Simulacro de envío de telegramas para el escrutinio provisorio (foto de archivo)
Simulacro de envío de telegramas para el escrutinio provisorio (foto de archivo)

El apoderado del Frente de Todos, Jorge Landau, volvió a poner en duda la transparencia del escrutinio provisorio de las elecciones primarias que se realizarán el próximo domingo en la Argentina.

En diálogo con Luis Novaresio en radio La Red, aseguró que "no" está garantizada la transparencia del conteo provisorio de votos que se realiza tras el cierre de listas en las mesas.

Si bien este proceso es provisorio y no tiene ningún valor legal, el resultado suele ser tomado por los medios y los propios partidos políticos como una tendencia seria sobre la voluntad popular.

"No es un tema nuevo para nosotros, ya hicimos un par de presentaciones. Smartmatic es la piedra del escándalo. Es una innovación con respecto a lo que se hizo siempre. Nunca habíamos tenido problemas con el escrutinio provisorio, pese a una pequeña diferencia menor al 1 por ciento, que es natural", explicó Landau.

Smartmatic es la empresa que ganó la licitación para hacer el escrutinio provisorio. Después de dos décadas reemplazó a la española Indra. Su irrupción es la que genera desconfianza tanto en el kirchnerismo como en Consenso Federal.

El apoderado nacional del PJ, Jorge Landau
El apoderado nacional del PJ, Jorge Landau

Como en elecciones anteriores, el kirchnerismo montará su propio centro informático para procesar datos y contrastarlos con los números que informe el gobierno nacional a partir de las 21.

La semana pasada, la Cámara Electoral se expresó sobre la cuestión. Le solicitó al Poder Ejecutivo Nacional que garantice la transparencia del acto eleccionario. "Pese a reiterados requerimientos de este Tribunal, el escrutinio provisorio continúa bajo la órbita exclusiva del Poder Ejecutivo Nacional sin participación alguna de la justicia nacional electoral en las operaciones atinentes a su diseño, planificación, organización, procesamiento, cómputo y difusión de los resultados", resaltó.

El funcionario Adrián Pérez, a cargo de la organización de las elecciones, cruzó a Landau: dijo que es grave e irresponsable que sugiera la posibilidad de un fraude. Agregó además que la licitación de la nueva empresa que realizará el escrutinio fue pública y que ningún partido u organización la objetó.