Los camiones siguen circulando a pesar de la cuarentena porque su trabajo es considerado un servicio esencial. (Foto: Alejandro Santa Cruz/Telam)
Los camiones siguen circulando a pesar de la cuarentena porque su trabajo es considerado un servicio esencial. (Foto: Alejandro Santa Cruz/Telam)

En medio del avance del coronavirus en la Argentina, el Ministerio de Trabajo de la Nación tiene pensado implementar un protocolo para garantizar la salud de los empleados del transporte, quienes deben seguir realizando sus tareas habituales a pesar de la cuarentena decretada por el Gobierno, ya que su actividad es considerada como un servicio esencial.

Por esta razón, la cartera que dirige Claudio Moroni se encuentra ultimando los detalles de la medida junto a sindicatos y cámaras empresariales que agrupan al personal de distribución y otras áreas relacionadas.

“Ya se están coordinando todas las tareas necesarias para organizar e implementar, junto a la Federación Argentina de Entidades de Transporte y Logística (FAETYL), la Federación Nacional de Camioneros y las cámaras empresarias, un protocolo que garantice la seguridad de los trabajadores”, indicaron fuentes oficiales a la agencia Télam.

En este sentido, señalaron que ya comenzó a ser acordada y elaborada la norma que establecerá los requerimientos mínimos para los empleados del sector, sin que esto afecte “la entrega de productos y servicios esenciales para el normal funcionamiento del abastecimiento y de los servicios básicos", como la recolección de residuos, caudales, distribución de alimentos y bebidas y operaciones logísticas en general.

Claudio Moroni, ministro de Trabajo. (Foto: Presidencia)
Claudio Moroni, ministro de Trabajo. (Foto: Presidencia)

Puntualmente, el protocolo consiste en “extremar la limpieza y desinfección permanente de los lugares de trabajo; tomar la temperatura corporal a los trabajadores al inicio de la jornada laboral; y proveer alcohol en gel a todo el personal y a las unidades, como así también barbijos y guantes de látex”.

“Vivimos una crisis sumamente importante y dramática como para no actuar coordinadamente, por eso desde FAETYL exhortamos a trabajar coordinadamente entre Nación y las provincias de tal forma de no interrumpir la provisión de servicios esenciales”, explicó en un comunicado la mencionada federación.

El organismo señaló que “la logística es fundamental para superar” este momento que está pasando la Argentina, por lo que aseguró que su “compromiso con el país es no dejar de abastecer los productos esenciales” a la población durante la cuarentena.

“Para Faetyl es de vital importancia mantener la operatividad en la actividad de transporte y logística para asegurar el normal abastecimiento de todos los productos y bienes imprescindibles a nivel nacional, atenuando de esta manera el impacto económico y desalentando medidas arbitrarias que puedan atentar contra las necesidades básicas de la población”, agregó.

El transporte, tanto público como de mercadería y de correo, son algunas de las excepciones que estableció el Gobierno cuando decretó el “aislamiento social preventivo y obligatorio” en todo el territorio nacional para evitar la propagación del coronavirus.

Por esta razón, los camiones siguen circulando por la calle libremente para abastecer a supermercados, locales de comida, farmacias y otros negocios y servicios que seguirán funcionando durante la cuarentena, que finalizará el próximo 31 de marzo, aunque puede prolongarse más.

En el Decreto que estableció esta medida, las autoridades nacionales también aclararon que “en todos estos casos, los empleadores y empleadoras deberán garantizar las condiciones de higiene y seguridad establecidas por el Ministerio de Salud para preservar la salud de las trabajadoras y de los trabajadores”.

Seguí leyendo: