la pandemia” porque, por ejemplo, “a raíz del cierre de las Instituciones, los sponsors solicitaron nota de crédito” por lo que pagaron para tener un espacio en los estadios.

Además, se remarcó que los “niveles de morosidad de las cuotas y/o aranceles” en algunos casos llega al 60 o 70%, mientras que hay algunas instituciones que cobraron por actividades correspondientes al mes de marzo y luego tuvieron que reintegrar el dinero a los socios".

Por otra parte, Lammens aseguró que “con la irrupción del COVID-19 los clubes redoblaron su compromiso” y “han puesto sus instalaciones a disposición de Municipios, Provincias y Nación” para que en estos lugares se instalen “nuevos comedores y merenderos”, así como también “vacunatorios, y centros logísticos”.

A fines de abril último, Futbolistas Agremiados comenzó el diálogo con la AFA para llegar a un arreglo sobre el recorte del salario de los jugadores, muchos de los cuales llegaron a un acuerdo, mientras que cada institución, por su cuenta, se encargó de pedirle una ayuda al Gobierno para poder cumplir con el pago a todos sus empleados.

En ese momento, varios equipos hicieron la petición para ingresar al ATP (Programa de Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción), que estipula que el Estado se haga cargo de una parte de los sueldos de todos los empleados, algo que ahora consiguieron.

Seguí leyendo: