Organizaciones sociales y grupos piqueteros junto a manifestantes del Polo Obrero realizaron un corte en la intersección de la avenida 9 de Julio y Moreno, en ambas arterias, ocasionando una importante congestión en el centro porteño, con excepción del Metrobús. Pasado el mediodía, el tránsito fue liberado aunque por la tarde volvió a interrumpirse a raíz de otra movilización.

Apenas pasados dos días de la asunción de Alberto Fernández, una columna de manifestantes se movilizó en reclamo a la nueva gestión por trabajo, suba de salarios y en pedido de una canasta navideña.

“A 48 horas de que haya asumido el nuevo Gobierno, el criterio no es provocar. Pero acá hay una situación que estamos a 12 días de la Nochebuena y acá la grieta real en Argentina es los que tienen para comer y los que no”, indicó Raúl Castells, el piquetero fundador del Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados (MIJD), que hace tiempo no asistía a movilizaciones. “Por eso esta marcha que se está repitiendo en 23 provincias simultáneamente y creemos que va a movilizar a 20 mil personas en toda Argentina”.

“Pedimos trabajo para no tener que seguir con estas movilizaciones por un pan dulce”, explicó además otra manifestante. "Nada nos asegura que nos den un bono para poder comprar la canasta navideña”.

Raúl Castells, fundador del Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados (MIJD)
Raúl Castells, fundador del Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados (MIJD)

La columna se movilizó desde el Obelisco y se dirigió hacia la calle Moreno, donde algunos dirigentes iban a ser recibidos por autoridades del Ministerio de Desarrollo Social.

El mismo recorrido hicieron horas más tarde militantes de la Organización Clasista Revolucionaria, quienes caminaron desde el Obelisco hacia la sede de Moreno y 9 de Julio, y cortaron temporalmente esta avenida en sentido hacia el sur, incluido los carrilles del Metrobus que van en dirección hacia Constitución.

Luego de una negociación con las autoridades de asistencia social, en la que pidieron la reapertura de programas de trabajo, les ordenaron mantener otra reunión en una dependencia de Desarrollo Social ubicada a tres cuadras. Cerca de las 15, todo el grueso de manifestantes se retiraron a ese encuentro y liberaron la avenida 9 de Julio.