El presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta
El presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta

“El 1% es inviable”. En la sede del Gobierno porteño aseguran que las negociaciones con el Ejecutivo nacional por la rebaja de la coparticipación continúan con normalidad y en “buenos términos”. Sin embargo, aclaran que la primera cifra que planteó Alberto Fernández es “injustificable” y no será aceptada.

La ciudad de Buenos Aires percibe un 3,5% de la masa coparticipable. Este coeficiente había sido incrementado por Mauricio Macri en 2016 (pasó del 1,4% al 3,75%) y luego fue levemente ajustado en el marco del Consenso Fiscal. El nuevo recorte del 1% significa una poda de alrededor de $35 mil millones.

En la mesa chica de Horacio Rodríguez Larreta recuerdan que el incremento se fijó cuando se traspasó la Policía de la Ciudad. “No fue un número inventado. Patricia Bullrich -por entonces ministra de Seguridad- estaba negociando con qué recursos se iba a quedar, era su policía. Por eso la negociación fue a cara de perro y se llegó a un número a conciencia”, detallan en Uspallata.

Ante la consulta de Infobae, uno de los hombres de mayor confianza del jefe de Gobierno reconoció que la filtración mediática del monto que pretende recortar el Gobierno nacional los tomó por sorpresa. Además, entienden que la disputa de recursos tomara estado público “no ayuda” porque le quita “margen de maniobra” a todos los actores.

Si bien repiten hasta el cansancio que confían en que dialogando se llegará a un acuerdo, desde el Gobierno porteño dejaron en claro que no dudarán en recurrir a la Justicia: “No vamos a aceptar algo caprichoso; si es irracional y de prepo iremos a la Corte”, adelantan, confiados en que el reclamo se resolverá favorablemente ya que la Constitución establece que toda transferencia de competencias a las provincias debe ir acompañada de los recursos correspondiente.

A la vez, revelaron que en la mesa de negociación por el momento no hay otros puntos que puedan actuar como compensación. Ante los trascendidos de que la rebaja se podría equilibrar con obras, financiamiento o subsidios de algún tipo, en Parque Patricios señalan que ninguna obra, por más onerosas que sea, se compara con tener esa masa de recursos todos los años.

Primera reunión con Alberto Fernández (Maximiliano Luna)
Primera reunión con Alberto Fernández (Maximiliano Luna)

Por otro lado, también cuestionaron el principal argumento del oficialismo: “Lo de la solidaridad es un disparate mayúsculo”. Según su visión, la Ciudad “ya es el distrito más solidario” debido a que en sus hospitales “la mitad de los que se atienden provienen de otras provincias” y también muchos chicos de la provincia van a escuelas porteñas. Además, destacan que junto con la provincia de Buenos Aires son los dos distritos que más aportan a la masa total coparticipable (cerca del 25% en el caso de la ciudad).

Debido a que el Gobierno nacional justificó la medida con el argumento de que la ciudad “es rica” y debe hacer un mayor esfuerzo, el oficialismo porteño contraatacó afirmando que se debe a que “la Ciudad está muy bien administrada, no como muchas provincias que gastan en promedio mucho más por habitante”.

Cerca de Larreta plantean que tal vez, en el marco de la suspensión del Consenso Fiscal, tal vez podría establecerse un marco temporal para destrabar la negociación. Por ejemplo, reducir la coparticipación mientras dure esta suspensión o alguna variante similar.

Esta semana habrá una nueva reunión para continuar con la negociación, posiblemente entre Rodríguez Larreta y el ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro. El oficialismo porteño mantendrá su postura de no confrontación porque entienden que el humor social no está para otro tipo de estrategia y para evitar un desgaste innecesario del jefe de Gobierno. Aseguran que siguen abiertos al diálogo y que se alcanzará un consenso.

Seguí leyendo: